vino

Fuente: Ámbito
13/07/2024 12:00

Frustrado por no poder abrir las botellas de vino creó un negocio que está valuado en más de 90 millones

James Martin transformó su frustración en Copa di Vino, un negocio valorado en 90 millones.

Fuente: La Nación
13/07/2024 07:36

El consumo del vino está cambiando a nivel global y las bodegas van por las nuevas oportunidades

Las ventas caen en la industria del vino al igual que el consumo per cápita, que en 2023 se situó en 16,7 litros, muy lejos de los 92 litros de la década de 1970. Según un reciente informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), entre 2005 y 2023 la baja fue de 12,5 litros, lo que marcó un notable cambio en las tendencias de consumo de los argentinos. En este contexto Lulie Halstead, fundadora de Wine Intelligence y miembro del Board de International Wine and Spirits Record (IWSR), visitó la Argentina y marcó en su workshop "El vino en el 2030â?³ los principales desafíos y oportunidades que tienen los productores.Dato sorpresa: en lo que va del año la carne subió casi tres veces menos que la inflación generalDe acuerdo con la International Organisation of Vine and Wine (OIV), la presión sobre el comercio vitivinícola internacional se debe a que la producción mundial de vino supera al consumo, aun cuando la producción en 2023 estuvo en el nivel más bajo desde 1961, debido a las condiciones climáticas extremas y la incidencia de las enfermedades. Además, aún existe un inventario post pandemia, que seguirá impactando en las ventas en 2024, y, de acuerdo con los especialistas, la recuperación comenzará a notarse solo en 2025. Según datos de IWSR, se estima que el volumen total de vino consumido en el nivel global seguirá decreciendo hasta 2028, aunque a tasas más bajas que las observadas entre 2021 y 2023. Sin embargo, la buena noticia es que se prevé que el valor en el retail del vino aumentará en el nivel mundial de 2024 a 2028, y que los mercados que serán clave en este crecimiento de valor serán India y Estados Unidos, además de los economías en desarrollo de países como Brasil, China, México, Sudáfrica y España. ¿Cómo es esto posible? Aparece en la industria con mucha fuerza el concepto de "Premiumización", una tendencia que ya están adaptando las grandes bodegas en la Argentina como consecuencia de la drástica reducción del consumo de vino, principalmente en los segmentos de precio más bajos, dato que se confirma en el nivel mundial según informes de IWSR. Estos cambios en el escenario global del consumo de vino exigen a bodegas y empresas vitivinícolas desarrollar cada vez más estrategias de largo plazo que incorporen las necesidades de los consumidores y se enfoquen en la calidad por sobre el volumen."El vino se seguirá comprando, consumiendo y disfrutando en todo el mundo -expresó Halstead-. Sin embargo, lo que está cambiando es cómo, qué y cuándo se consume. Los próximos años traerán grandes oportunidades para las empresas vitivinícolas que estén verdaderamente orientadas al mercado, no sólo para sobrevivir, sino también para desarrollarse con éxito. Lamentablemente, veremos que muchas empresas que continúan operando exclusivamente como negocios orientados al producto y basándose en modelos del pasado, cerrarán. Este cimbronazo traerá oportunidades positivas para aquellas empresas vitivinícolas que se dediquen a adoptar las necesidades y deseos de sus clientes y consumidores, colocándolos en el corazón de sus estrategias comerciales" comentó Halstead.El precio medio de exportación mundial del vino en 2023 alcanzó un máximo de 3,62 euros por litro, según la OIV; es el más alto jamás registrado. Esto representa un aumento del 29% desde 2020, y se debe principalmente al mayor costo incurrido por los productores, importadores y distribuidores como consecuencia directa de las presiones inflacionarias globales, pero también de la "premiumización". En este sentido, la categoría donde más claramente se ve esta tendencia es en la de los vinos premium rosados, que creció en producción un 25% entre 2001 y 2021 y que hoy representan el 8% de la producción de vino mundial. Sin embargo, otra tendencia está marcando un cambio radical en el consumo de vinos y bebidas alcohólicas: el consumo en moderación. En 2024, según IWSR, un 50% de los consumidores en el mundo ha cambiado sus hábitos post pandemia y beben menos, con menor frecuencia y en menor volumen, mientras que un 30% ha cambiado sus costumbres debido a la necesidad de reducir sus gastos y un 20% lo ha hecho por motivos médicos. "Moderación en el consumo del alcohol bajo la premisa 'less but better' (menos pero mejor) como parte de la premiumización; búsqueda de mayor frescura con preferencia por rosados, blancos y espumosos, y tintos con niveles más bajos de alcohol son tendencias que hay que observar, así como la preferencia por los blendings; es decir, la mezcla de diferentes categorías de bebidas alcohólicas en vez de tomarlas solas. En materia de desafíos para el vino, la cerveza baja en alcohol o directamente sin alcohol, así como las bebidas ready-to-drink se presentan como la principal competencia del vino junto a los cócteles y mezclas", observó Halstead.Salir del gueto"Las bodegas deben sacar el vino de su gueto autoimpuesto", instaba Robert Jospeh, el consultor y experto británico en vinos, cofundador del International Wine Challenge, frase que se compartió en la presentación para hacer foco en el porqué los consumidores eligen beber un vino: como recompensa, para generar nuevos conocimientos, para crear recuerdos, porque tiene un significado social, para refrescarse o simplemente para auto sorprenderse. "Es imperiosa la necesidad de romper barreras para captar la atención de las nuevas generaciones como los "Gen Z" (para quienes hay que ser un experto para tomar vino), y abrir el juego para que deje de ser percibido como opción solo para ocasiones gastronómicas formales", enfatizó Halstead.Aunque la categoría no existe formalmente, los vinos naturales surgen como primera opción en el "Global Alternative Wine Opportunity Index 2024â?³ de IWSR, donde los consumidores parecen identificar positivamente este tipo de vinos según su propia descripción. Pero esta no es la única sorpresa. El segundo lugar lo ocupa el vino orgánico y el tercero es para los vinos de producción sustentable. En el top 10 aparece también la producción "Fair Trade"; los vinos sin sulfitos agregados; los vinos biodinámicos; los veganos, y otra categoría que el consumidor define como "vegetarianos". Son claramente tendencias a las que hay que mirar para entender los nuevos hábitos de consumo, algo que en la Argentina ya está muy presente en la producción.En este contexto, Wines of Argentina (WOFA) cuenta con "Sutenta Vitis", su Programa Integral de Sostenibilidad para el Vino Argentino, que ayuda a las bodegas a obtener las certificaciones asociadas e incluso proporciona incentivos económicos a los productores. La Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) creó la Guía de Autoevaluación de la Sostenibilidad Vitivinícola Argentina una herramienta de gestión para que los productores puedan incorporar la sostenibilidad económica, ambiental y social a toda su actividad. Según Halstead, otro punto que surge del análisis de tendencias tiene que ver con el envejecimiento del consumidor tradicional de vinos y la necesidad de escuchar las preferencias de las personas de entre 50 y 70 años en un mundo donde la expectativa de vida se ha extendido y los gustos han cambiado; prestar atención a los distintos grupos etarios, a las decisiones asociadas con la calidad de vida y al búsqueda de bebidas refrescante no es responsabilidad de los equipos de comunicación de la bodega sino un esfuerzo conjunto de todas las áreas para poder poner foco en lo que el mercado está pidiendo. Esto requiere inversión en investigación y una estrategia de negocios orientada al mercado y no al producto o sólo a las ventas. "El crecimiento del vino en el 2030 dependerá de que las bodegas conozcan quiénes son sus consumidores objetivo y qué cosas valoran - destacó Halstead- determinando dónde están posicionadas sus marcas y qué es lo que las diferencia y distingue para seguir generando conciencia entre sus públicos", concluyó Halstead.

Fuente: La Nación
11/07/2024 18:18

Pidieron un vino de 200.000 pesos pero pensaron que costaba $20 mil: la cuenta final fue su pesadilla

Lo que comenzó como un almuerzo tranquilo entre amigos terminó convirtiéndose en una anécdota viral que causó revuelo en TikTok. Un grupo de jóvenes en Salvador, Brasil, experimentó una confusión monumental con el precio de una botella de vino, lo que resultó en una cuenta de aproximadamente 451.209 pesos. El incidente ocurrió el domingo 7 de julio y se viralizó con fuerza en las siguientes horas.El origen del problema fue una mala interpretación del precio del vino por parte de uno de los integrantes del grupo. Thalyta Figueiredo, una arquitecta de 27 años, compartió en un video cómo ella, su novio y dos amigos más terminaron pagando una suma exorbitante en el restaurante Mistura, ubicado en la Avenida Contorno.Según Thalyta, la idea inicial era elegir el vino más económico para mantener los gastos bajo control. Sin embargo, la dificultad para acceder al menú digital llevó a que su amiga Juliana interpretara mal el precio de una botella de vino blanco Pera Manca. La joven pensó que la botella costaba 20.000 pesos argentinos, cuando en realidad el precio era diez veces mayor: $200.000.Los amigos comenzaron a disfrutar del vino mientras esperaban una mesa, y después de ser llamados al interior del restaurante, continuaron bebiendo y pidieron otra botella sin sospechar nada. Thalyta mencionó que aunque notaron ciertos detalles que evidenciaban un servicio de alta calidad, como la atención minuciosa de los camareros, no se dieron cuenta del error hasta que llegó la cuenta.Pidieron un vino de 200.000 pesos pensando que costaba 20.000: quedaron embargados con la cuenta"Quien recibió la factura fue Pedro, el novio de Juliana. Cuando la mostró, sentí un dolor en el estómago y un calor intenso", relató Thalyta. Al revisar la factura y el menú, confirmaron que habían cometido un grave error.El total de la cuenta, que ascendía a $451.200 pesos, debía ser dividido entre los cuatro amigos, lo que resultó en una cifra individual de $128.022. A pesar de la tensión y la vergüenza, lograron pagar la cuenta.El restaurante Mistura, contactado por el medio G1, aclaró que el precio del vino estaba claramente indicado en la carta, pero comprendieron la inexperiencia de los jóvenes. En un comunicado oficial, la gerencia del restaurante expresó su solidaridad con los jóvenes y les ofreció una cena de cortesía como muestra de buena voluntad.La historia se convirtió rápidamente en un tema de conversación en redes sociales y atrajo tanto la simpatía como la incredulidad de los usuarios. Mientras tanto, Thalyta y sus amigos aprendieron una valiosa lección sobre la importancia de verificar cuidadosamente los precios antes de realizar un pedido, especialmente cuando se trata de bebidas costosas.

Fuente: Clarín
10/07/2024 17:00

Cómo es la cerveza de vino: la bebida fermentada que es furor en Francia y se instaló en Buenos Aires

Una fábrica de Vicente López recibió múltiples premios por sus variedades fermentadas. Desarrollaron junto a la Bodega Gamboa una cerveza producida con uvas que por ahora es la única en venta en Argentina.

Fuente: Infobae
09/07/2024 23:56

Documental peruano 'Vino la noche' triunfa en festival de República Checa con dos prestigiosos premios

El Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary cerró su 58ª edición con el documental peruano "Vino la noche" de Paolo Tizón como gran ganador, obteniendo el Premio Especial del Jurado y el Premio FIPRESCI en la sección Proxima

Fuente: La Nación
09/07/2024 21:00

Pidieron un vino pero se confundieron con el precio y debieron pagar una fortuna: "Sentí un dolor en el estómago"

Lo que comenzó como un almuerzo tranquilo entre amigos terminó convirtiéndose en una anécdota viral que causó revuelo en TikTok. Un grupo de jóvenes en Salvador, Brasil, experimentó una confusión monumental con el precio de una botella de vino, lo que resultó en una cuenta de aproximadamente 451.209 pesos. El incidente ocurrió el domingo 7 de julio y se viralizó con fuerza en las siguientes horas. El origen del problema fue una mala interpretación del precio del vino por parte de uno de los integrantes del grupo. Thalyta Figueiredo, una arquitecta de 27 años, compartió en un video cómo ella, su novio y dos amigos más terminaron pagando una suma exorbitante en el restaurante Mistura, ubicado en la Avenida Contorno.Según Thalyta, la idea inicial era elegir el vino más económico para mantener los gastos bajo control. Sin embargo, la dificultad para acceder al menú digital llevó a que su amiga Juliana interpretara mal el precio de una botella de vino blanco Pera Manca. La joven pensó que la botella costaba 20.000 pesos argentinos, cuando en realidad el precio era diez veces mayor: $200.000.Los amigos comenzaron a disfrutar del vino mientras esperaban una mesa, y después de ser llamados al interior del restaurante, continuaron bebiendo y pidieron otra botella sin sospechar nada. Thalyta mencionó que aunque notaron ciertos detalles que evidenciaban un servicio de alta calidad, como la atención minuciosa de los camareros, no se dieron cuenta del error hasta que llegó la cuenta.Pidieron un vino de 200.000 pesos pensando que costaba 20.000: quedaron embargados con la cuenta"Quien recibió la factura fue Pedro, el novio de Juliana. Cuando la mostró, sentí un dolor en el estómago y un calor intenso", relató Thalyta. Al revisar la factura y el menú, confirmaron que habían cometido un grave error.El total de la cuenta, que ascendía a $451.200 pesos, debía ser dividido entre los cuatro amigos, lo que resultó en una cifra individual de $128.022. A pesar de la tensión y la vergüenza, lograron pagar la cuenta.El restaurante Mistura, contactado por el medio G1, aclaró que el precio del vino estaba claramente indicado en la carta, pero comprendieron la inexperiencia de los jóvenes. En un comunicado oficial, la gerencia del restaurante expresó su solidaridad con los jóvenes y les ofreció una cena de cortesía como muestra de buena voluntad.La historia se convirtió rápidamente en un tema de conversación en redes sociales y atrajo tanto la simpatía como la incredulidad de los usuarios. Mientras tanto, Thalyta y sus amigos aprendieron una valiosa lección sobre la importancia de verificar cuidadosamente los precios antes de realizar un pedido, especialmente cuando se trata de bebidas costosas.

Fuente: La Nación
09/07/2024 16:36

La capital europea que premiará con comida, vino y visitas gratuitas a los turistas que cuiden el medio ambiente

COPENHAGUE.- Dinamarca, reconocido este año como "el país más amigable con el medio ambiente", decidió dar un paso más en esa dirección, y su capital, Copenhague, acaba de anunciar un plan piloto para recompensar a los turistas que colaboren a que siga encabezando el listado de "países verdes".La iniciativa CopenPay premiará a los visitantes que, entre otras actividades, recolecten basura, viajen en transporte público o anden en bicicleta, con almuerzos gratuitos, café, copas de vino, visitas a museos y alquiler de kayak.El plan piloto se desarrollará del 15 de julio al 11 de agosto y, si tiene éxito, se extenderá al resto del año.En el listado que realiza anualmente la Universidad de Yale, Dinamarca se ubicó este año como "el país más amigable con el medio ambiente". El Índice de Desempeño Ambiental clasifica desde 2020 a 180 países en 32 indicadores de desempeño relacionados con la salud ambiental y la vitalidad de los ecosistemas, desde la cantidad de contaminación por partículas en el aire y la pureza del agua potable hasta la salud de las poblaciones de peces y la gestión de los humedales. Luego establece una puntuación que tiene 100 como puntaje máximo. Dinamarca encabezó el listado 2024 con 77,9 puntos, seguido por el Reino Unido, con 77,7 puntos, Finlandia, 76,5 puntos, y Malta 75,3 puntos. La Argentina obtuvo un puntaje de 46,8. En la región el líder fue Costa Rica con 55,5.Objetivos de CopenhagueLa propuesta de Copenhague se lanzó con el fin de compensar la "carga ambiental" que genera el turismo y su objetivo no es incrementar la cantidad de visitantes, según la oficina de turismo de la ciudad."Con CopenPay, permitimos a las personas experimentar más de lo que Copenhague ofrece y al mismo tiempo ejercer una menor presión sobre nuestro planeta", afirmó Mikkel Aaro Hansen, director ejecutivo de Wonderful Copenhagen, la oficina de turismo local."Se trata de crear experiencias significativas y memorables que sean agradables y responsables con el medio ambiente", agregó.Para obtener las recompensas, los turistas simplemente necesitan mostrar su billete de transporte público o una foto de ellos mismos recolectando basura o haciendo voluntariado en granjas urbanas.La jefa de comunicaciones de la oficina de turismo, Rikke Holm Petersen, dijo a la BBC : "Cuando uno viaja al exterior, ya sea que vuele a otros lugares o viaje en coche, está contaminando"."Una de las cosas que podemos cambiar es conseguir que la gente actúe de forma más sostenible en el destino elegido", agregó.Hasta el momento, 24 empresas participan en el plan de turismo sostenible y ninguna de ellas recibe pago del gobierno por participar y ofrecer recompensas gratuitas a los turistas.CopenPay "se basa en la confianza de las pruebas que presente el visitante, del mismo modo que la sociedad danesa es la más confiada del mundo", afirma la oficina de turismo en su sitio web.La alcaldesa de la ciudad, Sophie Haestorp Andersen, dice que está "encantada de ver una iniciativa como CopenPay que combina nuestra rica vida cultural con un fuerte compromiso con la sostenibilidad".Añadió que "al convertir las acciones ecológicas en moneda para experiencias culturales, los turistas tienen una oportunidad única de explorar Copenhague de una manera que beneficia tanto al medio ambiente como a la comunidad local. Esto se alinea perfectamente con nuestros valores y ambiciones de promover soluciones sostenibles en Copenhague".Hansen, como director de la oficina de turismo de la capital danesa, añadió que para su organismo "es una tarea fundamental hacer que los viajes sean sostenibles, y sólo lo lograremos si superamos la gran brecha que existe entre el deseo de los visitantes de actuar de manera sostenible y su comportamiento real"."Puede parecer simple, pero no lo es. Queremos que los visitantes tomen decisiones conscientes y ecológicas y, con suerte, terminen obteniendo experiencias aún mejores durante su visita", añadió.Mientras tanto, los destinos turísticos en España han estado protestando contra el turismo de masas en las últimas semanas. Con el objetivo de ahuyentar a los turistas, días atrás en Barcelona un grupo de manifestantes lanzó pistolas de agua contra visitantes que estaban almorzando en la rambla.Los furiosos lugareños que también orquestaron protestas masivas contra el turismo en las Islas Canarias a principios de este año lanzaron una advertencia a los viajeros británicos la semana pasada, prometiendo que apuntarían a las "principales zonas turísticas".Decenas de miles de personas salieron a las calles de Tenerife el 20 de abril y se cree que unos 200.000 manifestantes participaron en manifestaciones en todo el archipiélago insular.Las protestas, organizadas por varios grupos, entre ellos Amigos de la Naturaleza de Tenerife (ATAN), tenían como objetivo disuadir a los turistas extranjeros y al mismo tiempo obligar a los ayuntamientos a introducir una nueva legislación destinada a proteger las islas de los efectos de una industria turística en constante expansión .Agencias DPA y AFP

Fuente: La Nación
09/07/2024 13:36

Emprendedor: pasó de liderar campañas políticas en EE.UU a crear un country en Mendoza donde los propietarios producen su vino

Corría noviembre de 2004. Mientras la Argentina empezaba a mostrar signos de recuperación tras la trágica salida de la convertibilidad, un politólogo norteamericano llegaba de vacaciones al país para descansar de la intensa campaña política presidencial del candidato John Kerry. Serían dos semanas que cambiarían sustancialmente en su vida y que, con el correr del tiempo, darían lugar a una propuesta inmobiliaria, enológica y gastronómica muy particular: un hotel bodega en el que los visitantes pueden hacer su propio vino.Michael Evans, de él se trata, es cofundador y actual CEO de The Vines, un emprendimiento ubicado en el mendocino Valle de Uco pensado para los amantes del vino. En un predio de 500 hectáreas y con la Cordillera de los Andes a la vista, se trata de un hotel bodega con un loteo de viñedos, con el distinguido restorán del chef Francis Mallmann Siete Fuegos y con residencias frente al majestuoso paisaje. "Es un Disneyland para aquellos a quienes les encanta el vino", resume Mike."Era nefasto", dijo Caputo. Eliminaron un impuesto que tenían que pagar quienes vendieran una propiedad comprada antes de 2018Hasta su llegada a la Argentina, Evans repartía su tiempo entre la política y el vino. Graduado en Ciencias Políticas en la Arizona State University, había trabajado en las campañas de Bill Clinton, Al Gore y John Kerry, entre otros. La pasión por los varietales, por su parte, lo habían llevado a recorrer las mejores bodegas del mundo. Finalmente, el sueño de producir su propio vino lo cumplió en el generoso terroir mendocino y lo amplió para que otros puedan también tener botellas propias: hoy hay unas 350 personas que tienen un viñedo propio de entre media y cinco hectáreas en The Vines.Javier Milei y 18 gobernadores firmaron el Pacto de Mayo: "Que esto sea posible hoy es sin duda símbolo de un cambio de época""Nunca me había imaginado viviendo en otro país que no fuera Estados Unidos. Pero cuando llegué a Mendoza quedé impactado. Era como estar en Napa Valley, pero hace 50 años, un lugar con un potencial enorme por sus vinos, sus vistas y su gente", le cuenta a LA NACION quien dejó las campañas políticas para radicarse definitivamente en nuestro país. Sin hoteles que estuvieran a la altura de la calidad de la uva, Evans vio entonces la oportunidad de comprar una tierra para cumplir su sueño y desarrollar, además, un excelente negocio. Cuando les comentó la idea a algunos de sus amigos norteamericanos, muchos se entusiasmaron e invirtieron con él. "En Napa Valley hay bodegas, hoteles y clubes de vino, pero un acre cuesta un millón de dólares. En Mendoza, US$120.000", precisa.Con precios promedio de US$600.000 por residencia, de más de 150 m², actualmente se están invirtiendo US$22 millones para triplicar la capacidad de alojamiento. Es decir, de las 22 villas que hay hoy se pasará a 55 residencias de lujo, con dimensiones de 136 m² o 270 m² cada una.Hágalo usted mismoDado el alto poder adquisitivo que se necesita para poder disfrutar de las mejores etiquetas, el mercado del vino mueve en todo el mundo enormes cantidades de dinero. Y no se limita, claro está, a la mera compra de botellas caras. El disfrute, hoy más que nunca, pasa por las experiencias: rutas del vino, clubes selectos y catálogos exclusivos son solo algunas de esas vivencias que hoy valoran los consumidores más exigentes. Pero en ningún lugar del planeta, jura Mike Evans, las personas pueden acceder a un pequeño viñedo para producir su propio vino o simplemente "armarlo" siendo clientes de un hotel.Ezequiel Miedvietzky es ingeniero industrial, estudió Management y Desarrollos en Harvard y ha ganado premios de construcción sustentable por los proyectos de su Estudio Amarilla. Acompaña a Mike Evans en The Vines desde 2022 y, aunque vive en Miami, viaja seguido a al Valle de Uco porque tiene por delante el plan de expansión. Reconoce que, hasta toparse con The Vines, no sabía nada de vinos. "Cuando empecé a tratar con Mike, le dije que quería tener mi propio vino. Y la experiencia fue increíble: vinieron enólogos, me hicieron probar cuatro o cinco botellas y luego me hicieron preguntas sobre cuánto quería de uno y cuánto de otro. Al cabo de dos horas, mientras comíamos un asado, ya tenía mi vino", cuenta.La experiencia de Ezequiel se multiplica por cada turista que llega al hotel. Se trata de un modelo que se inicia en el momento en que la bebida ya se encuentra en barrica y se mezcla para el corte final. El otro formato de producción es el de los vinos propios de los propietarios de los mini viñedos. Según Evans, por año producen más de 500 etiquetas distintas, con 36 variedades de uva. "Más que en cualquier otra finca", se enorgullece. De cada producción salen 25 cajas que luego se envían a domicilio a cualquier lugar del mundo. "Hicimos envíos a 19 países", comenta.Qué es lo que hay que hacer para eliminar el sarro de tus dientesPor otra parte, la presencia de Francis Mallmann y su restorán Siete Fuegos amplía la experiencia enológica para dotarla también de un expertise gastronómico. Y es que los turistas aprenden a hacer empanadas, asado y otras destrezas culinarias con un maestro patagónico de la cocina. Y todo con los Andes detrás, por supuesto.De sueño propio a negocio exitosoAdemás de las experiencias inmersivas, The Vines demostró con el tiempo ser un gran negocio. La ocupación casi plena de un hotel en el que la noche cuesta más de US$1000 motivó a Evans a expandir el proyecto con residencias. Las primeras 10 casas se vendieron en apenas cuatro días. Y mientras se planifica la segunda etapa residencial, la marca The Vines prepara su desembarco en Portugal, España y Estados Unidos."A partir de la pandemia y de las dificultades para viajar, empezamos a tener mucho más público argentino. Pero transcurrida la crisis sanitaria, la gente local no mermó. Creo que The Vines es un escape, un retiro, pero también es un buen negocio, porque cuando alguien compra una residencia nosotros la alquilamos como parte del hotel y tiene un retorno entre 10% y 15% anual en dólares", detalla Evans."Es fácil de llegar y hay de todo a pocas cuadras": el nuevo midtown que se está armando en el corredor norte de la ciudad de Buenos AiresPara Miedvietzky, por su parte, lo interesante es que "hoy es un proyecto inmobiliario exitoso independientemente de cualquier situación, lo están comprando de todo el mundo y tiene una orientación pensada en el que compra una propiedad como inversión pero que también quiere disfrutarla".En el fértil Valle de Uco, con los Andes de fondo, la pasión de un norteamericano se convirtió en la posibilidad única de que cientos de personas puedan tener su vino propio y, a la vez, en un gran negocio inmobiliario.

Fuente: Ámbito
08/07/2024 17:16

El mejor Malbec del mundo es un vino argentino y cuesta menos de $7.000

Trapiche Tesoro Malbec 2022 se impuso frente a la participación de más de 1.500 etiquetas de 30 países distintos. Fue creado hace dos años y combina aromas tentadores de frambuesa, cereza negra y hierbas frescas.

Fuente: Página 12
08/07/2024 16:11

Un vino argentino se impuso como el mejor Malbec del mundo en los Sommeliers Choice Awards

La botella obtuvo una Medalla de Oro con 93 puntos. Obtuvo dos galardones, uno como vino del año por varietal y otro como el mejor vino de Argentina.

Fuente: La Nación
05/07/2024 11:18

La echaron del trabajo y como represalia derramó 60.000 litros de vino valuados en US$ 2.7 millones

A mediados de febrero de 2024, las cámaras de seguridad de una fábrica de vino captaron la silueta de una mujer que fue despedida. Ella decidió cobrar venganza tras un año empleada en esa empresa de una forma inusual: botar más de 60.000 litros de la bebida.En diálogo con el diario 'El Mundo', José Moro, presidente de Cepa 21, explicó las funciones de la mujer: "Ella trabajaba en la descarga de uva, en el embotellado o en cualquier otra labor de la bodega".De acuerdo con el medio internacional, la protagonista de la situación se coló en la bodega y no forzó ninguna cerradura. Tras conocer que había sido despedida, ella entró al almacén y vacío los litros de vino valorados en 2.5 millones de euros, o cerca de 2.7 millones de dólares.Según el registro de las cámaras de seguridad, la mujer irrumpió la bodega sobre las 3.30 a.m. Ella abrió las llaves de cinco depósitos de acero, los cuales empezaron a derramar el vino y este se desbordó en el piso.Los medios internacionales revelaron que la implicada había planeado el ingreso 15 días antes. Por esta razón, ella estaba completamente cubierta con una capucha y un traje para tratar de ocultar su identidad. Sin embargo, fue identificada y arrestada por la Guardia Civil de España."Sospechamos básicamente porque las imágenes que se ven en el video obedecían a sus características. Tenía que ser una persona que había estado en la bodega porque entró con la llave y se conocía la alarma", afirmó Moro, quien la tenía puesta en su radar.¿Por qué fue despedida?José Moro, presidente de Cepa 21, explicó que la mujer "realmente hacía bien su trabajo". No obstante, la decisión se tomó por razones logísticas."Simplemente porque hay puntas de trabajo, como en vendimias o en navidades, que es cuando solemos coger a más gente, pero luego esa gente va abandonando el puesto de trabajo un poco por antigüedad y por productividad", expresó a 'EL Mundo'.Además, agregó: "En el orden de contratación era su turno de abandonar la empresa. Le avisamos con los 15 días de antelación porque, evidentemente, le queríamos dar la posibilidad de que encontrara trabajo en otro sitio".

Fuente: La Nación
04/07/2024 11:00

Juan Martín Del Potro se activa en modo emprendedor y lanzará su vino: "Resiliencia"

El ex tenista Juan Martín Del Potro estuvo en Mendoza para involucrarse de manera directa en la actividad vitivinícola porque en breve lanzará su propio vino: "Juan Martín Del Potro Resiliencia".Delpo, de 35 años, hace dos temporadas dejó la práctica activa del tenis profesional, carrera en la que ganó el US Open, la Copa Davis y una medalla en los Juegos Olímpicos -entre otros grandes lauros- y ahora en esta nueva etapa de su vida decidió encarar nuevos desafíos y vincularse a la actividad empresarial, asociándose con Andes Growers para concretar la producción de su vino. Por su parte, el diseño de la etiqueta fue creado por la diseñadora Estefanía Abraham y retratado por Estudio Fiki.Del Potro tuvo en Mendoza dos jornadas de trabajo, con la intención de poner su nombre en una etiqueta y de conocer 'in situ' algunos de los pasos de la producción, visitando a proveedores de insumos secos, capacitándose y definiendo cuáles serán los productos que se utilizarán en sus vinos, para luego en la Bodega Puerta de los Andes definir el corte del mismo.El tandilense arrancó por Grupo Altasur, representantes en Sudamérica de Diam, los únicos tapones de corcho liberados de las moléculas que originan desviaciones organolépticas como el TCA, responsable del denominado "sabor a corcho". Luego visitó Altieri, empresa líder en la fabricación de cápsulas para vinos y espumantes. Su primera jornada de trabajó culminó en Palero Impresores, una empresa familiar que lleva más de 85 años en el mercado y en la industria gráfica, muy posicionados en la confección de etiquetas para vinos.Al día siguiente, Del Potro visitó la Bodega Puerta de los Andes, el último establecimiento vitivinícola ubicado en Ruta Nacional N° 7 Km 1067 (Perdriel, Luján de Cuyo) donde junto a Jonathan Tari -responsable de Andes Growers- y Guillermo Boito -representante de la bodega-, recorrieron las instalaciones y recibió una capacitación de parte del enólogo Rolando Lazzarotti -responsable técnico de sus vinos-, con quien definió el corte.El vino será un blend de Malbec de diferentes terroirs, provenientes de Gualtallary, El Cepillo, Chacras de Coria, entre otras zonas, estibados en roble francés de primero y segundo uso, y un porcentaje de la actual cosecha 2024 sin madera, ensamblando complejidad y fruta; vino que apuntará a un segmento Premium. La línea se completará con un espumante, compuesto por Chardonnay y Pinot Noir.Al respecto, Juan Martín Del Potro explicó: "Vine a Mendoza para definir diferentes aspectos de la producción y la evolución de mi vino, y pronto se los voy a compartir. La idea del vino surge de hace ya tiempo atrás. El motivo por el que no lo hice antes fue por el tenis, no tenía tiempo de involucrarme tan de lleno como lo estoy haciendo ahora. Así que creo que es un momento ideal de mi vida para poder dar este nuevo paso, esta nueva aventura, incursionar en todo lo que es el vino y, por supuesto, también disfrutar de todo este mundo que es algo nuevo para mí pero que lo estoy haciendo con mucha pasión"."Hay una asociación con la gente de Andes Growers -sostuvo Del Potro- y son los que me empujaron a que este proyecto se pueda hacer realidad, los que me fueron inculcando cosas nuevas acerca del mundo del vino, y fue muy importante para tomar la decisión de poder encarar esta etapa y este desafío, así que ahora estoy acá en Mendoza y conociendo, aprendiendo sobre todo y con muchas ganas de que esto se haga realidad y que salga de Argentina para el mundo".En relación a los insumos secos que llevarán sus vinos, detalló: "Estuvimos en Diam y elegimos un Diam 30, que es el que va a ir en mi vino. Me brindaron una gran charla, aprendí mucho de lo que es todo el proceso del corcho, hasta tener el tapón que va en la botella y vale la pena aprender sobre eso. Después continuamos en Altieri, que tengo entendido son los mejores en cápsulas y también ese es un mundo que me sorprendió, que no imaginaba que era así, que hay miles de procesos y detalles muy chiquitos que hacen que después al final del día tengas la cápsula a tu gusto, pero que no es nada sencillo. Y por último estuvimos en la imprenta (Palero), definiendo la etiqueta, los colores, los tonos, la tipografía. Y también, algo que creía que era bastante sencillo, después tiene todo su mundo detrás, porque cada colorcito, su tono o su tamaño de tipografía o esas cosas pueden variar en el producto terminado. Fueron jornadas de mucho trabajo, pero trabajo lindo porque lo disfruté".Sobre su visita a la Bodega Puerta de Los Andes, Del Potro resumió: "Terminamos definiendo el corte de vino, trabajando con el enólogo Rolando Lazzarotti, y creo que estamos muy pronto para poder lanzarlo y compartirlo".En relación al nombre que identificará su vino, Juan Martín sostuvo: "Creo que al nombre se llegó con esta palabra que me identifica bastante, que es "resiliencia" y ha sido una buena combinación acompañándolo de mi nombre, y creo que puede impactar, porque fue algo que pasó durante toda mi carrera, que es un poco la vida misma, de obstáculos, de piedras que van apareciendo en los caminos y hay que sortearlas, hay que caer, levantarse, volver a levantarse y continuar. Y creo que encontramos muchas cosas en común entre la palabra resiliencia, mi nombre, mi carrera, todo lo que fue el mundo del tenis para mí y la idea es poder reflejar en el vino".Sobre su carrera como tenista, apuntó  que "es difícil hacer un resumen de toda mi carrera, pero más allá de algunos altibajos físicos, más que nada soy un privilegiado de haber hecho la carrera que hice, también de haber jugado desde mi primer torneo hasta el último alrededor de Federer, de Djokovic, de Nadal y de los grandes tenistas de la historia. Para mí fue un honor compartir mi carrera con ellos, aprendí muchísimo y sobre todo, ver que hoy tengo logros importantes y esos logros, la mayoría, fueron en finales contra ellos, es como un plus que le da a mi carrera. Y bueno, como todo, las cosas lindas también tienen su final, terminan, vienen cosas nuevas y en este momento de mi vida estoy, así que muy abierto a explorar nuevos caminos y a desafíos como esto del vino".

Fuente: La Nación
30/06/2024 16:00

El dilema de Mendoza: en la tierra del vino, se disparan los niveles de alcoholemia al volante y hay trágicos accidentes

MENDOZA.- En la principal provincia productora de vino de la Argentina, hay una realidad que inquieta a toda hora: la presencia de conductores con niveles de alcohol en sangre superiores a los permitidos no para de crecer, lo que implica también altas probabilidades de provocar tragedias. Entre los siniestros más graves y resonantes ocurridos este año, está el caso de un sommelier que atropelló y mató a dos agentes de seguridad que se encontraban en la banquina de la ruta haciendo controles de tránsito, los cuales paradójicamente suelen ser esporádicos, según pudo observar LA NACION en una recorrida durante semanas en las principales vías de acceso de la región.Tragos, cerveza y vino antes de manejar parecen reiterarse a la hora de circular por las calles cuyanas, y no solo los fines de semana. Así lo indican los incidentes viales que se reportan cada jornada. Una vez llegada la policía al lugar del hecho, hay un preocupante patrón que se repite en las pruebas de alcoholemia: conductores que superan ampliamente la medida de 1 gramo de alcohol por litro de sangre, cuando el máximo permitido por ley es 0,5 g/l (Mendoza decidió no adherir a la Ley Nacional de Tolerancia Cero). Ya se registran incluso sorprendentes e insólitos casos en los que el aparato de medición reporta "error", lo que indica que se rompió la barrera de 3 g/l.Esta situación se convirtió en un problema no solo para las autoridades locales, que prometen endurecer las sanciones y los puestos de vigilancia, sino para quienes sufren los siniestros de tránsito. Los datos hablan por sí solos: en lo que va del año ya ocurrieron casi 100 muertes, de las cuales más del 70% tienen vinculación con el consumo de alguna sustancia y el exceso de velocidad.En una recorrida que realizó LA NACION por las principales rutas de acceso a esta provincia y en las inmediaciones de bodegas, restaurantes y boliches se pudo observar no solo falta de toma de conciencia ciudadana a la hora de conducir bajo los efectos del alcohol, sino la escasa presencia policial. "Los controles son muy escasos, faltan muchos recursos humanos y tecnológicos también. En cuanto al consumo en realidad no es tanto el vino, hay mucho consumo de bebidas blancas; muchas mezclas también. Es correcto el permitido de 0,5 g/l, ya que no hay antecedentes de accidentes con esa cantidad de alcohol; la mayoría está por arriba de 1 g/l, e incluso los 2 g/l", expresó el especialista en seguridad vial Hugo Fiorens, coordinador del Observatorio de Seguridad Vial de la ONG Voluntarios en Red Mendoza y exdirector de la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial de Mendoza.Asimismo, el experto indicó que la provincia no es ajena al resto del país en cuanto a consumo de alcohol al volante, pero tiene la complejidad del transporte de carga internacional. "Conducen a exceso de velocidad, consumen alcohol y otras sustancias también", indicó. Además, el profesional puso el foco en las zonas rurales. "Allí son mucho más frecuentes los incidentes, y todos los días", advirtió.En la industria vitivinícola también analizan la dramática situación. "El alcoholismo en exceso sigue bajo estudio en sus causas; nosotros apuntamos a una tolerancia lógica en el consumo. El vino es una bebida que se comparte, en una mesa; no es solitario, o en una barra, como suele pasar con los destilados de alta graduación. No somos los causantes de esta situación, pero sí hay que tener moderación. Hace falta educación, prevención, sanciones y controles: es un cambio cultural", expuso Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA). "La noche, los jóvenes, los fines de semana y la madrugada es lo que más preocupa. Hay que educar, dando libertad y enseñando el peligro, no solo medidas restrictivas. Aunque a muchos en la industria no les simpatiza, nosotros incluso pregonamos tomar el vino con soda. Es un trabajo a largo plazo, hay países desarrollados que han logrado reducir el consumo de bebidas blancas", completó.En contacto con LA NACION, desde una reconocida bodega plantearon; "El mayor consumo problemático vinculado a los accidentes se da con bebidas blancas, cerveza y otras sustancias, pero también hay irresponsabilidad a la hora de tomar vino. Por eso, para nosotros, por ejemplo, es difícil seguir haciendo sunsets o eventos especiales; no solo porque muchos toman de más, sino porque, dependiendo de la bodega, te ponen un control policial cerca y nos complica el negocio y la reputación", expuso el dueño.Así, parecen ya incontables los accidentes en los que se tiene participación el consumo de alcohol. Para graficar la preocupante tendencia basta observar lo que ocurre cualquier día de la semana, cuando se reporta públicamente al menos un siniestro con alcoholemia positiva. Peores son los datos entre viernes y domingo. Tras la presión social y mediática por el crecimiento de los accidentes vinculados a la presencia de alcohol en sangre, durante un operativo de control realizado durante el fin de semana de mitad de junio seis conductores fueron detenidos por alcoholemia positiva de más de 1 g/l.En la intersección de las calles Darragueira y De la Cuesta, Luján de Cuyo, personal de Tránsito Municipal detuvo a un conductor de un Audi A4 con un dosaje de 1,32 g/l. El hombre fue trasladado para el proceso contravencional correspondiente y se secuestró el rodado.En Vasconcelos y Pedro del Castillo, Luján de Cuyo, efectivos de la Policía Vial detuvieron a un conductor de un Peugeot 306 que realizaba maniobras peligrosas. Al descender del vehículo, se constató un fuerte olor a alcohol y el dosaje resultó en 1,72 g/l. El infractor fue trasladado y el vehículo, secuestrado.En la Rotonda de los Caracoles, frente a Chacras Point, Luján de Cuyo, efectivos policiales encontraron un Toyota Corolla dentro de una acequia. La conductora, en visible estado de alcoholización, arrojó un dosaje de 2,08 g/l. Fue trasladada para el proceso contravencional y el vehículo quedó secuestrado.En el Acceso Este, Guaymallén, personal de la Policía Vial interceptó un Ford Fiesta que se había dado a la fuga. El dosaje del conductor fue de 1,22 g/l, por lo que se trasladó y se secuestró el rodado.En la ruta nacional 40, sobre el puente del río Mendoza, Luján, se registró un siniestro vial con una camioneta Ford Ranger que chocó con un colectivo y luego con un guardarraíl. Al conductor, que quedó a disposición de la Justicia, se le detectó un dosaje de 1,65 g/l.En la avenida Mitre e Italia, San Rafael, durante un patrullaje habitual efectivos policiales observaron a un conductor de un VW Gol rojo circulando por la ciclovía. Al detenerlo, personal de Policía Vial realizó un dosaje de alcohol, que arrojó resultado positivo de 1,59 g/l. El juez contravencional ordenó la aprehensión del conductor, su procesamiento, el secuestro del vehículo y las medidas de rigor correspondientes.Hay otro caso llamativo, entre los últimos ocurridos en la tierra del vino, que muestra la gravedad de una problemática que atraviesa todas las edades y clases sociales: el fin de semana XXL, un padre que se dirigía a buscar a su hijo fue detenido con una alcoholemia de 1,69 g/l, más de tres veces el límite permitido por la ley. Otro hecho más, de los últimos días, con ribetes insólitos: un grupo de jóvenes manejaban borrachos, chocaron contra un poste y culparon a un perro; al realizársele el control de alcoholemia al conductor del vehículo, se comprobó que tenía 1,19 gramos de alcohol en sangre.Desde el gobierno provincial, la ministra de Seguridad de Mendoza, Mercedes Rus, acusó recibo de esta realidad y consideró que se deben agravar las penas, sobre todo luego del trágico hecho protagonizado en mayo por el sommelier Hugo Martín Rodríguez, de 44 años, quien atropelló y mató al agente de tránsito Santiago Velázquez y al policía Leonardo Alarcón en el Acceso Sur de Godoy Cruz, después de reconocer haber tomado vino en una cena con un amigo. Las pruebas determinaron que tenía 2,68 gramos de alcohol por litro de sangre."Es ciencia ficción creer que una persona con cinco veces más de alcohol que el límite permitido no pensó en el resultado", expresó la funcionaria mendocina, quien pidió que en este tipo de casos "el derecho esté al servicio de la justicia que la sociedad reclama y quiere". Por eso, Rus opina que existió "dolo homicida" y que se debe actuar judicialmente en consecuencia, bajo la figura del homicidio con dolo eventual, además de aumentar las sanciones para quienes se exceden en el consumo. Rodríguez permanece en prisión, a la espera del juicio, imputado por homicidio simple con dolo eventual, arriesgando desde ocho hasta 50 años de cárcel, aunque sus abogados presionan para cambiar la calificación a homicidio culposo, por lo que piden su liberación o, en su defecto, la prisión domiciliaria. En ese sentido, Rus hizo hincapié en la necesidad de modificar normativas a nivel nacional para aumentar la amenaza punitiva en casos de homicidio culposo y lesiones gravísimas.También afirmó que es necesario aumentar los controles, al tiempo que indicó que más del 90% de los ingresos a las comisarías mendocinas son por conducir con más de 1 gramo de alcohol en sangre. En estos casos, la normativa provincial establece multas de entre $508.000 y $1.143.000, inhabilitación para conducir vehículos de 90 a 365 días, retención del rodado y arresto de hasta 30 días.En diálogo con LA NACION y al borde del llanto, Eugenia Graciela Fernández, familiar de uno de los agentes fallecidos, fue contundente. "Los borrachos que matan al volante tienen que pagar con prisión, y muchos años, no con privilegios de estar como en su casa, ya que las familias no pueden hacer su duelo, no pueden sufrir sus pérdidas", expresó la mujer. Y agregó: "Lloramos mucho de tan solo pensar en la injusticia que se vive cada día. Sabemos que no va haber alcohol cero en una provincia que es la tierra del vino, pero si cambiamos las leyes, una persona que maneja alcoholizada deberá pagar mucho y no manejar más en su vida. Y si mata a otra persona, que directamente le den perpetua. Así la gente va a pensar si maneja borracha".Fiorens profundizó sobre este flagelo que afecta a Mendoza, más allá del vino u otra bebida. "Lo más grave es el consumo de drogas lícitas e ilícitas, ya que no hay forma de detectar en los controles oficiales. Otro tema es la edad en el consumo de alcohol: antes eran los más jóvenes, en estos tiempos son las edades intermedias y las mujeres", aportó el especialista, quien hizo hincapié en la toma de conciencia, ya que considera que hay "anomia social, la falta de respeto a las normas y leyes".Por eso, se apunta a la necesidad de optimizar y potenciar la tarea de vigilancia desde el Estado. "Lo mejor que le puede pasar a un conductor ebrio es que lo detecten en los controles; lo peor es que se convierten en suicidas o asesinos. Pueden terminar muertos, presos, discapacitados y también perder trabajo y cosas materiales. No toman conciencia de la magnitud del problema", aportó el experto, y expuso otro punto crítico: el millonario costo de atención de heridos en los hospitales públicos. "Ni hablar de las personas que quedan con discapacidad y son único sustento de familias, genera un tema social tremendo", concluyó.

Fuente: Infobae
30/06/2024 02:00

"Las chanclas del vino": tres marcas baratas para este verano, ligeras, frescas y por menos de 12 euros

Blancos, tintos y espumosos españoles se cuelan en la lista elaborada por Eric Asimov, el crítico de vinos del periódico 'The New York Times'

Fuente: Infobae
29/06/2024 07:21

El mejor vino de Madrid cuesta menos de cuatro euros

El vino premiado se hace con uva Tempranillo y su vinificación se lleva a cabo en el municipio de Villarejo de Salvanés. Antes de su salida al mercado envejece 12 meses en barrica y diez en botella

Fuente: Infobae
27/06/2024 11:16

Detenida una mujer en Valladolid por sabotear la bodega Cepa 21 y vaciar 60.000 litros de vino

A la espera de que preste declaración, el caso sigue abierto y no se descarta que pueda haber más implicados

Fuente: La Nación
26/06/2024 11:00

Fue a una boda vestida de amarillo y la madre de la novia le regó una copa de vino encima: "ataque dirigido"

Una boda es un evento que generalmente sigue estrictas normas de etiqueta, entre ellas la de reservar el color blanco exclusivamente para la novia.Sin embargo, hay ocasiones en las que algunos invitados parecen ignorar esta convención, causando controversias inesperadas. Este fue el caso de la hija de Sylvia Gordon, conocida en TikTok como @themedicarefamily, quien asistió a una boda con un vestido amarillo y terminó con su atuendo manchado de vino tras un incidente con la madre de la novia.Sylvia Gordon compartió en TikTok una serie de videos que relatan el desafortunado suceso, los cuales han acumulado casi 18 millones de reproducciones. En uno de los videos, Sylvia muestra una fotografía del vestido amarillo que llevaba su hija.Esta imagen fue una respuesta a los internautas que dudaban del color del vestido y pedían pruebas de que no era blanco. A pesar de la evidencia presentada, muchos usuarios no justificaron la acción de la madre de la novia, que vertió intencionalmente una copa de vino sobre el vestido. @themedicarefamily This is a mystery but maybe one day it will come out. â?¬ original sound - Sylvia Gordon | Medicare Mama® El ataque en la recepciónEn los videos, Sylvia explicó que el vestido de su hija era de un tono amarillo dorado. Algunos usuarios compartieron que habían vivido situaciones similares en bodas, donde la iluminación del salón hacía parecer blanca la ropa de ciertos colores. Sylvia describió el incidente como un "ataque dirigido" y criticó la falta de justificación para una acción tan agresiva.La hija de Sylvia asistió a la boda acompañada únicamente de su novio, la única persona que conocía en el evento. Sylvia describió al novio como una "persona maravillosa" y enfatizó que era su primera relación, descartando así cualquier posible conflicto de celos en el matrimonio. @themedicarefamily It must be a case of mistaken identity BUT still not a proper way to handle a situation especially at a wedding! â?¬ original sound - Sylvia Gordon | Medicare Mama® "La madre de la novia pasó con una copa llena de vino y la vertió sobre el vestido de mi hija sin decir una palabra. Fue claramente un ataque dirigido", relató Sylvia en uno de sus videos.En un intento de consolar a su novia, quien estaba visiblemente afectada, el joven también se vertió una bebida sobre sí mismo. Este gesto fue interpretado por Sylvia como un esfuerzo por hacerla sentir mejor en medio del incómodo momento.Consecuencias del incidenteSylvia señaló que ni su hija ni su novio confrontaron a los novios sobre el incidente. Los seguidores de Sylvia en TikTok aconsejaron que informaran a la pareja sobre lo ocurrido para entender mejor el comportamiento de la madre de la novia y, quizás, evitar futuros incidentes."Nunca se lo dijeron a la pareja porque la pareja es amable y no quieren que se sientan mal", explicó Sylvia. "¿Por qué decirle a la pareja que su madre es una psicópata? Si la madre es una psicópata, probablemente la hija ya lo sepa. ¿Por qué avergonzarlos?"La historia ha generado un debate considerable en TikTok, con opiniones divididas sobre la mejor manera de manejar situaciones tan delicadas en eventos sociales importantes.*Este contenido fue reescrito con la asistencia de una inteligencia artificial, basado en información de O Globo, y contó con la revisión de un periodista y un editor.

Fuente: La Nación
26/06/2024 04:00

El juicio de París: el día que el gran vino francés perdió por goleada, en una cata a ciegas, ante un inesperado campeón

¿Se imaginan al humilde Estrella Roja de Belgrado arrebatándole el trofeo de la Champions League en 2002 a los "galácticos" del Real Madrid? ¿O a la Selección de San Marino -considerada la peor de todas- ganando por goleada la final de Qatar? Bueno, eso es lo que ocurrió el 24 de mayo de 1976 en una jornada que pasó a la historia con el nombre de "El juicio de París". Ese día, un panel de grandes bodegueros y críticos franceses fueron parte de una histórica cata a ciegas en la que compitieron destacados exponentes de la élite del vino francés contra un puñado de ignotos vinos Californianos.Y, para sorpresa de todos (jurado incluido), ganó California por goleada, echando tierra sobre las copas de los grandes vinos de Borgoña y de Burdeos. Grandes... y onerosos, que tuvieron que soportar que un Chardonnay del Valle de Napa que se vendía a tan solo 6,50 dólares obtuviera el primer puesto en los blancos, destacándose por sobre grandes Borgoña de más 100 dólares la botella. Días más tarde, cuando un periodista de la revista Time publicó la historia, algo cambió en el mundo del vino: California comenzaba a hablar de igual a igual con Europa, allanando el camino para el vino del Nuevo Mundo."El juicio de París hizo que se vea con otros ojos al vino de Estados Unidos primero, y después al del resto del Nuevo Mundo, porque en esa época los californianos eran los únicos que estaban elaborando vino aspirando a medirse con el Viejo Mundo", comentó Alejandro Iglesias, sommelier y jurado de concursos internacionales. "El juicio de París fue uno de esos eventos game changer. Que un jurado francés haya elegido vinos californianos realmente cambió la historia, e incluso inspiró a muchos otros países, como la Argentina", opinó por su parte Laura Catena, directora de la bodega Catena Zapata.Tal es la relevancia que tuvo El Juicio de París, que al día de hoy botellas de sus ganadores -Chateau Montelena Chardonnay 1973 y Stag's Leap Wine Cellars 1973- se exponen en el Museo Nacional de Historia Norteamericana, en Washington, como parte de la muestra permanente "101 objetos que contribuyeron a construir América".A ciegasEl protagonista principal de esta historia es un inglés llamado Steven Spurrier, entonces con 34 años, afincado en París, que se dedicaba a la venta de vino en su vinoteca Cave de la Madeleine, y había abierto poco tiempo antes L' Academie du Vin, la primera escuela de vino de esa ciudad.Ante la cercanía de la celebración del bicentenario de la independencia de los Estados Unidos, Spurrier decidió organizar una cata de vinos norteamericanos y franceses. Un amigo suyo, responsable del área de banquetes del Intercontinental Hotel de París, le cedió a tal efecto uno de sus salones el 24 de mayo de 1976, de 15 a 18, aunque le advirtió que debía terminar un poco antes, ya que a las 18 en ese salón se celebraría una fiesta de casamiento.Spurrier sabía poco y nada de vino norteamericano, pero guiado por su curiosidad decidió visitar California junto a su socia Patricia Gastaud-Gallagher, para seleccionar personalmente los vinos que habrían de medirse contra los franceses.Para el evento, Spurrier convocó a lo más destacado del mundo del vino y la gastronomía franceses. Así, el día de la cata, al Intercontinental llegaron representantes de esa aristocracia como Aubert de Villaine, propietario de la ya entonces icónica bodega Domaine de la Romanée-Conti, y Pierre Tari, secretario general de la Association des Grands Crus Classés, para integrar el jurado. También dijo presente -y su rol sería clave- el corresponsal de Time en París George M. Taber.El organizador aclaró que había decidido que la cata sea a ciegas. Nadie se opuso, ¿o es que no eran capaces de distinguir con sus sentidos los grandes vinos franceses de los californianos?Los vinos se sirvieron con sus botellas envueltas para ocultar las etiquetas. "Algunos jueces pudieron separar instantáneamente a un advenedizo importado de un aristócrata -escribió tiempo después Taber en su crónica del evento-. Más a menudo, el panel estaba confundido. "Esto es definitivamente California, no tiene nariz", dijo un juez tras beber un Batard Montrachet 73 (Francia)".Pero pronto ocurrió lo inesperado. "En la primera sesión del tasting, los blancos de Borgoña fueron vencidos por los de California", recordó Michael Silacci, ex enólogo de Stag's Leap, una de las bodegas ganadoras de El Juicio de París (actualmente al frente de la bodega Opus One). "Después de eso, los jurados franceses se prometieron "no vamos a dejar que esto ocurra de nuevo con los tintos de Burdeos". Pero sí ocurrió", agregó.Y de la sorpresa el jurado pasó rápidamente al arrepentimiento: "Taber, el periodista de Time, vio a algunos de los jueces pidiéndole a Spurrier que les devolviera sus puntajes, y le dijo a los organizadores que por favor no lo hicieran -relató Silacci-. Y ahí, al contar los votos, quedó expuesto claramente que el Cabernet Sauvignon californiano Stag' s Leap Wine Cellars 1973 había vencido a los tintos de Burdeos".¿Y segundo? Segundo Francia, y nada menos que con el icónico Château Mouton Rothschild, un Burdeos con siglos de historia que había sido vencido por un tinto de una bodega con tan solo 6 años de vida. "Fue un hito para Napa Valley", concluyó Silacci.Arde Troya"Judgment of Paris" fue el título con el que Taber publicó su crónica del evento en la revista Time del 7 de junio de 1976, pero no en referencia a la ciudad donde ocurrieron los hechos, sino a la mitología griega, que relata que París fue elegido por Zeus como juez para entregar la manzana de la discordia a la mujer más bella. Con la elección de Afrodita se desencadena la Guerra de Troya.Justamente, con la nota de Time ardió Troya. El propio Spurrier debió cerrar su vinoteca parisina al ser acusado de prestarse a una campaña contra el vino francés, e incluso muchos de los jueces recibieron el título de "traidor". Pero cuando el fuego se aplacó, comenzó a escribirse otra historia, la que comenzó a hacerle un merecido lugar a los blancos y tintos del Nuevo Mundo en el Olimpo del gran vino de alta gama.

Fuente: Clarín
25/06/2024 15:00

"Loan no vino con nosotros", el video inédito en el que sus primos niegan la primera versión de la familia

Lo dijeron mientras caminaban hacia el naranjal al que, según la primera versión familiar, también había ido el nene que desapareció hace 12 días en Corrientes.

Fuente: La Nación
24/06/2024 17:00

Malbec de lujo: la historia, y el precio, del vino que Beckham le regaló a Messi para su cumpleaños

Imposible que el cumpleaños número 37 de Lionel Messi pase desapercibido (menos aun en días en los que se juega la Copa América). Quien dio cuenta del cariño y la admiración por GOAT es el dueño del Inter Miami, el inglés David Beckham, quien posteó en su cuenta de Instagram una foto junto al 10, saludándolo: "Happy Birthday to the greatest ¡Feliz cumpleaños mi amigo!". En la foto Messi sostiene una enorme botella de Malbec. Claramente, no es cualquier vino...Messi sostiene con sus dos manos una botella doble magnum (3 litros) de uno de los vinos tintos argentinos más icónicos. Se trata del Malbec Argentino, que produce desde 2004 la bodega Catena Zapata; un vino que en formato doble magnum y en su cosecha más reciente se vende a no menos de 500 dólares. Claro que, un conocedor de la marca podría fácilmente advertir que la etiqueta del vino es la anterior a la actual, que dejó de usarse con la cosecha 2015 (lanzada al mercado en 2017).En otros palabras, el regalo de Beckham no solo es un gran vino, de una edición especial y muy oneroso. Además corresponde a una cosecha con varios años de guarda, lo que la hace difícil de conseguir (y obviamente incrementa su precio). Malbec Argentino solo se embotelló en formato de 3 litros en las cosecha 2005 y 2006, por lo que se trata de un vino con casi 20 años de guarda, un vino digno de un coleccionista. Un regalo como este es de esperar de David Beckham, un reconocido amante del vino de alta gama. Tal es así que la batalla legal por obtener el permiso municipal para construir en su casa de Cotswolds una cava de 117 metros cuadrados para más de 7000 vinos fue extensamente cubierta por los tabloides londinenses.El messi de los vinosPero el hecho de que Beckham, gran conocedor de los vinos del mundo, se haya inclinado por un vino mendocino es todo un gesto. Claro que fue por una apuesta segura. Malbec Argentino es un vino que sistemáticamente obtiene altos puntajes de la crítica internacional. Por tomar el caso del norteamericano James Suckling, este crítico ha otorgado entre 98 y 99 puntos (sobre un máximo de 100) a las añadas 2012, 2015, 2017, 2018 , 2019 y 2020.Ya desde su nombre, Malbec Argentino se propone reflejar la historia de esta cepa, hoy emblema de la Argentina. Toma sus uvas de viñedos en los que ha sido plantada una selección de vides de Malbec prefiloxéricas, es decir, que tienen el ADN de las vides que arribaron a la Argentina antes de que en Francia se desate la plaga de la filoxera que destruyó sus viñedos.De hecho esa historia es la que cuenta la actual etiqueta de este vino: "La etiqueta rinde homenaje a la historia de la variedad en Francia y a su posterior auge en Argentina. Las cuatro figuras femeninas representan los diferentes hitos en la historia de esta variedad. La primera mujer, que simboliza el nacimiento del Malbec, es Leonor de Aquitania, representada junto al puente de Cahors, donde se originó el Malbec. La segunda mujer, una inmigrante, simboliza a los colonos que emigraron hacia el Nuevo Mundo. La filoxera es la tercera y representa la muerte del Malbec en el Viejo Mundo y su posterior renacimiento en América. Finalmente, está Doña Zapata, simbolizada por Adrianna Catena, quien representa el nacimiento, la tierra y la maternidad, compartiendo las riquezas del Nuevo Mundo", describe la bodega.Sin embargo, la etiqueta anterior, que es la que aparece en el vino con el que posan Messi y Beckham es una ilustración de la "pirámide" que constituye el edificio donde funciona la bodega Catena Zapata. En la foto de Instagram se observa que la etiqueta se encuentra escrita a mano, aunque no queda claro si se trata de una dedicatoria de puño y letra del dueño del Inter.En su elección del vino quizás haya otro guiño. El Malbec Argentino es un vino que lleva la firma del destacado enólogo mendocino Alejandro Vigil, quien desde hace varios años se apoda "el Messi del vino", en virtud de todos los altos puntajes y precios internacionales que ha recibido.

Fuente: La Nación
23/06/2024 03:36

Cambio de vida a los 50. De entrenar al campeón de box Lucas Matthysse a elaborar el vino bonaerense destacado por Tim Atkin

El enólogo Gerardo Pereyra y el chef irlandés Edward Holloway trataban de descifrar señales en el rostro de Tim Atkin, uno de los críticos de vino más influyentes del mundo, que se encarga de catar y ponerle puntaje a miles de bodegas. Sentado en una mesa Aldo's Restaurante, en el barrio de Palermo, el Wine Máster inglés agitaba la copa, asomaba su nariz y bebía de a sorbos los vinos que Bodega Gamboa le había llevado para probar: dos Pinot Noir (2022 y 2023), un Malbec-Cabernet Franc y un Marseillan. Todos elaborados en la finca ubicada en Campana, a 65 km de la Ciudad de Buenos Aires. Un lugar verdaderamente atípico para la viticultura, donde pocos creían posible lograr vinos de calidad. Sin embargo, ahí estaba Atkin, yendo y volviendo siempre al Pinot Noir, cosecha 2022. Gerardo y Edward -encargado del menú del restaurante de la bodega- se miraban y trataban de disimular su entusiasmo. Antes de despedirse, el crítico inglés llamó a una joven sommelier y le recomendó que lo probara. Y a lo lejos, escucharon que pidió una botella de ese vino para acompañar su cena. "Yo dije 'listo, ya está, es todo lo que necesito, ¡no me importa el puntaje!'", recuerda Gerardo, mientras recorre una hilera de vides campanenses castigadas por el invierno. Unos meses después, la bodega recibió un mail con los puntajes: el Pinot Noir 2022 logró 94 puntos y los otros dos, 91."Nunca pensé que nos iba a dar 94 puntos, habíamos hecho apuestasâ?¦. yo me tiraba un poquito abajo, pero cuando nos enteramos, casi nos desmayamos", asegura este enólogo que muchos empezaron a señalar en el mundo del vino como el responsable de una suerte de revolución de los vinos bonaerenses de llanura. Nacido en Chivilcoy en 1969 y radicado en Junín desde los siete años, es protagonista de una historia singular: de una vida dedicada al deporte como profesor de educación física -llegó incluso a entrenar al campeón mundial de boxeo, Lucas Matthysse- a encontrar en el vino una nueva fuente de vida e inspiración: "Le meto a fondo a todo lo que me gusta, soy un explorador. No me gusta la estandarización, lo común o lo típico".La infancia en JunínSu pasión por las recetas, por esa búsqueda alquimista, puede rastrearse en las enseñanzas culinarias de su abuela Etelvina, una maestra en hacer confituras de sandía y otras rarezas. Gerardo vivió una infancia marcada por la libertad de un pueblo que le permitía permanecer muchas horas en la calle, con los amigos, haciendo travesuras. Desde pequeño, comenzó a frecuentar el club Defensa, donde jugaba al fútbol. Todas esas vivencias, ya de grande, lo llevaron a despuntar su otra pasión: la escritura. "Tengo unos cuentitos sobre ese momento de vida", revela.Rápidamente se dio cuenta de que el fútbol no era para él. Influenciado por su amor a las películas de Bruce Lee, se anotó en Taekwondo. Tenía 14 años y su profesor le vio tantas condiciones que le recomendó que estudiara la carrera de educación física. Fue allí, durante la cursada, que conoció de cerca el rugby. Un día lo invitaron a jugar y le fascinó. ¿Por qué es importante este dato? Ahí va: "En los terceros tiempos, sentado, bebiendo cerveza durante horas, en un momento me empecé a sentir mal. Los lunes la pasaba mal, me dolía la cabeza y la panza. Soy muy observador y quise saber por qué me pasaba esto".En esa búsqueda, empezó una búsqueda por eliminación: primero quitó los fiambres, luego las cosas dulcesâ?¦ hasta que sacó la cerveza. "Y al otro día no me sentí mal", cuenta. Fue entonces cuando llegó al vino: lo empezó a tener en el radar. "Había tomado alguna que otra vez, pero no le había dado bolilla. Mi viejo tomaba vino fraccionado que venía a granel en el tren San Martín. El primer vino que tomé era un Falasco, mezclado con algún jugo o gaseosa", cuenta, entre risas.El camino del vinoGerardo no sólo comenzó a tomar de otra manera el vino, sino también a consumir todo lo que rodeaba a ese mundillo. En pleno auge del Canal Gourmet, se hizo fanático del programa Beber, Beber. Lo que más le llamaba la atención era lo que comentaba la gente que sentía al momento de tomarlo. Era el año 2005. Tan enganchado estaba que viajó desde Junín para ir a una exposición en La Rural y ahí se topó con la posibilidad de estudiar en la Escuela Nacional del Vino (ENV). "En 2007, comencé a hacer el curso de cata, viajando una vez por semana en micro y el colectivo 59 hasta la escuela", cuenta."Me volvía loco con los aromas", dice. "Al principio, me decían que algo tenía 'aroma a ciruelas' y yo sentía olor a vinoâ?¦", ríe. "Pero cuando me llegó la primera cajita con muestrarios, comencé a desarrollar esa capacidad, en conjunto con otra gente. Y empezás a viajar con los aromas", agrega. Sus ganas de aprender, su entusiasmo y, también, su capacidad se tradujeron en nuevas oportunidades. El profesor Luis Fontana, enólogo y geólogo, lo convocó entonces para ayudarlo en el asesoramiento de un viñedo que estaba comenzando a sembrarse enâ?¦ Campana. "Yo estaba tan entusiasmado que agarraba la moto y me iba hasta ahí", recuerda.Campeón mundialMientras su relación con el vino crecía, Gerardo se ganaba la vida como "profe" de educación física, trabajando en las escuelas, en el municipio y en un gimnasio, en la parte de musculación y recuperación deportiva. Fue por allí que se cruzó con la gente que colaboraba con Lucas Matthysse. El acercamiento se había dado gracias a otra de sus aficiones: la fotografía: "Había hecho unas fotos de una presentación de Matthysse y las acerqué a la gente del gimnasio Arano, que trabajaban con él".Gerardo había arrancado a practicar boxeo recreativo, un deporte que siempre le había gustado. "Un día, viene Arano y me dice 'viste que tenemos a Matthysse, fuimos dos veces a pelear a Estados Unidos, pero perdimos', y me preguntan si no quería sumarme para darles una mano", cuenta. "Matthysse tenía mucho talento, con todas las virtudes de un boxeador. Me entusiasmé con la idea de ayudarlo. No había que hacer nada extraordinario, pero yo sentía que no tenía que entrenar boxeo, sino potenciar esa pegada sin hacer cambios radicales. Había que cuidarlo y planificar, hacer bien las cosas afuera del ring. De hecho, después lo demostró", añade. El 8 de septiembre de 2012, Matthysse venció al nigeriano Olesegun Ajose y se consagró campeón mundial de la categoría superligero del Consejo Mundial de Boxeo. Gerardo estaba a su lado, en el Hard Rock Café Casino de Las Vegas. "Gracias, loco, esto lo logramos juntos", le dijo el campeón, al bajar del ring.Después de "tocar el cielo con las manos", sintió que lo había dado todo como preparador físico. Eso, sumado a ciertas desilusiones con el ambiente del box, reforzaron su otro costado: el enólogo que comenzaba a florecer. "Sabía que me gustaba, sobre todo, comunicarlo. También había empezado a darle a la escritura, había arrancado un taller y me enganché. Quería tener herramientas para comunicar lo que me pasaba con el vino", revela.De Las Vegas a Campana. El universo de Gerardo cambiaba drásticamente. Los 225 km que separan a Junín del viñedo campanense, eran una oportunidad para ponerse en órbita. Sin embargo, todavía faltaba para comprender que ahí también era posible hacer vino. "En un principio, el planteo en Gamboa era puramente turístico. No estaban interesados en la fruta que iba a dar, ni el vino que se iba a poder producir", revela. Así y todo, las plantas crecían y las uvas maduraban. Lo más complicado para una zona como la pampa húmeda, es justamente obtener una fruta sana. Y lo estaban logrando.Vino a contramano"Yo digo que acá hacemos vino desde la vereda de enfrente", explica. Algo de eso está en la filosofía de otro proyecto que nació en su pago y que se llama, casualmente, Las Antípodas. Mariano Tessone, su dueño, estaba con ganas de aventurarse en la elaboración. "Fue un pionero", asegura. "Un día me preguntó, '¿che, se puede hacer vino acá?', pero le dije lo que sabía en ese momento: 'no sé'", completa. De la mano de la ingeniera agrónoma Gabriela Celeste, Las Antípodas armó un viñedo con 1200 plantas."En el medio Gamboa, entró en una suerte de stand by", reconstruye Gerardo. "No tenía mucho sentido ir hasta allá, no tenía mucho que hacer, así que la relación se discontinuó", añade. Mientras Gerardo estaba alejado, en 2014, tomó las riendas del proyecto Eduardo Gamboa. Y luego sucedería algo maravilloso: sus caminos se volvieron a cruzar, casi de casualidad. Durante la pandemia, a Gerardo lo convocaron para dar cursos online de capacitación en enología para el ENV. Uno de sus alumnos era Eduardo. "Yo tengo una viña", dijo en una de las clases. Gerardo paró la oreja y empezaron a charlar: nunca se habían visto.Eduardo le contó que habían replantado parte del viñedo y que, con el aporte del ingeniero agrónomo uruguayo, Enrique Mirazo, habían logrado obtener mucha fruta. Cuando escuchó esto, a Gerardo se le iluminaron los ojos: "Esta zona es muy complicada, con las lluvias, la humedad, es todo un logro". Eduardo también le reveló que habían probado con elaborar vino, pero no habían tenido resultado y que terminaron dándole la fruta a productores caseros. "Ahí casi me vuelvo loco", recuerda. Gerardo le propuso entonces ayudarlo en la elaboración, sin cobrar su asesoramiento. "Volví a Gamboa porque él confió en mí", dice, orgulloso.Un enólogo en florecimientoParalelamente, antes de retomar sus labores en Campana, Gerardo había elaborado su primer vino 100% propio: un Petit Verdot, en Las Antípodas. "Fue una jugada diferente para ver qué generaba en la gente. Empecé a jugar en la bodega y con las levaduras", explica. "Yo siempre digo lo mismo: nosotros no tenemos una obligación de cumplir con un estándar de vino, somos todo lo otro. No tenemos un compromiso, la gente no sabe lo que es un vino de la provincia de Buenos Aires. No sabe qué esperar. Es una sorpresa. Qué hacemos y qué futuro tenemos, depende de nosotros y de la aceptación del consumidor", completa.En Gamboa, se encontró con un viñedo en pleno reacomodamiento. Primero, elaboraron un Pinot Noir, luego un Malbec y un Cabernet Franc; también un rosadito, que sirvió de base para hacer un vermut propio. Algo andaba dando vueltas en el ambiente. Ya no se trataba de una jugada osada o una movida de marketing (el viñedo más cercano a la Ciudad de Buenos Aires). A ellos mismos les estaba gustando el vino. Comenzaron a invitar a amigos, como el winemaker de Piel y Hueso, Sebastián Bisole, y el ingeniero agrónomo de Viña de Cobos, Facundo Impagliazzo, quienes "quedaron encantados"."Obvio, era una sorpresa para cualquiera poder hacer vino acá", se ataja Gerardo. "No es tanto lo que no funciona en este lugar, sino que no se le presta atención. Para tener una viña con buen resultado en esta zona, lleva más tiempo, dinero y trabajo. En la cordillera se puede manejar una viña de manera más fácil, hay menos preocupaciones. Acá hay que mirar todo el tiempo, este clima húmedo genera mucha vida microbiológica, todo eso hace que la calidad de la fruta se afecte. A nosotros nos gusta la uva y parece que al resto de los seres también", bromea.La recompensaEdward Holloway está tan convencido de lo que están haciendo que, incluso, cambió su plan de vida. De abrir su propio restaurante en Valle de Uco, Hornero, a hacerse cargo del restaurante de Gamboa, en Campana. "La primera vez que tomé el Pinot Noir que luego premió Atkin, me emocioné", cuenta. Gerardo lo mira de reojo y jura que exagera, pero en el fondo, no están en desacuerdo. Algo de eso intuyeron cuando el propio Atkin posteó -en enero del 2023, mucho antes de la cata oficial- algunas fotos de sus vinos favoritos, con el Pinot de Gamboa en primer lugar. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida por Tim Atkin MW (@timatkinmw) "Fue un indicio. Ese pinot era la segunda elaboración. Es todo muy loco. Que en una segunda elaboración, recibas semejante crítica tan arribaâ?¦", dice Gerardo. "Atkin es un ícono, es difícil abstraerse de todo lo que genera", añade.Cuando Eduardo Gamboa le reenvió el mail en el que se anunciaban sus puntajes, Gerardo se puso a leerlo en el living de su casa, junto a su esposa Susana Pelagagge ("la que me banca todas las ausencias"), y no pudo evitar que se le cayeran algunas lágrimas. "Mi hija, Melina, me dice: 'Nunca te vi llorar', y me reventó el corazón". En realidad, lo que más lo moviliza es saber que ahora su vida cambió radicalmente y que tal vez sea el momento de decirle adiós a su otro yo, el profe de gimnasia. Este reconocimiento, encima, viene acompañado con el crecimiento de la bodega, que acaba de anunciar su expansión en la costa con un viñedo en General Madariaga."Creo que mi vida tiene que pasar por el vino", dice. En Gamboa, Gerardo parece haber encontrado su primus inter pares: "Eduardo y yo tenemos algo en común, queremos hacer vino acá". "El tipo se la jugó y yo soy temerario también. Confío mucho en lo que podemos leer de la naturaleza, mirar lo que te dice la planta, que siempre te indica lo que tenés hacer", enseña.Para él, elaborar vino es "un mundo inacabable, en el que te cruzás con profesionales que te cuentan que hicieron tal o cual cosa, y lo logran; más allá de lo técnico, todo depende de la situación: los vinos son irrepetibles y es algo maravilloso. Todo el tiempo aprendés cosas". Más allá de Atkin, Gerardo asegura que "la mejor crítica que uno recibe es cuando la persona se tomó la copa y se volvió a servir. No necesitás que diga nada".

Fuente: Infobae
22/06/2024 18:12

Bailarín de Thalía exige justicia tras brutal golpiza que lo dejó parapléjico: "Vino endemoniado y me electrocutó"

El hombre cuenta el calvario que ha sido recuperar su vida y denunciar a sus agresores

Fuente: Página 12
21/06/2024 00:01

El presidente no vino a escuchar reclamos

El presidente visitó Rosario pero no se reunió con Pullaro ni Javkin, que hablaron a través de sus discursos. Reclamaron más federalismo y obras, bajo una lluvia de silbidos que llegó desde los seguidores del presidente. Milei, que recibió el acompañamiento de los presentes, no se hizo eco y convocó a un nuevo Pacto de Mayo el 9 de julio en Tucumán.

Fuente: La Nación
20/06/2024 21:00

Es brasileño, vino a la Argentina y quedó atónito al intentar entender el uso que le damos a una palabra

Cada vez más turistas que visitan Argentina comparten en sus redes sociales situaciones que les resultan llamativas, desde preparaciones culinarias y hasta formas de ser y hablar. En este sentido, un joven oriundo de Brasil no pudo ocultar su asombro al intentar entender una palabra que los argentinos usamos a diario y para diversas cuestiones, tantas que se quedó sin palabras.Mediante su cuenta de TikTok, el usuario @viniciuzscofield, quien cuenta con más de 180 mil seguidores y se dedica a explicar con humor cómo usan los argentinos diversas palabras o frases, narró lo que le costó comprender cómo se usa una expresión clásica del castellano. Además, admitió que hasta el momento no sabe cómo emplearla de manera correcta, ya que no es parte de su vocabulario. "Existe una palabra que soluciona cualquier situación complicada en Argentina, y esa palabra es 'coso'", lanzó, dejando en claro en su cara la frustración por no poder entender el real alcance de su extendido uso."Los argentinos usan esa palabra para cualquier situación. Pero, no contentos, los argentinos lo complicaron más y más para nosotros, los extranjeros", sumó el joven. En ese sentido, en su video decidió brindar varios ejemplos de cómo se usa, aunque dejó en claro que todo se complica cuando se dice "la cosa" o cuando se suma "el cosito y la cosita"."Cuando el argentino está en una situación rara o sospechosa, dicen 'que cosa rara'", sostuvo, realmente desconcertado. Después, puso otro ejemplo y lanzó: "Se tropezó en la calle y siguió caminando como si tal cosa". "¿¡Qué!? No entiendo, necesito más información. 'Tal cosa', 'me da cosa'", sentenció, realmente frustrado.Las reacciones de los usuarios al video viralComo era de esperarse, el posteo del joven brasileño no pasó desapercibido y se hizo rápidamente viral en la red social china, teniendo en cuenta que acumuló miles de visualizaciones, 'Me gusta' y una gran cantidad de comentarios. Algunos mostraron apoyo a su teoría, mientras que otros intentaron explicarle el uso de la palabra; sin embargo, no faltaron quienes siguieron bromeando con la terminología."Pará, pará. Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, la cosa es así, te lo explico porque no vaya a ser cosa que entiendas cualquier cosa"; "La palabra 'cosa', 'pendorcho', 'chirimbolo' son palabras código, el cual activa la telepatía, la cual solo funciona en Argentina"; "Jajajaja, recién me estoy enterando de que los argentinos somos tan complicados... qué cosa che"; "Coso puede ser cualquier cosa entre un átomo y un agujero negro"; "Lo más gracioso es que nos entendemos jajaja"; "Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa son 2 cosas diferentes"; "Disimuladamente = como quien no quiere la cosa como si fuera tu idea = como cosa tuya" y "Jajaja tal cual, qué genio nadie mejor para explicar la cosa del coso", fueron algunos de los mensajes más destacados de los usuarios.

Fuente: La Nación
20/06/2024 20:00

Excavaron el patio trasero de su casa y hallaron el vino más antiguo del mundo: el "raro" ingrediente secreto

Hace cinco años, una familia residente en Carmona, España, hizo un descubrimiento sorprendente en el patio trasero de su casa: había una tumba de aproximadamente 2000 años de antigüedad. Este hallazgo, que ha sido objeto de estudio por los arqueólogos y antropólogos desde entonces, acaba de revelar uno de los secretos más intrigantes de la antigua Roma y es que allí descansaba el vino más antiguo del mundo en forma líquida.El vino blanco, almacenado en una urna funeraria en la tumba descubierta accidentalmente durante remodelaciones habitacionales en 2019, dejó perplejos a los investigadores y entusiastas de la historia. A pesar de los siglos transcurridos, esta bebida alcohólica conserva características notables que lo asemejan a ciertos vinos españoles modernos, lo que lo convierte en un hallazgo sin precedentes.Según un reciente estudio publicado por Journal of Archaeological Science, la tumba romana contenía ocho cavidades, de las cuales seis albergaban urnas funerarias. Sin embargo, fue en el "nicho 8â?³ donde los investigadores hicieron este descubrimiento tan asombroso. Aquí encontraron una urna que guardaba un anillo de oro, pero también una cantidad inesperada de este líquido rojizo mezclado con restos óseos cremados.Por lo tanto, el ingrediente poco peculiar son los restos humanos incinerados. El autor principal del estudio, José Rafael Ruiz Arrebola, compartió su emoción. "Nuestra primera impresión al abrir la urna fue de sorpresa. No esperábamos que contuviera líquido y mucho menos la cantidad encontrada que fueron unos 4,5 litros. Esta fue la primera vez que se descubrió algo como eso. Hasta el momento, todas las urnas funerarias encontradas contenían únicamente restos óseos cremados y diversos objetos relacionados con ofrendas funerarias", contó a All Thats Interesting en un correo electrónico.Este líquido resultó ser vino en descomposición, un fenómeno natural dado el paso de dos milenios. Aunque su color había cambiado con el tiempo, los expertos pudieron identificar sus componentes químicos característicos del vino blanco, incluyendo una alta concentración de potasio y sodio que le otorgaban un sabor particularmente salado.Para qué se usaba el vino en la antigua RomaEl descubrimiento es significativo no solo por la antigüedad del vino, sino también por el contexto histórico que proporciona. En la antigua Roma, el vino era una parte integral de los rituales funerarios, aunque no se tenía registro de que se utilizara para llenar urnas funerarias. Según la publicación de Journal of Archaeological Science, este hallazgo desafía las concepciones previas sobre las prácticas funerarias romanas y abre nuevas líneas de investigación sobre el uso del vino en contextos ceremoniales.Ruiz Arrebola tenía reservas para catar el vino, señala All Thats Interesting. "Mi colega Daniel Cosano, coautor del trabajo, se aventuró a probarlo esta misma mañana. El sabor es salado, lo que no sorprende dada su composición química, concretamente su alta concentración de potasio y sodio", expresó al medio.

Fuente: La Nación
20/06/2024 16:36

Marcelo Pelleriti, el enólogo del rock: del vino de "99 puntos" de Pedro Aznar a su "metejón" con la música

Marcelo Pelleriti no es solo uno de los principales enólogos del país, el primero que obtuvo en Latinoamérica los 100 puntos Parker, sino también un músico apasionado, cocreador del Festival Wine Rock y autor de un nuevo disco en el que lo acompañan en canciones referentes como Fernando Ruíz Díaz o Juanchi Baleirón.En el álbum, al que llamó Marce Pelleriti y La Lira de Apolo, el enólogo presenta parte de su universo musical entre el rock y el pop con cancionero propio. El trabajo incluye temas de alto impacto como "Bat Hero", un blend de guitarras y violines con guiños al rock progresivo, con voz del autor y del líder de Catupecu Machu, y otros cargados de sensibilidad como "Horizonte", en el que participa el cantante de Los Pericos."Este disco amerita una escucha atenta y paciente sin correr esperando un estribillo para repetir", sugiere el productor y compositor Gabriel Améndola, quien trabajó en la realización del álbum de la mano de Pelleriti, de quien señala: "Ya todos apreciamos y nos conmovemos con su arte a la hora de hacer vinos; en comparación con ese fantástico mundo, su música no dista mucho de una cosecha de alta gama, por la minuciosidad y la paciencia con que se hizo".Las canciones se gestaron en pandemia, cuando la inspiración llegó acompañada de la lectura de autores como el músico barroco y psicólogo francés Pascal Quignard, al que el enólogo llegó por recomendación de su esposa, la psicoanalista y curadora Gabriela Nafissi. Lo impactaron reflexiones como las volcadas en el libro El odio a la música, "a la que se relaciona con la muerte: una tripa de un animal es una cuerda, los violinistas tocan en un campo de concentración". Bajo éstas y otras influencias y con un bagaje musical de años, gestó su disco."El álbum es por momentos más sinfónico y melódico; por otros muy potente, con mucha guitarra, desde la que parten las composiciones", destaca el productor. Y apunta: "En el disco están presentes el aporte y la participación de quienes siempre inspiraron a Marcelo, como Fer Ruíz Díaz, Felipe Staiti, Déborah Dixon, Juanchi Baleirón, Víctor Silione y Guillermo Rigattieri, entre otros. A lo largo del proceso, el gran hallazgo fue 'el Marce cantante', con un vozarrón que nadie se esperaba, con su absoluta entrega y humildad, sus letras y su búsqueda a la hora de autoexplorarse con todo su potencial".Tras el reciente lanzamiento del álbum, cuya presentación en vivo comenzó el año pasado y continúa junto a la banda por distintas localidades del país, el mendocino dio por finalizada recientemente su cosecha número 52, todo un hito en la vida de un enólogo de 54 años. El experto desarrolló durante tres décadas vinos en Mendoza y en Francia, en la localidad de Pomerol, donde se ubican algunos de los mejores terroirs del planeta.Entre viñedos y guitarras, Pelleriti hace de sus dos universos uno: cerca de su cama lo espera cada mañana el instrumento para luego dar paso a una intensa actividad que incluye la planificación de sus vinos, el asesoramiento a bodegas y el momento sagrado del tiempo en el estudio en su casa de la localidad mendocina de Chacras de Coria.De producir unas mil botellas a sus 24 años a 700.000 en la actualidad, Pelleriti experimentó un espectacular recorrido. Enólogo emblema de la bodega Monteviejo durante más de 20 años [hasta 2023], el experto decidió dar un giro recientemente y focalizar su experiencia con una apuesta que próximamente presentará en sociedad: vinos de alta gama bajo la firma Pelleriti Priore. De las 150 etiquetas que llevaban su sello hasta hace poco pondrá ahora toda su atención en la más exclusiva selección."Hago los vinos que a mí me gusta tomar, que puedan trascender, vinos de guarda que se puedan beber dentro de 20 años y que estén vivos", expresó el enólogo a LA NACIÓN durante los días de su última cosecha semanas atrás. En la zona de Agrelo, Pelleriti recorre los viñedos, prueba uvas que saca de una vid de malbec y, con los dedos teñidos de tinto, sentencia: "Le falta". En un mismo día, recorre también la bodega Ojo de Agua, propiedad del músico suizo Dieter Meier [a la que asesora desde hace más de una década], cata el producto en el terreno y en el laboratorio, consulta el pronóstico y cruza variables con los filtros del saber y la experiencia. El objetivo es lograr, una vez más, el mejor vino posible en conjunción con la naturaleza.El acercamiento de quien es también consultor enológico de la bodega Bandini al mundo del vino empezó de forma tan temprana como su iniciación en la música. Cuando a los 7 u 8 años ayudaba a su abuelo a producir el vino para la familia, su padre le regaló su primera guitarra y, de la mano de su tío abuelo, empezó a entrenar tempranamente el oído escuchando en casete a maestros como Paco de Lucía. Más tarde, llegaron su paso por el Liceo Agrícola, la Universidad de Enología, una especialización en viticultura y su trabajo en Eco de los Andes, momento en que ahorraba para comprar uva, botellas y corchos para hacer su vino: primero en el patio de la casa de un amigo, después alquilando un lugar en Tunuyán. Al primero de ellos lo llamó De pura raza. Lo puso a la venta en La posada del jamón, pero no vendía ni "una sola botella", hasta que su amigo y propietario del local, Miguel Cairo, sugirió subirle el precio. "Ahí se empezó a vender", dice y se ríe. Al mismo tiempo, desarrolló el Matices de abril, de sus primeros vinos de alta gama, que llegó al Faena y otros establecimientos. Al poco tiempo, conoció a Michel Rolland, a quien "conquistó" en una entrevista laboral ofreciéndole, como parte del currículum, una de sus botellas para que la probara. El francés cató aquel malbec, se rió y a los pocos días sumó a Pelleriti a su equipo en Monteviejo, junto a la familia Péré Vérge, con la que el mendocino trabajó en la construcción de la bodega mendocina y participó en la producción vitivinícola en el Chateau La Violette, en Francia, donde produjo el vino que en 2010 obtuvo los 100 puntos Parker. "La escuela de alta gama que tuve fue única. Hoy miro para atrás y no lo puedo creer", comparte.Al mismo tiempo, con el paso de los años, Pelliriti tuvo la oportunidad de trabajar junto a músicos destacados que recurrieron a él para crear sus vinos. Cada artista eligió una variedad o blend para su "composición" y el experto se encargó del desarrollo técnico. "Algunos prefirieron vinos con más estructura, otros con menos. Jaime Torres buscó el vino más simple, un malbec fácil de beber, como el que él decía que tomaba su padre". Fer Ruíz Díaz optó por tres varietales para su etiqueta Vanthra. "A él le gustan los blends porque dice que tres variedades son como un trío de batería, bajo y guitarra". Baleirón creó un malbec, el Malbecaster; un rosado, el Pink Floyd, y el Gran Baleirón, un blend de alta gama, y Coti hizo lo propio con Verso, un blend de malbec, cabernet franc y sirah, y Trotamundos. Pedro Aznar pensó sus etiquetas en relación a las octavas musicales y destacó con un blend de malbec y cabernet franc al que James Suckling dio sus 99 puntos en su primera visita al país.Pelleriti también desarrolló vinos con los integrantes de los Enanitos Verdes, Marciano Cantero [murió en 2022] y Felipe Staiti, con Dolores Barreiro y con Matías Camisani. Con Tute lanzó un malbec cuya etiqueta es una obra del ilustrador que cubre toda la botella. Además, fue contactado por el manager de Alejandro Sanz para hacer su vino.La experiencia junto a referentes de la escena nacional otorgó al enólogo una cualidad extra: la de leer las notas musicales y la impronta estilística de cada artista en una botella. "Cada uno logra expresar una personalidad a través del vino y, quizás sin quererlo, hay una relación con sus gustos musicales: a Juanchi [Baleirón] le gusta el vino estructurado, con materia. Con Pedro Aznar se da otro tipo de música: hay una delicadeza, muchísima elegancia. Fer [Ruíz Díaz], que muestra esa rusticidad y ese carácter, creó vinos híper expresivos a nivel aromático e híper equilibrados a nivel de taninos. Él es un tipo con mucha sensibilidad, al que le gusta la armonía y, en sus vinos como en sus temas, hay una sutileza que marca la diferencia", describe. Coti Sorokin "fue una gran sorpresa: le gustó la parte del vino concentrado, con estructura".El vínculo de Pelleiriti con los músicos tuvo en gran parte origen en el Wine Rock, que el winemaker creó en 2011 junto a Rano Sarbach. Durante casi una década, previa a la pandemia, se subieron al escenario del festival con vista a la Cordillera, en Valle de Uco, varias de las principales bandas y artistas del país: Babasónicos, Los Pericos, Catupecu Machu, Willy Crook, Coti, Massacre, Pedro Aznar... El festival volverá a celebrarse a finales de este año con un nuevo formato.¿Con qué artista hubiese deseado el músico y enólogo crear un vino? "Jimi Hendrix", responde. ¿Cómo sería ese vino? "No sé si todos sus vinos serían iguales. Pienso que sería un innovador, como con la guitarra. Para mí él es comparable a Michel Rolland, que aportó un cambio radical al mundo del vino: 'menos rendimiento en la viña, más calidad enológica'. Fue el Jimi Hendrix de la época".

Fuente: Clarín
19/06/2024 11:00

Descubren el vino más antiguo del mundo en una tumba romana

Inicialmente era un vino blanco pero con el tiempo adquirió un tono rojizo.Se ha conservado desde el siglo I después de Cristo.

Fuente: Infobae
19/06/2024 01:00

El bonito pueblo conocido como la 'capital del vino' de Mallorca: una tradición milenaria y la primera D.O. de la isla

Las fiestas de la vendimia son una de las más impresionantes de la región, aunque también la localidad cuenta con un rico patrimonio monumental

Fuente: La Nación
18/06/2024 20:00

"Fue un cambio radical": vino de Portugal para quedarse solo un tiempo y ya lleva más de 25 años trabajando en un campo del norte

El portugués Ricardo Roquette tenía 24 años cuando se tomó un avión hacia la Argentina para dar un giro en su vida. Había vivido siempre en Lisboa, una ciudad de más de 500.000 habitantes, y ahora se mudaba a un campo en el norte argentino, un lugar desconocido para él, con la intención de empezar a producir porotos y quedarse a vivir allí durante unos cinco años. "Fue un cambio radical. Soy de Lisboa, del centro, y de repente me encontré viviendo en el campo, en medio de la nada", dijo. El establecimiento donde se instaló está ubicado a 50 kilómetros de Las Lajitas, una ciudad al este de la provincia de Salta. En esa época, Roquette era estudiante de agronomía en una universidad de Lisboa y hacía unos años había estado en la Argentina en un viaje de turismo con amigos por el sur, pero no conocía el norte."Siempre me gustaron los desafíos y para mí este era uno muy interesante. Disfruto mucho de viajar y conocer cosas nuevas y esto para mí era como una aventura a cinco años", relató el portugués. Sin embargo, lo que inicialmente sería temporal ha llegado a ocupar ya más de la mitad de su vida. Está a punto de cumplir 50 años, lo que significa que ha vivido la misma cantidad de tiempo en ambos países y no tiene intenciones de regresar. Además, desde noviembre del año pasado es tesorero de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).El Banco Mundial habló de dos temas cruciales para el Gobierno y el agroCuando llegó a Las Lajitas, el campo de unas 35.000 hectáreas solo tenía 900 aptas para la producción. Poco a poco en la compañía portuguesa fueron ampliando los límites productivos. Comenzaron con agricultura e inversión en riego. En ese momento no había accesos adecuados al campo y el casco solo contaba con una casa sin electricidad. La empresa tuvo que construir un planteo productivo desde cero en una zona prácticamente virgen.Inicialmente se realizaron inversiones para llevar a cabo algunas campañas agrícolas en las áreas despejadas. Posteriormente, se decidió explorar la ganadería para aprovechar las tierras del monte y compensar así los años de baja productividad en la agricultura. El proyecto contempló una ganadería integral, incluyendo cría, recría, terminación a corral y cabaña. Actualmente están en un proceso de reconversión con proyectos de bonos de carbono. Y cultivan maíz, chía, sésamo, poroto mung y algodón."La Argentina tiene bastantes similitudes culturales con Portugal, pero lo que me fascina de este país es que tiene un sector productivo donde se comparten muchos conocimientos. Además, las grandes extensiones productivas, los amplios proyectos con los que cuentan las empresas y la adaptación rápida de la tecnología. Es fascinante", comentó. Indicó que cuando llegó la siembra directa apenas estaba empezando. Mientras en la Argentina este sistema avanzó rápidamente, en Portugal seguía siendo un avance lento.Con los años, Roquette armó su vida en el país, se enamoró de una salteña, Magdalena, con quien tiene cuatro hijos. También está muy involucrado en la actividad gremial. Comenzó a participar cuando surgió la controversia por la resolución 125 de 2008 de retenciones móviles. Sintió la necesidad de defender el proyecto y el sector. Primero se unió a la Sociedad Rural de Salta (SRS), donde comenzó como vocal y luego secretario. Con el tiempo se involucró en Prograno, que más tarde se transformó en Federsal, entidad que agrupa a las SRS, Prograno, Grupo Lajitas y Legumbres del NOA y tiene representación en CRA.ImpulsoHace dos años fue invitado a formar parte de la mesa ejecutiva de CRA como representante de Federsal y en noviembre de 2023 fue nombrado tesorero de CRA. "Cuando se armaron las listas, Carlos Castagnani (actual presidente de CRA) me dijo que quería que fuera tesorero. Yo no quería ningún rol ejecutivo porque estaba en Salta, pero él insistió en que aceptara el desafío porque creía que podría modernizar la tesorería. Así que fue otro desafío que acepté", dijo Roquette.Señaló que su trabajo se enfoca en la modernización. "No se trata de ganar dinero, sino de hacer actividades gremiales", enfatizó. En este nuevo rol lo que buscará es "dejar las cuentas ordenadas, pero que CRA pueda participar y acompañar a todas sus confederadas con presencia de su CD. También que ingresen fondos a las confederadas que puedan dentro de sus provincias seguir haciendo sus gestiones gremiales".Por otro lado, se refirió a la situación del sector. "Los principales desafíos que enfrenta el sector agropecuario son las retenciones y la reducción de la carga impositiva que pesa sobre el productor. Además, hay problemas de coyuntura, como el tema de Visec [plataforma para garantizar que la soja y la carne que llega a Europa es libre de deforestación], al que CRA está adherido, y no estamos completamente de acuerdo con las barreras arancelarias que impone la Unión Europea", dijo.Caso exitoso: un productor usó una alimentación muy sencilla para un tipo de ganado y el resultado fue abrumador"Otro punto de discusión es la identificación electrónica obligatoria del ganado, una medida con la que no estamos totalmente conformes, ya que creemos que no beneficia a todos los productores y que no debería ser obligatoria, dado que ya existe un sistema de identificación en funcionamiento", agregó.Por último, en relación a las retenciones, concluyó: "La Argentina es uno de los pocos países que aplica retenciones a las exportaciones agropecuarias, lo cual nos pone en desventaja en comparación con otros países agroganaderos a nivel mundial, que no tienen retenciones y logran aumentar su producción. Parece haber algo que no estamos entendiendo correctamente en nuestra política agropecuaria".

Fuente: Página 12
18/06/2024 13:00

AFIP subasta más de 2 mil botellas de vino, champagne y licor

Las botellas encuentran almacenadas en galpones de la localidad de Paso de los Libres, en Corrientes. Son 44 lotes en remate, valuados desde los 800.000, según la cantidad de botellas, y los tipos y marcas de bebidas alcohólicas.

Fuente: Infobae
18/06/2024 05:00

El vino más antiguo del mundo se ha encontrado en una tumba romana en Carmona, Sevilla: un blanco Montilla-Moriles con 2.000 años

El equipo de arqueólogos del Ayuntamiento de Carmona (Sevilla) y la Universidad de Córdoba han analizado este líquido, encontrado en una tumba romana hallada en una casa del pueblo en 2019

Fuente: Infobae
15/06/2024 08:00

Qué le pasa a mi cuerpo si tomo vino tinto todos los días antes de comer

Un consumo moderado de vino tinto puede elevar los niveles de lipoproteínas de alta densidad, comúnmente conocidas como colesterol "bueno"

Fuente: Infobae
12/06/2024 15:11

¿A qué temperatura se debe de tomar el vino?, Tips para enfriar las variantes de la bebida

El origen de cada tipo de vino, método de preparación, diferencias, similitudes. Cómo servirlo, esto es lo que dicen las reglas de etiqueta

Fuente: Infobae
10/06/2024 09:00

El por qué de la caída en las exportaciones del vino argentino

En 2023, las exportaciones de vino argentino cayeron un 31.7% en volumen en comparación con el año anterior

Fuente: La Nación
09/06/2024 02:36

La otra pasión de Imanol. Su historia como amante y producto de vinos: "En el amor y en el vino hay que ser comedido"

Es más bien poca la ceremonia que despliega Imanol Arias cuando se le sirve una copa de vino. Mira, huele y prueba como cualquiera que disfruta del vino con cierta afición, pero a juzgar por la falta de espamento y de pose nadie diría que esta bebida tiene un papel central en la vida del célebre actor español. Amante de la gastronomía -su multipremiado programa Un país para comérselo es un clásico de la televisión española-, Imanol no solo hace vino, sino que juega en las ligas mayores.Su más reciente creación, Bruto, que pronto llegará a la Argentina, nace de su asociación con una bodega de reputación internacional. Antes, en otras oportunidades, hizo vino junto a grandes estrellas del fútbol como Ronaldo y Figo. "A mí el vino me ha regalado todo", dirá en algún momento de esta entrevista, en la que no habla en su más conocida faceta de actor, sino como hacedor y amante del vino.-¿Cómo empieza tu relación con el vino?-Bueno, yo no fui a una escuela normal. A los 10 años entré en la escuela del taller, donde trabajaba mi padre, que era tornero. Por lo tanto, tenía los mismos horarios que él. Comenzábamos a las ocho de la mañana, cuando el dueño abría la fábrica, y salíamos a las 12. Luego, de 12 a 12.15 o 12.20 los padres chiquiteaban.-¿Qué es chiquitear?-Chiquitear es ir tomando vino. Lo que pasa es que tomas de pie. Entra al bar toda la cuadrilla y todo el mundo sabe quién tiene que pagar la ronda; simplemente van y te ponen unos [vasos] chiquitos junto con unas gildas, que son las tapas clásicas que llevan una guindilla vasca, una aceituna y una anchoa de mucha calidad. Y así vas tomando tus chiquitos y tus tapas. En 20 minutos mi aita [padre, en vasco] se podía bajar una botella.-¿Qué hacías vos mientras tanto?-Muchos chicos jugaban al fútbol. Pero los mayores como yo salíamos pitando para casa. Nos daban una botella de litro y medio, vacía, y bajábamos a la bodega. En la bodega había vino de Rioja, que es el vino que se toma en el país vasco. Había de diferentes bodegas, como Haro, Remelluri, Labastida... A mi padre le gustaba el de Labastida, de Rioja Alabesa. Entonces bajabas y pedías "vino para casa". Primero te ponían un chupito para ver si lo reconocías, y recién después te llenaban la botella. Ahora sí, con la botella llena, corrías a la casa y cuando llegaba tu aita lo recibías con el vino. A mí, por ser el mayor y haber llevado el vino, me dejaba tomar un poquito con gaseosa. En el país vasco, el vino es muy importante en las relaciones humanas.Tengo una foto de niño en la que estoy al fondo, con un pantalón corto, una camisa y una corbatita -debía ser un día de comunión o un día de boda-, mirando la cuadrilla de los mayores, con la botella de vino y una servilleta que llevaba para subir el vino a casa. Esa foto es el primer recuerdo que tengo con el vino. Nunca me sentó mal. Hasta que una vez, como con 15 años, en un primer enamoramiento, me cogí un pedo de esos que deliras (ríe). Y a partir de ahí me di cuenta que en el amor y en el vino hay que ser comedido. Primero. no hay que tomar cualquier cosa. Y segundo: cuando decides, ser persistente.-¿Cómo fue evolucionando tu relación con esta bebida?-Yo seguí chiquiteando, pero solo tomaba vino. No me sentaban otros alcoholes. Hoy solo tomo vino y whisky. E indefectiblemente después de beber mucho tiempo vino, uno llega a descubrir que siente una pasión por el Champagne. Todos los vinos del mundo se resumen en una gran copa de Champagne.-¿Esa síntesis la hiciste solo?-Sí, con el tiempo. Fui descubriendo que mis amigos en el mundo del vino nos juntamos... ¿y qué tomamos? "Vamos primero con un poquito de Champagne", decimos. Y después tomamos vino. Pero hay algo con el Champagne que uno va descubriendo y es que allí está todo: la selección de los componentes, la evolución...-¿Te considerás un conocedor?-Para mí el vino es puro placer. Nunca me he sentido un conocedor excesivo, excepto que he aprendido mucho bebiendo. Y tengo, además, cierta memoria de las botellas que he bebido. Luego empecé a interesarme de dónde viene el vino y cómo se hace.-¿Cómo pasaste de beber a hacer vino?-En 2002, época en que yo tengo un éxito en televisión tremendo, cuando arranca Cuéntame cómo paso, me contratan para hacer eventos de puros cubanos. Yo tengo una relación con Cuba, porque mi primera película la hice allí, y guardo muchos recuerdos. En las fábricas de puros de Cuba había siempre un lector o una lectora: mientras torcían las hojas de tabaco, alguien leía una novela o el diario. En los días que no había rodaje, yo iba a la fábrica de Partagás y leía. Años más tarde, cuando España compra todas las fábricas de puros cubanos, se empiezan a hacer eventos en Madrid, Bilbao, Barcelona, París, Roma... Y en el primer evento que me contratan, mi asistente ve que en el otro extremo de la mesa que me toca está el nombre de un gran bodeguero: José Moro, de las bodegas Emilio Moro. Entonces cambia los carteles con los nombres y me coloca a su lado.Durante la comida, en un momento determinado le digo "me encanta el vino". Y él me dice "¿Te gustaría tener algo que ver con el vino?". Le dije "sí, me encantaría". Pausa muy larga. "Oye chaval, ¿tu cómo quieres estar en el vino? ¿Así? [Imanol golpea la mesa en gesto de poner dinero] ¿O así? [se da una cachetada]". Yo le dije "Estoy ganando dinero, quiero estar así [golpea la mesa]".José Moro creó entonces Cepa 21, una bodega ultramoderna que tuvo mucho éxito. Y en Cepa 21 estábamos Ronaldo, Figo y yo como agentes externos. Y durante muchos meses hice muchísima publicidad para esa bodega. ¡Salía hasta en la revista HOLA! A partir de ahí era propietario y accionista de una gran bodega. Pero luego, por mis problemas fiscales, me tuve que deshacer de ella.-¿Qué te dejó esa primera experiencia?-Esa fue mi primera incursión y donde empecé a oler a vainillas, a estar con las maderas, a ver todo el proceso. Y también a aprender a vender el vino. Porque el vino más que venderlo hay que presentarlo como un amigo. Y el comprador te lo elige o no te lo elige. Es muy difícil imponer. Nadie puede con el gusto personal de un vino. Pero antes de vender mis acciones tuve una relación maravillosa con su padre, Emilio Moro. De hecho yo tengo unas botellas de su bodega personal que me cedió. Yo no era su hijo, Emilio tenía suficientes hijos, pero dijo: "¡que al sobrino nunca le falte!". Y en el entierro de Emilio Moro, conocí a otro gran bodeguero, Alejandro Fernández, que estaba esperándome vestido de negro, en la plaza del pueblo, con una botella de su Tinto Pesquera, de esas que han andado por el mundo. Y me dijo: "Emilio siempre me ha hablado mucho de ti". Y ahí entré en una especie de fascinación por los viejos viñadores. Por esa alquimia con la que trabajaban; capaces de hacer el vino corriente y los grandes vinos, que no tenían mercado siquiera en esa época.-¿Y cómo llegás a Bruto, tu propio vino?-Ahí es cuando yo hago un programa que se llamaba Un país para comérselo. En uno de los episodios en que viajamos a Murcia, para hacer un homenaje a Paco Rabal, me bajo una botella de la bodega Gil en 4 minutos hablando de Paco Rabal en cámara. Al tiempo y por medio de un amigo publicista me llega un mensaje de que los Gil me querían conocer. Y la oferta fue muy sencilla: "Nos gustaría hacer un vino con usted". Yo me quedé acojonado. Me encantaban los vinos de Gil y yo pensé que iba a ser lo mismo que con Moro, de hacer muchas portadas y publicidad para la bodega. "No -me dijo Gil-. Vamos a empezar desde la finca de la que salen unas 2000 botellas que hoy no se utilizan para El Nido", que es su gran vino reconocido internacionalmente. Y así surgió esta joya que me regalaron. Ahora es cuando empiezo a valorar el tener algo de lo que no depende mi vida económicamente, pero que de lo que empieza a depender mi vida anímicamente. Hay algo de necesidad, de seguir ampliando el conocimiento, y también de agradecimiento...A mí el vino me ha regalado todo. Hasta la pequeña pérdida económica que tuve con el proyecto anterior me dio la sensación de estar entre barricas, de conocer los trabajos del campo.-¿Con tu vino participás del armado de los blends?-Sí, y es una gran experiencia. Trabajamos con varias parcelas de Monastrell, algunas de Syrah y el Cabernet Sauvignon. Y me encuentro con 16 botellas, así oscuritas, en una mesa llena de copas. Al principio me costaba mucho escupir después de catar... Recuerdo que un día vino el representante de [la publicación especializada en vino] Robert Parker y se metió con Gil a catar los vinos. Cuando fui a despedirme, vi que los dos estaban tumbados en el sofá porque no habían podido dejar de beber y de hablar. A mi eso me pasó una vez también. Pero ya no, ahora lo disfruto. Disfruto entender cómo cada componente es diferente, según hacia donde está orientada la parcela o si ha llovido mucho antes de la cosecha. Estoy viviendo un momento, en este tercio de mi ida, donde el vino culturalmente tiene toda la relación que me interesa.-¿Por qué se llama Bruto?-En esta línea de vinos hechos con Monastrell, la bodega tiene uno que se llama El Nido, un vino precioso con una producción muy limitada en volumen, y otro que se llama Clio. El Nido se exporta, por lo que es más fácil encontrarlo en Texas que en España. Clio también viaja mucho. Para mí El Nido sería Julio César, que está siempre fuera de Roma. Es un gran conquistador de mercados, pero no está en el día a día. Clio sería Marco Antonio, que está siempre presente pero anda con muchos líos de faldas y se va al Nilo. Y al final el que se queda es Bruto, que tiene 36.000 botellas, no ocupa toda la República, pero tiene tiene trabajo en el Senado. No creo que Bruto vaya a apuñalar al César [ríe], pero desde luego quiero que esté presente en la república de mis sueños de vino. Bruto allí es el jefe del Senado.-Hay mucho arte en su etiqueta...-La etiqueta viene de la creatividad de uno de mis socios en este proyecto, que tiene mucha relación con artistas. Él convocó a un pintor de la época de la movida en Madrid, la época de Almodóvar, que se llama Ángel Haro. Y la propuesta que nos hizo Haro fue hacer un molde, en el que echa sobre papel secante tinta china y tinta de vino de la primera cosecha de Bruto, y luego sopla sobre esa moldura para ir creando texturas. Y así, cosecha tras cosecha, va cambiando la imagen, siempre a partir del mismo molde.-Si hicieras en la Argentina un programa sobre gastronomía, como Un país para comérselo, ¿qué historias contarías?-Yo haría un programa sobre cómo la gastronomía argentina ha ido evolucionando junto con el vino. La Argentina es un país para comérselo y bebérselo. Aquí hay dimensión para eso. Diría que hay al menos cinco bodegas de nivel mundial. Algunas de ellas las mejores del mundo en algunos años.-¿Cuáles son tus restaurantes preferidos en Buenos Aires?-Han ido cambiando, aunque hay algunos clásicos más por un tema personal. Hay muy buena gastronomía italiana aquí, pero cuando voy a La Stampa cocino con Felice [su dueño] y cenamos juntos. Es uno de los restaurantes que yo considero mi casa. También Piegari: cuando vengo a Buenos Aires vivo siempre en la Recoleta y ahí me tratan como si fuera sobrino suyo desde siempre. Pero ahora estoy flipando, porque estoy descubriendo restaurantes que me están haciendo olvidar muchos otros de los que tengo recuerdos.-¿Algún recuerdo de restaurantes?-Recuerdo hacer el ridículo en Lola, en el 94. Iba allí y coincidía con Sábato y con Bioy Casares. Era la época del uno a uno y me acuerdo que tenían un plato que se llamaba "ravioles franco torti". Nunca había comida una cosa así en mi vida, pero costaba 36 pesos... ¡36 dólares! Un día estaba con mi amigo Fabián Vena en Lola y yo me ponía muy pesado. Entonces me dijo: "Che, dejate de hinchar, son cuatro ravioles a ocho dólares cada uno... ¡sabés lo que te hace mi mamá con 36 dólares". Yo me quedé comiendo un poco ofendido. Miré alrededor y lo veo a Bioy Casares que le dice a Fabián: "Sí, cuéntele la verdad que no gusta, esto está caro".Pero volviendo a la gastronomía argentina actual, creo que está pegando un cambio radical. Incluso en el tratamiento de los asados, en la cantidad, la proporción, las salsas (que antes eran tres). También posiblemente vaya a haber sorpresas en las guías, o bueno, ya las está habiendo. Pero, ¿qué me falta a mí en Buenos Aires? Quedarme. A mi me falta tiempo en Buenos Aires.-¿Quedarte aquí es una posibilidad?-Ese es el proyecto. Yo estoy donde trabajo y trabajo solo en una lengua. Y hay dos sitios con distinto acento y la misma lengua. Ninguno de los dos rechaza mi acento, pero por muchos motivos yo creo que tendría que estar más aquí. De una manera natural, el teatro va sustituyendo todo lo que has hecho en el cine, que tiene que ver con las edades. Cuando tienes 20 pegas unos pelotazos si das bien en cámara, a los 40 estás en la cumbre, pero al final es el teatro el que te va sosteniendo. Y yo ya no quiero hacer muchos más personajes de padres ni de abuelos.Y por otro lado, hay una enorme diferencia entre el teatro en Buenos Aires y en el resto del mundo de habla hispana. No hay teatro en castellano como aquí. Ni en la cantidad de obras, ni en la cantidad de maestros y de escuelas. Y los argentinos -quizás porque no tomaron tanto vino como los españoles, ni tantas tapas- en la hora del teatro van al teatro. Eso les ha dado muchos siglos de ventaja con respecto al público español, que prefiere meterse una tapa y un vino a las 8 de la tarde aunque esté Robert De Niro haciendo una obra de teatro. Por eso yo me estoy inventando y planteando en esta parte de mi vida tener un pie aquí, un pie a tierra.

Fuente: La Nación
06/06/2024 10:00

La heredera del vino: Es hija de la primera mujer enóloga del país y lidera la transformación de la bodega

"Soy muy amiguera, muy noviera". Así se define Ana Lovaglio Balbo, 37 años, segunda generación de la familia mendocina que es sinónimo de bodegas y buen vino. Con álbumes de fotos familiares donde la Cordillera de los Andes enmarca los viñedos emplazados en Agrelo, Luján de Cuyo, Ana integra un engranaje cuyas piezas se completan con su hermano José y su mamá, Susana Balbo. La impronta de la primera mujer enóloga recibida en el país es clave para repasar el camino recorrido. "Mi mamá es de dar herramientas, no pone trabas. Aprendimos entre los tres a no pisarnos los talones", admite Ana, mamá de tres y casada con su primer novio ("aunque hubo un impasse de 8 años que estuvimos separados").Cuando Ana terminó la secundaria, Susana le ofreció un abanico de posibilidades para seguir una carrera. La licenciatura en Enología era una ficha puesta, pero Ana optó por Administración de Empresas en la Universidad de San Andrés. Viajó a Buenos Aires y volvió a Mendoza con una valija llena de herramientas, ideas y planes para el futuro de la empresa familiar. "Pude construir mi propio espacio", dice desde su oficina, donde desde 2013 maneja los hilos del marketing y la comunicación de la bodega. Y desde donde diseña las estrategias de hospitalidad para el hotel SB Unique Stays, los restaurantes La Vida (recomendado en la Guía Michelin) y el restaurante Osadía de Crear, que forma parte de la bodega.Exclusividad, amenities de lujo, arte, paisajes espectaculares y un viaje inmersivo al universo del vino: de eso se trata la propuesta. Una fórmula con reglas propias dominada por la experiencia única. "Estar un paso antes y leer la mente del huésped. Esa es la consigna", dice Ana. Y agrega que los conceptos de "inteligencia empática" fueron la clave para proyectar las siete suites, que cuentan con spa propio. Entre el menú de "mimos" enmarcados por el imponente Cordón del Plata, en Chacras de Coria, se destaca una ducha de sensaciones, tumbonas climatizadas, rincones de fuego íntimos, tratamientos estéticos que remiten a rituales ancestrales, cava y jardines privados. Para potenciar los sentidos, los ventanales de piso a techo acercan la naturaleza al interior, promoviendo visuales sin barreras."Flexibilidad y anticipación con sentido común es la consigna para que la experiencia wellness sea completa. Si los huéspedes vuelven de una cabalgata encontrarán las bañeras oversize llenas y con el agua a punto. Si se olvidaron un celular, se lo devolvemos cargado. Si se sorprendieron con algún detalle, para la próxima visita tendrán una sorpresa personalizada. La idea es lograr situaciones inolvidables", explica Ana, observadora serial de gustos y hábitos, que los documenta y cataloga "a niveles extremos de personalización", confiesa.Puertas adentro de la empresa familiar, Ana califica la relación con su mamá, pionera y fundadora, como "muy buena, de mucha inspiración y admiración por su trayectoria. Ella es única en su rol. Y de esto fui más consciente cuando armamos juntas el hotel. La veía trabajar muchísimo. Susana no pone peros ni barreras, tiene una cosmovisión única. Hace que todo suceda", señala. Entre las frases que le dijo su mamá a lo largo del recorrido, y la marcaron para siempre, Ana tiene grabada una: "Lo que no sabés lo preguntás", le decía siempre.Como abuela, Susana no es de ir a buscar a los chicos al colegio o llevarlos a la plaza. Pero se ocupa de que no les falte nada, les da herramientas. "Hace lo mismo que hizo con mi hermano y yo. Es extremadamente generosa, siempre piensa cómo puede ayudar", define. Y aclara que los roles están definidos aunque, como es una empresa familiar, "a veces se mezclan un poco. Hay un dicho que resuena mucho en casa: padre emprendedor, hijo empresario, nieto artista. Con mis chicos, que ya nacieron en un hogar que tiene todas las necesidades cubiertas, tengo el desafío de transmitirles lo mismo que me transmitieron a mí: que sean lo que quieran ser, pero serios y dedicados con lo que elijan", dice Ana sobre el futuro de Santi (8), Delfi (6) y Sofía (2).Buena cocina, vinos y arteAdemás de llevar adelante el marketing de la firma, Ana también se ocupa del restaurante La Vida, en el corazón del hotel. Allí, la cocina de Flavia Amad que reversiona platos argentinos en 14 pasos, marida con la colección de obras de arte que se alojan en el espacio. Obras de reconocidos artistas mendocinos configuran una galería que acompaña la experiencia gastronómica y se extiende hasta las suites del hotel. Julio Le Parc, el consagrado representante del arte cinético encabeza el espacio."Lo importante es tener una historia para contar, cada objeto y cada obra encierran sus propios relatos", dice. El Árbol de la Vida del artista mendocino Sergio Roggerone simboliza los 7 estadíos más importantes: "Desde la raíz hasta la libertad absoluta y la esencia plena del corazón humano. La trascendencia, el crecimiento espirtual, el origen y el paso del tiempo", enumera Ana algunos de los símbolos que representan la filosofía familiar. Desde un ave azul y sus dos pichones (Susana y sus hijos) hasta los frutos (el esfuerzo) y las flores (el empoderamiento femenino).Entre la colección también figuran esculturas de Viviana Herrera, pinturas de Enrique Testasecca y una serie de obras botánicas y mapas de Fernando Jereb. También se luce, en blanco y negro, una fotografía original de Sebastião Salgado. Mujer Rural se llama la obra y fue un regalo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura por la colaboración de Susana Balbo y la coautoría del libro "Luchadoras", durante su presidencia en el W20 Argentina. Simboliza los saberes ancestrales y las tradiciones que trasmiten las mujeres rurales y el valor del origen.Cuando Ana camina por la bodega, recorre el hotel o suma algún ingrediente al menú del restaurante piensa en el "privilegio de ser consciente y saber de dónde vengo: de una familia súper resiliente", define. Sus abuelos maternos tenían una pyme de sábanas y manteles bordados. Y los paternos, compraron una finca en Salta para uno de los hermanos que se transformó en Viñas de Balbo, una bodega asociada con varias generaciones de argentinos. Pero Susana quería estudiar física nuclear en Bariloche. "Como mis abuelos no la dejaron, eligió Enología, porque le gustaba mucho la química. Y se quedó en Cafayate trabajando en Michel Torino", repasa Ana. Pero durante los tiempos de la híper inflación las finanzas familiares se complicaron. "A Viñas de Balbo no quería entrar, por desacuerdos familiares. Y junto con mi padre, José Lovaglio, empezaron de 0. Vendieron puerta a puerta 3 mil damajuanas, los estafaron con cheques sin fondos y pólizas falsas. Pero salieron adelante", remarca Ana, que aprendió de chica los secretos del vino, la incidencia del clima, la altura y el terruño."Empecé sabiendo muy poco y aprendí sobre la marcha. La clave es la seguridad del paladar, porque solo se aprende catando y percibiendo las sutilezas", define Ana, que se inclina por los vinos blancos frescos, "complejos pero no sobre madurados ni tapados por la madera", aclara. Exploradora y curiosa, afirma que le gusta "probar y conocer lo que se pueda. Del último viaje traje botellas que ni conocía, de Oregon, Portugal y Nueva Zelanda, que abriremos para compartir en familia, uno de los planes que más disfruto", concluye.

Fuente: Clarín
05/06/2024 08:00

¿Qué cantidad de vino tinto es recomendable tomar al día?

El resveratrol es un antioxidante de las uvas que ayudan con el colesterol bueno. Y está en el vino y otras bebidas.Pero beber alcohol no es bueno en sí. En qué dosis se admite que no perjudica.

Fuente: Perfil
04/06/2024 13:00

Preocupación por la caída de las ventas de vino

En plena crisis económica, la caída de ventas en el mercado interno no se detiene. Leer más

Fuente: La Nación
03/06/2024 04:18

Es rusa y vino a los 8 a Argentina; viajó por el mundo y siempre preocupada por la comida descubrió qué hacer con las plantas silvestres

La atípica infancia de Elena transcurrió, en medio de las mudanzas, entre dos culturas. En un principio la familia se instaló en un sitio prestado de City Bell, después pudieron comprar un terreno en Villa Elisa y ahí su papá construyó una casa con sus propias manos. Elena cuenta que su hermana mayor le enseñó matemáticas y le mostró aún más de lo que necesitaba saber, por lo que entró a la escuela en tercer grado y tras un período de adaptación pronto la cambiaron a cuarto.Los duros inicios y resolver la alimentaciónNo resultó tan fácil ese primer año. Elena lo recuerda como "desastroso", ya que el choque cultural fue tan enorme como inevitable. No quedaron traumas. Sí, el aprendizaje de las herramientas para valerse por sí misma en un nuevo escenario. Como el dinero no sobraba, desde pequeña supo que los alimentos eran un tema a resolver y que la tierra era abundante. Apenas aprendió a dominar el idioma y las costumbres, encontró su lugar.Hoy, desde la tranquilidad del hogar que formó, mientras su bebé de dieciséis meses duerme, Elena recuerda el período que la marcó para ser quien es. No resulta extraño que continuara con el legado familiar. Becada para estudiar música en un conservatorio de Boston, Estados Unidos, se marchó a la aventura sin pensarlo demasiado. Pero la comida no estaba incluida así que entró a trabajar al comedor estudiantil del conservatorio y ahí conoció a Carlos, quien hoy es su pareja. Ella estudiaba violín, él tocaba el fagot. Coincidieron en la cocina, en los planes y en las emociones de una forma que nunca habían imaginado.El comedor del conservatorio era vegetariano. Mientras trabajaban podían comer gratis pero el encantamiento no duraba tanto. "Cuando no trabajaba no comía", y aunque parezca difícil, asegura que en plena juventud no lo sufría, que era parte de su aventura. Como ayudantes, cajeros o en el sector de limpieza, el pantallazo les permitió ingresar en el mundo de la gastronomía, una actividad que comenzaron a disfrutar en paralelo a la vocación.Con un violín y un fagot de vuelta a ArgentinaYa con el título en la mano se mudaron a otra ciudad para hacer la maestría y de regreso a la Argentina, enseguida consiguieron trabajo. Ella, en la Sinfónica Nacional y Carlos, en el Teatro Argentino de La Plata. "No dudamos en quedarnos porque era muy orgánico lo que estaba pasando y además mi familia está acá".Eligieron la cocina en parte porque era divertida y se les daba bien, en parte porque sabían que en la naturaleza la disponibilidad de alimentos era mucho más extensa que la que se puede encontrar en una verdulería. Empezamos a experimentar con otras plantas. "De a poquito fuimos atando cabos de que en realidad comiendo plantas silvestres no había que comprar nada. Nos cayó la ficha de que era un procedimiento que nos hubiera servido muchísimo". Compartirlo con otras personas resultó natural."Hay mucha gente que lo necesita en este momento. Y es comida que no tiene nada que envidiarle a la comida comercial". Por eso, cuando dan talleres, nunca lo promocionan como una forma de ahorrar plata, aunque también sirva para eso. No se trata de una imitación de la comida comercial, sino que es una comida más saludable y nutritiva."Una cosa que siempre me hizo ruido de trabajar en gastronomía es que uno no tiene lugar para crear porque con el tiempo la gente va encontrando el producto que más sale y termina haciendo siempre lo mismo. Con la personalidad que tengo, me aburriría enseguida".Los descubrimientos gastronómicosIncorporar las plantas silvestres en la alimentación fue una vuelta de tuerca para Elena y Carlos. Descubrieron que la vaina madura de la acacia negra se convierte en harina o que el diente de león se come en ensalada. Que en los parques y las plazas crecen plantas salvajes comestibles. Eso les cambió la perspectiva de lo que es la gastronomía, los desafió a incorporar creatividad. ¿Cuáles son las plantas disponibles para cocinar? ¿Qué recetas se pueden crear con ellas? No había manera de aburrirse. "Las plantas son infinitas y con cada una tenés que encontrarle la vuelta, hay partes que se usan de distintas formas".Lo más importante es la disponibilidad, después llegará el turno de combinarlas. "Si te gusta una combinación de tres plantas tenés que ver que las tres estén disponibles al mismo tiempo. Y es una cosa que en la gastronomía tradicional no pasa porque en general se busca algo contrario: tener ingredientes que estén disponibles todo el año porque son comprados y vienen de otros lugares".En lugar de que la receta dicte qué ingredientes conseguir, tal vez de Brasil o de Turquía, Elena deja que la naturaleza proponga los alimentos que llegarán a su mesa. El resultado nada tiene que envidiarle a la cocina gourmet. "Nosotros vemos que hay y en base a eso tenemos que componer algo digno comestible. Es una actividad bastante entretenida que te mantiene siempre pensando".Durante la pandemia la cosa estalló. Mientras mucha gente descubría las bondades de la masa madre y el yoga online, el grupo de Facebook Cocina Salvaje empezó a crecer. Así, a través de cada publicación, se sumó gente de sitios diversos, con un objetivo en común: comer mejor y aprovechar la vegetación de la zona.Las recetas se transformaron en libro en 2021, publicado por la editorial Ecoval y después de algunas presentaciones y difusión, pronto se agotó. Cuando se habilitaron las reuniones empezaron a hacer caminatas de reconocimiento y degustaciones que servían para que la gente apreciara lo que había a su alrededor. "En las veredas y parques es asombrosa la cantidad de plantas comestibles que se pueden encontrar. Son cosas a las que están acostumbrados pero pueden empezar a ver con otros ojos".Al año siguiente escribió con más cancha, y ya embarazada, el segundo tomo que contiene una sección de colorantes alimenticios y germinados. Con dos alumbramientos en paralelo aun no hubo presentación, pero el tercero â??sobre plantas ornamentales comestiblesâ??, acaba de publicarse en medio de la crisis del papel que encarece cualquier libro.La difusión de un estilo de vida más natural se hace a través del boca en boca y crece en las redes sociales, y se extiende a otros países. El reconocimiento del terreno también regresó, con una recorrida suburbana por las calles de Villa Elisa, que finaliza en una comida compartida en alguna plaza o terreno ecológico. "Terminó siendo mi forma favorita de hacerlo porque la gente en su vida cotidiana experimenta eso". Las semillas silvestres circulan por todos lados, también en la ciudad, en donde hay movimiento de gente. Si se evitan las zonas más transitadas y contaminadas, se pueden recolectar sin problemas.Ante la consulta, recomienda la achira, una planta que es comestible en su totalidad y la mayoría de la gente conoce pero no identifica. "Es una planta que se usa a veces de ornamental pero también se asilvestra, si no la mantenés controlada te invade el terreno y es totalmente comestible". Todo se aprovecha: las semillas, las flores, las hojas, las médulas de los tallos y los rizomas, que en algunos lugares se comercializa como almidón.Con la presencia del bebé, cada etapa implica una nueva adaptación, así que de a poco se animan a que participe en los picnics y descubra la comida que consumen sus padres. "Cada vez está más suelto con la gente", dice Elena con una sonrisa. "Come todos los yuyos, o sea come lo que nosotros le ofrecemos, después él elige lo que quiere". Ya saben que su favorito es el huevito de gallo y no hay nada comprado que le guste más que eso. También le enseñan a recolectar, siempre con supervisión, ya que quieren que sea una herramienta que tenga más allá de que la use o no. Las plantas silvestres en un contexto de crisis climática pueden significar una revolución frente al hambre. Elena Iakovleva cuenta con el conocimiento para prepararlas en platos deliciosos.

Fuente: La Nación
03/06/2024 03:18

5 secretos y mitos del mundo del vino para descubrir el Día Internacional del Sommelier

¿Cuánto dura una botella abierta?"Vino abierto, vino muerto" dice el refrán que me gusta repetir. Una vez que abrimos una botella, el oxígeno empieza a hacer su tarea, y la oxidación hace que sabores y aromas muten muy rápidamente. Por eso, el tiempo de una botella abierta es limitado. En el caso de los blancos, 3 o 4 días; en el de los tintos, 4 o 5 días. Estos son los tiempos máximos para una botella tapada con su propio corcho o con un tapón para vinos, conservado en heladera para hacer más lento el proceso de oxidación. Si queda muy poquito líquido, la recomendación es pasar ese vino a una botella de vidrio más pequeña y con tapa. ¿Si lo tomo en una semana me hará mal? No te va a hacer mal, pero los sabores y aromas estarán bastante modificados por acción de la oxidación; el resultado será inferior al vino que abriste una semana atrás. ¿Sirven las bombas de vacío? Ayudan, pero no por eso la botella podrá quedar mucho más tiempo abierta. ¿Y el Coravin? Es un dispositivo que usa argón, que desplaza al oxígeno y es además un gas inerte (o sea que no reacciona con nada), y te permite servir el vino de una botella sin abrirla utilizando una aguja que atraviesa el corcho. Una vez servida la copa, preserva el contenido porque al retirar la aguja el corcho, que es elástico, vuelve a quedar sellado. Si estás pensando en salir corriendo a comprar uno, te cuento que tienen un precio elevado, por lo que sólo es recomendable para aquellos que tienen vinos de guarda costosos en su cava. Los vinos hay que decantarlos para que sean más ricosTiene sentido utilizar un decantador con vinos que tienen más de 10 años en la botella y que sabemos, por experiencia, que precisan airearse para volatilizar algunos aromas y abrir todos los descriptores propios de su evolución. De hecho, es habitual que aquellos vinos que necesiten de este paso lo aclaren y lo recomienden en la contraetiqueta. Para todos los demás, abrirlo y servirlo en la copa, donde podremos moverlo levemente, es suficiente para que la magia suceda. Más de una vez me han preguntado ¿Cuánto tiempo antes abro la botella? Y la respuesta es que ese recaudo es innecesario, porque el pico de la botella es angosto, la botella está llena y por lo tanto no ocurrirá la oxigenación tan solo por abrirla media hora antes. No pierdas el tiempo, servílo en tu copa y, si lo creés necesario, dejá que allí se abra lentamente. Mi recomendación siempre es escuchar al vino que nos habla con sus aromas y no hacer nada sólo "porque se debe". Lo que importa es disfrutarlo. Los vinos se consumen a temperatura ambiente ¿El ambiente de quién? Esta afirmación viene de la época en que las botellas se guardaban en el sótano de la casa, a oscuras y con una temperatura naturalmente fresca, lo mismo que sucede en la cava subterránea de una bodega. Hoy mi sugerencia es que te guíes por las temperaturas sugeridas de consumo que te cuento en mi libro para poder disfrutar mejor tu vino. El vino tinto con carne y el blanco con pescado También proveniente de los usos y costumbres, además de ser una simplificación. Es real que los blancos irán mejor con sabores suaves y pescados. También es real que el tinto será buen compañero de carnes grasas o guisos. Pero no nos olvidemos que esto es relativo. Los pescados blancos y menos grasos como, por ejemplo, un lenguado, pueden ir muy bien con tintos frutados y suaves, así como un atún va con un Merlot. Al mismo tiempo, un solomillo grillado irá bien con un Chardonnay gran reserva. La cuestión es cómo funciona la combinación de aromas, sabores, texturas y características de plato y bebida combinados. El vino más caro es el mejor El precio de un vino tiene que ver con su elaboración, su volumen, sus procesos, su marca, su historia y su comunicación. Desde luego, el precio puede influir en nuestra percepción porque nos sugestionamos creyendo que caro es sinónimo de mejor. Sin embargo, el precio es sólo una variable más y la calidad terminará siendo establecida más bien por nuestro paladar. No voy a negar que los procesos no son iguales en un vino de volumen que en el ícono de una bodega, ¿pero esto significa que nos va a gustar más? No necesariamente. La autora es Sommelier, periodista y autora del libro "Te cuento el vino" del Sello Grijalbo de la Editorial Penguin Random House.

Fuente: Infobae
03/06/2024 01:50

Día Internacional del Sommelier, cómo su evolución transformó a la industria del vino

Desde 1969, cada 3 de junio se celebra a esta figura esencial en el mundo vitivinícola, ya que ha trascendido los restaurantes para sumergirse en bodegas, vinotecas y distribuidoras, entre otros, con el objetivo de promover esta cultura que deleita paladares

Fuente: La Nación
01/06/2024 07:00

Las cinco grandes regiones que definen el vino argentino

La góndola del súper y la winery pueden fácilmente abrumar por su abundancia y diversidad. ¿Cómo entender semejante variedad de etiquetas, varietales, regiones y hasta botellas de diferente diseño y capacidad? En realidad, no es para nada difícil, si miramos el mapa a grandes rasgos.Pronóstico: cómo va a estar el clima durante junio, lluvias y temperaturasLa industria vitivinícola se basa en un concepto fundamental, al que técnicamente llamamos terroir. Podría traducirse como "terruño", pero esta palabra tiene otra resonancia en español. Y además la industria del vino usa el término en francés refiriéndose a una combinación única de un varietal con un cierto suelo, un cierto clima, una cierta altura sobre el nivel del mar y una forma específica de trabajar en ese viñedo (o en esa parcela, según los casos).El concepto de terroir entra en escena en todo tipo de producción agrícola, pero cuando hablamos de vino esta realidad es tan simple como relevante. Es esa combinación única de clima, suelo, variedades y trabajo en el viñedo que produce un vino que expresa su lugar y las condiciones de origen. Desde luego, el término puede sugerir que sólo hablamos del suelo, pero el concepto integra todos los factores, humanos y naturales que interactúan en el viñedo y de allí que para el productor sea clave conocer cada detalle.Esta información es costosa y de difícil acceso, sin embargo, la Argentina es el primer país vitivinícola del mundo en tener toda su superficie cultivada con vid caracterizada bajo un único método científico y con la información libre para los productores. Esto es gracias a un trabajo realizado por el Consejo Federal de Inversiones (CFI), en conjunto con los gobiernos de las provincias vitivinícolas y en articulación con la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar). El estudio se publicó a fines de 2023 y demandó el trabajo de 50 profesionales que relevaron más de 15.000 hectáreas de vid distribuidas en 59 valles y oasis productivos de 14 provincias argentinas. Se realizaron 327 calicatas (los pozos entre hileras de vid que permiten conocer el perfil del suelo) y se colectó información fundamental para la conformación de una base de datos objetiva, uniforme y comparable con más de 2000 capas de mapas e información edáfica, climática y paisajística, que está disponible libremente aquí: https://caracterizacion-fisico-ambiental-coviar.hub.arcgis.com/.La información corresponde a áreas productivas de las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan y Tucumán y ayuda a potenciar el valor de cada territorio, unificar áreas con patrones similares de comportamiento varietal y facilitar el proceso de generación de indicaciones geográficas.Los atributos de un vino son el resultado de la interacción de factores ambientales, biológicos, vitícolas, geológicos, enológicos y culturales, delimitando el terruño óptimo para cada varietal de vid. Este conocimiento hace que productores y bodegas conozcan mejor sus regiones, potencien su producción y puedan comunicar y vender mejor sus vinos a partir de la diversidad. Además, conocer cada región permite elegir la variedad correcta para plantar, así como los cuidados del viñedo y la determinación de la calidad de las uvas y el vino.Las provinciasEn la Argentina hay 18 provincias productoras con 885 establecimientos elaboradores y una superficie cultivada de vid de 207.047 hectáreas dividida en cinco grandes regiones: Norte, Cuyo, Patagonia-Atlántica, Serrana y Litoral.En el norte, la altura marca el gran diferencial del terruño en Jujuy, Salta, Catamarca y Tucumán, una zona que representa el 3,29% de la superficie cultivada del país. Aquí, donde la región es atravesada por el Valle Calchaquí, los Valles Templados y la Quebrada de Humahuaca, se pueden encontrar vides hasta 3329 metros sobre el nivel del mar generando vinos de gran carácter varietal, donde el Malbec es la uva más cultivada, pero el Torrontés es el emblema del territorio.La zona de Patagonia y Atlántica son nuevos terruños que han nacido de la búsqueda por parte de los productores de extender los límites de la viticultura hacia el sur y hacia el este. Así, contamos con los viñedos más australes del mundo, en Chubut, más allá de los 45° latitud sur, y con cultivos en la Indicación Geográfica Chapadmalal, que representa el punto más oriental del cultivo de la vid en la Argentina, además de ser de tipo marítimo. La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut y Buenos Aires representan el 1,99% de la superficie cultivada del país, pero sorprenden por la diversidad y personalidad de sus vinos de estas tierras con gran amplitud térmica y climas extremos.Entre las zonas que comienzan a crecer está la región serrana, con Córdoba como foco de crecimiento vitivinícola gracias a sus 245 hectáreas en siete zonas, 109 viñedos, 12 bodegas y 23 elaboradores artesanales, 13 elaboradores caseros y seis productores de espumosos. Por su parte, en el litoral es Entre Ríos la provincia que destaca con 60 hectáreas de vid registradas y más de 60 productores de uva, cuatro bodegas industriales, 2 champañeras y más de 15 elaboradores de vinos caseros y artesanales.Cuyo es la región destacada del vino en la Argentina. Árida y fértil, esta zona ubicada en el centro-oeste del país se encuentra al pie de la cordillera de los Andes y está formada por La Rioja, San Juan y Mendoza. Un clima semidesértico con poca vegetación, donde el agua llega del deshielo para alimentar los ríos y desde allí los cultivos en cada zona productiva. Más de 180.000 hectáreas cultivadas que representan el 94,51% del país y más de 70 Indicaciones Geográficas que consignan terruños productivos específicos y diferenciados. En esta área productiva, desde luego, la provincia que se destaca es Mendoza, con sus 5 subregiones: Valle de Uco, Primera Zona y los oasis norte, este y sur.Sin duda, Argentina se destaca por su gran diversidad de terroir, con la mayoría de sus zonas alejadas de los océanos, lo que distingue al país como una de las pocas viticulturas continentales del mundo con gran amplitud térmica por latitud o por altura, características que contribuyen a la salud de los viñedos y abre la posibilidad de viñedos orgánicos y vinos menos intervenidos.¿Pero todo esto puede percibirse al beber vino? Sí, claro. Con la práctica uno puede descubrir, en los aromas, en los sabores y en los colores, cada clima y cada zona. Cada región tiene sus características, por eso sugiero probar vinos de diferentes regiones y comenzar así el camino de aprendizaje en este mundo diverso y en constante evolución del vino y sus lugares.La autora es sommelier y docente. Acaba de publicar el libro Te cuento el Vino. Secretos, mitos y maravillas del vino

Fuente: Ámbito
01/06/2024 00:00

El enviado de la corona británica que vino al país con su alambique; la historia detrás del primer whisky single malt andino

Japeth Williams, apasionado del vino y el whisky, llegó a fines del siglo XIX para buscar proyectos mineros en San Juan. Ahora, sus bisnietos Cristian y Gabriel Williams crearon el primer whisky destilado al pié de la Cordillera, en Mendoza.

Fuente: Infobae
31/05/2024 23:28

Robegrill, el influencer gastronómico mexicano que vino a Perú para conocer y disfrutar de la gastronomía peruana

A sus 21 años, Roberto Morales ha decidido sumergirse en la rica cocina peruana. Su travesía culinaria lo ha llevado desde los mercados de Lima hasta los restaurantes más prestigiosos del país

Fuente: La Nación
30/05/2024 22:36

"Campo de batalla": un experto brasileño vino a decir cómo el país puede enfrentar una temible plaga y causó sensación con un consejo

En las últimas décadas, Brasil ha enfrentado varios brotes de chicharrita, también conocida allí como cigarrinha. Sin embargo, esto no ha impedido que se mantenga como el segundo mayor productor mundial de maíz. El interés en esta experiencia y la oportunidad de aprender sobre cómo el país vecino ha manejado esta plaga quedó evidenciado en el último Congreso Maizar, donde una de las charlas más concurridas fue la del investigador especializado en cultivo de maíz de Fitolab Brasil, Paulo Garollo. Ante un auditorio completamente lleno, Garollo compartió las estrategias utilizadas para controlar el insecto.En lo que aparentó ser un intento por tranquilizar al público, especialmente tras los estragos causados por esta plaga en la última campaña argentina, Garollo aclaró que, en todas las regiones donde la chicharrita hizo su aparición inicial, el daño fue considerable. Sin embargo, destacó que esto no detuvo el avance de la producción de maíz en Brasil: "En 2021 plantamos cerca de 21 millones de hectáreas de maíz. No detuvimos el cultivo, al contrario, avanzamos, mediante un trabajo conjunto de acciones de manejo para controlar la población y asegurar la viabilidad del cultivo. No podemos permitirnos dejar de plantar maíz".Gasoil: cuánto más se va a gastar por hectárea con los aumentos del GobiernoLos primeros brotes de chicharrita con daño económico se dieron en la región baja del centro de Brasil en 1995. Explicó que una buena práctica de manejo requiere armar una estrategia considerando cuatro factores: la plaga, el ambiente ("campo de batalla"), las herramientas ("armas") y la planta y su fenología. El especialista explicó que "la chicharrita busca siempre las plantas más jóvenes y las partes más jóvenes de la planta, entonces siempre está migrando". Además, las ninfas viven debajo de las hojas, no es tan fácil matarlas, y es preciso hacerlo.Señaló que "se necesita tener el ambiente a la vista, cuándo vamos a hacer el manejo". Hay que tener en cuenta los factores abióticos a los que quedarán expuestos los productos que se apliquen: lluvias, radiación luminosa, temperatura y presión de vapor de agua. "Si sé que esta plaga es migratoria, necesito un producto que dure más tiempo, porque todos los días llegarán chicharritas", detalló. El mejor producto será el que tenga las características físico-químicas más adecuadas para un ambiente, dijo Garollo, "pero precisamos conocer mejor los productos, cómo actúan, para poder escoger el más adecuado para cada momento". Si los defensivos se aplican cuando la planta inicia su desarrollo, y en las regiones más cálidas hay una nueva hoja cada 3 o 4 días, no servirán para esas nuevas hojas, que son las que prefiere la plaga", ilustró.La chicharrita es muy sensible a la temperatura, que interfiere mucho en su biología. Con menos de 20 °C sus huevos no eclosionan. Por eso, las temperaturas bajas reducen fuertemente la población de la plaga. En cambio, en un año con temperaturas de entre 26 y 39 °C puede haber hasta 6 generaciones de chicharritas, porque sus ciclos se acortan: "Años más cálidos podemos llegar a ver 190.000 millones de chicharritas en un año", explicó.En cuanto a las ninfas de la chicharrita, el experto señaló que hacen cinco cambios de piel hasta ser adultas, y están en las hojas nuevas. "Es preciso revisar mucho", indicó. Y remarcó por qué los químicos que matan a las chicharritas no son efectivos con las ninfas: "Cuando el adulto pica la hoja para alimentarse del floema, pasa a través del xilema, que es por donde pasan los líquidos y también los químicos". Así, si hay insecticida, se contamina. Sin embargo, las ninfas de la chicharrita están en una posición distinta, debajo de las hojas: tienen los vasos de alimentación cerca, entonces, al no atravesar el xilema, el insecticida no las mata. ¿Cómo se matan? Por vapor o por translocación translaminar: algunos insecticidas tienen capacidad de circular por los espacios de las células y depositarse debajo de la hoja, señaló. De todos modos, insistió: "No es solo el producto, no se engañen: es preciso saber para hacer una buena estrategia de manejo", recalcó.Desde su experiencia en Brasil, el especialista brindó recomendaciones de manejo. Dijo que es "importantísimo" eliminar los maíces guachos, porque en ellos se desarrolla la chicharrita, y porque los agentes causantes de las enfermedades solo sobreviven en plantas vivas de maíz. "Al eliminar los guachos, tenemos altas chances de disminuir el potencial infectivo de la plaga".Encontrá acá toda la información sobre los próximos remates ganaderosEs indispensable el tratamiento de las semillas, especialmente con el grupo químico de los neonicotinoides, que son los más eficientes en el control inicial de la chicharrita. En este aspecto, el experto contó que presentaron un trabajo en Estados Unidos en el que identificaron eficiencia de manejo por tratamiento de semillas de hasta 88%: "Pero un 88% de eficiencia en una población de 10.000 individuos, deja un resto de 1200, y en una de 100.000 individuos, deja 12.000: este es el problema, ya que no sabemos cuál es la población inicial". Por eso, dijo, el tratamiento de semillas es indispensable, "pero apenas el maíz empieza a nacer y tener hojas, inmediatamente hay que hacer una primera aplicación con defensivos, para corregir ese resto que quedó".En cuanto a los híbridos, Garollo indicó que "la tendencia del mercado es tener híbridos tolerantes o moderadamente tolerantes; estamos trabajando fuertemente, pero todavía hay ciertas dificultades". Sin embargo, enfatizó: "Ni plantando un híbrido de alta tolerancia podemos olvidarnos de la chicharrita. No. Tenemos que hacer el trabajo de manejo hasta por lo menos 6 a 8 hojas. Híbridos tolerantes sin manejo terminan perdiendo 30 a 40% de los rindes. No se puede usar una sola herramienta, es un conjunto de buenas prácticas de manejo que va a llevar al éxito".En consecuencia, recomendó comenzar las aplicaciones desde el inicio del desarrollo de la planta en el área total, "apenas abrió una hojita". Respecto del lapso entre una y otra, indicó que en la mayoría de los insecticidas disponibles y registrados, se debería esperar una semana. Precisó que entre tres y cuatro días después de la aplicación en el área total se puede hacer una aplicación de borde, porque la primera migración de la chicharrita es en el borde y se queda por lo menos 12 horas. En cuanto a los productos, aconsejó trabajar en las primeras aplicaciones preferentemente con productos de contacto (de VE o V1 hasta 4 hojas), porque las chicharritas son adultas, no hay ninfas. "Los neonicotinoides, que son sistémicos (vascular y translaminar), tenemos que resguardarlos para aplicar cuando tenemos ninfas", indicó. "Existe límite de uso de productos químicos, y deberíamos respetar las indicaciones", agregó.Los biológicos son muy importantes dentro del sistema, pero siempre como complementarios a los químicos, nunca solos, remarcó. Entre ellos, hongos (beauveria bassiana, isaria fumosorosea), y se está comenzando el uso de bacterias (pseudomona fluorescens y pseudomona chlororaphis).Garollo mostró los grupos químicos y principios activos de defensivos de contacto disponibles en Brasil. Y dijo que los de primera elección son los de baja solubilidad en agua, no volátiles y lipofílicos, que duran más tiempo hasta descomponerse. En cuanto a las innovaciones que apuntan a lo central, quebrar el ciclo de la plaga destruyendo a las ninfas, se refirió a dos productos: la buprofesina y un triterpenoide tipo limonoide que es una esencia de aceite de Neem bioactivada. "Son también complementarios de los químicos, actúan en las ninfas como inhibidores de crecimiento, y también infertilizando a las hembras", contó."No dejamos de plantar maíz, continuamos mejorando los procesos de manejo. Sería muy triste que una nación deje de hacer este cereal tan importante", dijo.

Fuente: Perfil
28/05/2024 12:18

Exportaciones: cómo afectan los costos logísticos al vino argentino

La industria del vino en Argentina es una de las más emblemáticas y competitivas a nivel global. Sin embargo, la competitividad y rentabilidad de estas exportaciones están significativamente influenciadas por los costos logísticos. Leer más

Fuente: Clarín
26/05/2024 22:00

Cambio de tendencia: de la mano de la gastronomía crece el consumo del vino blanco

Los expertos marcan que estos vinos son más fáciles de maridar.Pese a que el tinto predomina, los blancos vienen ganando espacio a nivel local.

Fuente: La Nación
24/05/2024 23:00

Los trucos definitivos para eliminar manchas de vino de la ropa

Son varias las manchas que parecen imposibles de eliminar, sobre todo cuando intentaste todo lo que estaba a tu alcance. Entre estas, se encuentran las de vino tinto, ya que el color bordó se impregna inmediatamente en la tela y se convierte en una de las más difíciles de quitar; pero no hay que entrar en pánico, ya que a continuación te contamos los pasos para que puedas volver a usar tu prenda favorita que dabas por perdida.1° truco: agua fríaSecá la mancha inmediatamente: usa una toalla de papel para secar la mancha lo mejor que puedas.Enjuagá con agua fría: colocá la prenda bajo el agua. Este paso ayuda a diluir el vino tinto antes de lavar la prenda.Lavá la prenda: después de enjuagar bien, colocá la prenda en el lavarropas y lavá como de costumbre.2° truco: agua mineral con gasAplicá agua mineral: si no tenés acceso inmediato a agua corriente, colocá agua mineral con gas sobre la mancha.Frotá suavemente en la zona afectada: el ácido carbónico en el agua mineral ayuda a disolver el vino de las fibras de la tela.Lavá la prenda: una vez que la mancha haya desaparecido, lavá la prenda en el lavarropa.3° truco: sal o harina de almidónCubrí la mancha: colocá por encima suficiente sal, harina de almidón o harina común sobre la mancha hasta cubrirla completamente.Dejá que la sal o la harina absorban el vino.Retirá el exceso: una vez que el vino haya sido absorbido, retirá la sal o la harina.Lavá la prenda: procedé a tu lavado habitual en el lavarropas para eliminar cualquier residuo restante.Cómo eliminar la mancha de vino tinto con vino blancoA mediados de marzo de este año, un video de TikTok se viralizó por el controversial método con el que una usuaria sugirió quitar la mancha de vino tinto sobre la ropa utilizando vino blanco. Lo primero que hace la mujer es verter un poco de este líquido sobre la parte sucia, luego pone por unos segundos servilletas de papel sobre la tela.Truco para quitar la mancha de vino tinto de la ropaSi la mancha aún persiste, hay que agregar un poco de detergente y con un cepillo hacer un poco de espuma. Por último, enjuagar con abundante agua fría.Pero este no fue el único tip que llamó la atención de la red social china. A continuación, otras ideas virales:Combinar agua, agua oxigenada, detergente y bicarbonato de sodio hasta obtener una mezcla homogénea en la que se debe sumergir la prenda manchada con vino tinto. Se deja una hora y luego se lava de forma habitual (a mano o en el lavarropas).Otro caso recomienda utilizar la lavandina solo en manchas sobre telas de algodón blancas. Se debe mezclar dos cucharadas en un recipiente con agua y poner allí la prenda durante 15 minutos. Después, escurrir y remojar un rato más en una preparación de agua y detergente. Por último, lavarla en lavarropas o a mano.Un producto que cumple un relevante rol en esta tarea de limpieza es la leche. Debe ser hervida y una vez que rompa en ebullición se debe colocar la prenda y dejarla hasta que la mancha de vino desaparezca completamente. Luego, se debe lavar de la forma tradicional.

Fuente: La Nación
24/05/2024 04:00

Ese gol que no fue le dejó marcas imborrables: "Se me vino el mundo abajo, colgué los botines porque fallar no era una opción"

"Recuerdo claramente cómo intervenía en los conflictos entre mis hermanos, buscando siempre calmar las aguas. Me convertí en la mediadora oficial de la familia, la que sabía cómo comunicarse con cada uno y entender los asuntos de los adultos siendo apenas una niña. Me sentía obligada a resolver cada disputa, aunque me costara mi propia paz mental. En la escuela, me gané el título de 'la del millón de amigos`, nunca entraba en conflicto, siempre estaba dispuesta a ayudar a los demás. Pero detrás de esa apariencia de popularidad y aceptación, había una lucha interna que apenas reconocía. Siempre me encontraba en medio de las críticas y rivalidades entre mis compañeros, trataba de mantener la paz a toda costa. Mi opinión y gustos variaban según el círculo en el que me encontrara, adaptándome como un camaleón a cualquier situación".Así arranca el libro "De niña buena a mujer re-suelta" de Leticia Tosi, licenciada en Psicología, donde narra en primera persona las dificultades que tuvo que atravesar por tener un perfil de personalidad que todos elogiaban desde que era muy pequeña como una virtud, en lugar de verlo como un síndrome que puede desencadenar un trastorno psicológico o psicosomático que si no se trata a tiempo puede causar mucho malestar psíquico y físico."Son esos niños que nunca causan problemas, que parecen más adultos de la edad que tienen, que siempre están cuidando a los demás, que se sacan buenas notas en el cole y son abanderados. Y una vez en la adultez son personas que siempre están cargando los problemas de los otros, tienen dificultad para poner límites, se autocastigan y se culpan si lo hacen. Son perfeccionistas, fallar no es una opción, tienen bajísima tolerancia a la frustración. A este síndrome también se lo conoce como sobreadaptación, que se define como una excesiva adaptación de las personas al ambiente, se adaptan tanto a los demás que se desconectan de sus propias necesidades y deseos", expresa Leticia.Ese gol que no fue y dejó marcas imborrablesAcadémicamente, cuenta, era una alumna ejemplar con notas perfectas y varias veces abanderada. Tenía la habilidad de comprender los gustos y la ideología de sus profesores, lo que le permitía destacarse en los exámenes. También sobresalía en el ámbito deportivo, ganando medallas y siendo capitana de equipo.Sin embargo, aclara, hubo una excepción a esta regla: el hockey. A pesar de su amor por esta disciplina, no pudo seguir el ritmo de sus amigas más experimentadas. En su primer partido, la presión por impresionar a los demás la llevó a fallar en un momento crucial, cuando tenía ese gol servido al alcance de su mano, lo que resultó en una profunda frustración y auto castigo, llevándola al poco tiempo, a abandonar ese deporte que tanto amaba."El hockey era una pasión para mí, pero lo viví con mucha presión porque tenía terror a equivocarme, a no agarrar una pelota, a no pegarle bien. Tenía miedo de sentirme juzgada por mis compañeras, por mi entrenador y por los que estaban mirando el partido. Estaba tan pendiente de la mirada de los demás, que no me concentraba en los partidos y esto me empezó a influir negativamente en mi performance. Eso me hizo errar un gol que era muy fácil de hacer. La arquera había tenido una mala salida y me dejó servida la pelota con el arco de frente. Estaba sola, mientras escuchaba de afuera el grito de todos 'metela, metela'. Mi compañera que venía corriendo atrás me decía `dale que lo tenés servido`. Fue tanta la presión que sentí, que le pegué a la pelota fuera del arco. Se me vino el mundo abajo, ese día colgué los botines porque fallar no era una opción para mí".Sufrimiento silenciosoCuenta Leticia que durante muchos años se sintió orgullosa de ser esa niña buena. Sin embargo, detrás de esos elogios se escondía un sufrimiento silencioso: ansiedad, tristeza, culpa y represión que hicieron eclosión en su adolescencia y en su adultez.A partir de su adolescencia su cuerpo comenzó a manifestarse con serios problemas en las cervicales y en su columna con compromiso de la médula espinal. Los médicos le decían que la única opción para frenar el deterioro era una operación de alta complejidad. Además, empezó a tener trastornos gastrointestinales que años más tarde relacionó con todas aquellas cuestiones de los otros "que me hinchaban y que no podía digerir".Ya en su adultez, dicho trastorno desencadenó en una enfermedad autoinmune inflamatoria crónica, colitis linfocítica, un exceso de glóbulos blancos en los intestinos que produce mucho dolor abdominal, inflamación, distensión e irritación."Pasé por muchos gastroenterólogos, tomé varios medicamentos, corticoides, antibióticos, pero no me dieron resultado. Mi mejoría comenzó con la terapia y mi rehabilitación emocional, meditación y el cambio del hábito alimentario".¿Cómo logró revertir ese dolor?Con mucho trabajo personal, dice, Leticia comenzó su proceso de resolución. Arrancó tomando distancia de los vínculos que le hacían daño, a la par de que se fue reencontrando con ella misma, más conectada con su ser. "Como primera cuestión, fui soltando el traje de 'la mediadora oficial de la familia`. Comencé a darme cuenta de que esta necesidad constante de intervenir en los problemas de los demás estaba consumiendo mi propia energía y felicidad. Me estaba perdiendo a mí misma en el proceso de tratar de salvar a los demás, sin darme cuenta de que también necesitaba ayuda y apoyo emocional. Fue un momento de claridad cuando finalmente entendí que no era mi responsabilidad resolver todos los conflictos de mi familia".También aprendió a establecer límites saludables y a dejar que los demás resolvieran sus propios problemas, sin sentirse culpable por no estar constantemente en el medio. "Aprender a poner límites saludables, como todo aprendizaje, no fue de un día para el otro, sino el resultado de un proceso que al principio pudo resultarme incómodo, no me trajo placer inmediato, sino angustia y culpa, pero con el tiempo fui sintiendo mucho alivio y paz mental. Entendí que poner un límite no me hacía mala persona ni egoísta, sino que era un acto de autocuidado y de amor propio"."Cuantos más elogios recibía, más pendiente estaba de la mirada de los demás"Una de las cosas que entendió Leticia es que no tenía que decir que sí a todo lo que se le estaba pidiendo, sino que podía hacer ese favor de forma parcial de acuerdo a sus necesidades y deseos."Me siento más segura de mí misma y de mis decisiones, y aprendí a rodearme de personas que me aceptan tal como soy. Ya no soy 'la del millón de amigos', pero lo que tengo ahora son relaciones más auténticas y significativas, basadas en el respeto mutuo y la aceptación incondicional. Y eso, para mí, es mucho más valioso que cualquier cantidad de popularidad superficial. Empecé a darme cuenta de que cuantos más elogios recibía, más pendiente estaba de la mirada de los demás y más me olvidaba de mí misma. Tratar de encajar en cualquier molde que la sociedad me impusiera era una trampa que me reforzaba mi conducta sobre-adaptada y me producía mucho sufrimiento. Y que el único beneficiario de esos elogios era quien los hacía, no yo. Empecé a aceptar que no era posible poder agradar a todos siempre y eso me trajo una liberación muy grande".Una vez que logró desarrollar el amor propio y fortalecer su autoestima, Leticia pudo establecer una relación amorosa muy sana como su pareja actual (Martín) de la cual está "profundamente enamorada. Hemos construido juntos el amor del bueno. Es mi compañero de vida desde hace siete años. Él me aceptó tal como soy, con mis luces y mis sombras. Juntos construimos una relación sólida y madura basada en la estabilidad, la tranquilidad, la comunicación asertiva, la confianza, la empatía, el respeto mutuo y el apoyo incondicional"."Quería enseñarles a vivir de una manera diferente"Leticia está muy orgullosa porque este gran cambio también repercute en la relación con sus hijas (Agus de 12 y Luli de 9), disfrutando del juego, las charlas y las vivencias del día a día. "Me di cuenta de que quería enseñarles a vivir de una manera diferente, a no seguir el mismo patrón de sobre-adaptación que yo seguí durante tanto tiempo. Ahora, cuando mis hijas hacen algo bien, evito la palabra perfecto. En cambio, las animo a disfrutar del proceso, a celebrar cada pequeño avance y a aprender de los errores. Les enseño que la vida no se trata de ser perfecto, sino de disfrutar de cada momento, de ser auténtico y de perseguir tus pasiones sin miedo al fracaso. Después de todo, el fracaso es no haberlo intentado".Luego de años de luchar contra los problemas en su columna, finalmente llegó el momento en que los médicos le dijeron que era un milagro que no tuvieran que operarla. "Habían visto muchos casos similares y con semejante compromiso medular, todos habían terminado en una cirugía cervical. Pero mi caso era una excepción a la regla: las hernias cervicales se re-absorbieron y dejé de tener dolencias. Y creo que esto que los médicos nombraron como un milagro yo se lo atribuyo a mi rehabilitación emocional".Leticia confiesa que jamás hubiera imaginado que además de dejar de sentir dolencias, iba a poder retomar a los 45 el hockey, una pasión abandonada. Estuvo jugando hasta hace poco sin exigencias. "Jugué de delantera. Mi gran hazaña ha sido jugar para divertirme sin estar pendiente del resto, disfrutando del partido más allá del resultado final".¿Qué es para vos una mujer Re-suelta?Para mí, implica poder ser naturalmente muy suelta, ser más relajada, disfrutar más de las cosas, ser más espontánea, fresca y auténtica. Poder soltar el pasado, los antiguos mandatos familiares, soltar a una pareja narcisista, una forma de ser impuesta o impostada. De esta manera, siento que a medida que me vuelvo más resolutiva, voy resolviendo lo que no me gusta de mi vida. Suelto, me suelto y resuelvo.¿Qué le dirías a las mujeres que se encuentran atravesando algo similar a lo que vos pasaste?Que pidan ayuda profesional, que no sientan que es una virtud ser una niña demasiado buena si lo están padeciendo, por más de que la sociedad les transmita lo contrario a través de los elogios. Que se miren hacia adentro, que se prioricen, que no se olviden de ellas mismas, que enciendan las señales de alarmas si se sienten agotadas, tristes, con culpa o con síntomas psicosomáticos.¿De qué manera les puede cambiar la vida una vez que hacen el clic?Van a empezar a mirar al mundo y a sí mismas de una manera diferente. Van a conocer el disfrute genuino de la vida, se van a sentir más libres, más seguras de ellas mismas y con paz mental.

Fuente: Infobae
23/05/2024 00:00

La Fiesta del Vino de Ibias: una feria donde poder degustar los ricos vinos de Asturias que cuentan con una tradición milenaria

Durante los días 24 y 25 de mayo, todos los visitantes pueden degustar los vinos de esta región, los cuales constituyen la Denominación de Origen Protegida Cangas

Fuente: Infobae
22/05/2024 17:04

El PSOE de Page y Felipe González arropa a Lambán: "Un socialista vino al mundo para combatir a los nacionalistas por tierra, mar y aire"

Lambán se enfrenta a una multa de hasta 600 euros por no acudir a la votación de la ley de la amnistía en el Senado

Fuente: Clarín
21/05/2024 19:34

"Busco buena calidad de sangre"; vino desde Sudáfrica para conocer la genética Angus de Argentina

Yusef Viko, quien cruza Angus con Wagyu en su cabaña de Johannesburgo, estuvo presente en la Expo Angus de Otoño buscando líneas que le aporten calidad de carne.

Fuente: Infobae
20/05/2024 06:00

Receta de carrilleras de cerdo al vino tinto, una carne jugosa y llena de sabor

Este corte proviene de los músculos de la mejilla del cerdo, una carne tierna y jugosa que, cuando se cocina adecuadamente, se deshace en la boca

Fuente: La Nación
15/05/2024 01:18

Tomar un vino de... 1940. Crece la costumbre de guardar vino y el gusto por las botellas añejas

Pablo Zabala lleva años buscando y guardando los vinos con los que celebrará -el año próximo- su cumpleaños número 60. En otro rincón de su cava subterránea, donde descansan unas 1740 botellas de distintas bodegas y regiones, se encuentran apartadas aquellas con las que festejará -dentro de 6 años- su 40° aniversario de casado, todas del año en que contrajo matrimonio: 1990. En su cava también guarda los vinos de los años en que nacieron sus hijos, botellas pensadas para brindar con ellos en algún momento especial. De hecho, cada vez que viaja a España, donde vive uno de ellos, Pablo lleva alguna de esas botellas en la valija."No me considero un coleccionista, para mí el vino es una pasión", dice, y cuenta que se reúne todas las semanas con un grupo de amigos para descorchar botellas con varios años o incluso décadas de evolución. "Cuando un vino me gusta, compro un par de cajas. Una la guardo y de la otra voy abriendo las botellas a medida que pasa el tiempo para ver cómo va evolucionando ", agrega.Pablo lleva ya un par de décadas guardando vino, costumbre a la que se asoma cada vez más gente tras descubrir la amplia gama de aromas, sabores y texturas que desarrolla esta bebida con el tiempo transcurrido dentro de una botella. En la Argentina, es un fenómeno relativamente nuevo. De hecho, hasta no hace mucho tiempo incluso la mayoría de los bodegueros y críticos de vino ponían en duda la capacidad del vino argentino para evolucionar a través de los años del mismo modo que lo hace un gran vino francés, español o italiano.¿Había evidencias de que el vino argentino no mejoraba con el tiempo? ¡Nadie lo sabía! Sencillamente no existía una cultura de añejarlo, ni en las bodegas ni en los consumidores. "Cuando empecé a guardar vino, todos me decían que el argentino no servía para eso, que empeoraba con el tiempo", recuerda Silvano Scalzo, que con 39 años lleva más de 20 guardando botellas nacionales. "Salvo excepciones, ni siquiera las bodegas guardaban sus vinos hasta no hace mucho tiempo. Tal es así que para conseguir vinos viejos iba a supermercados a ver qué les había quedado sin vender. Recién ahora se está poniendo de moda el vino de guarda en la Argentina".De eso dan cuenta muchos restaurantes icónicos que han comenzado a incorporar cartas de vino de guarda. Es el caso de Don Julio, la multipremiada parrilla palermitana, que ya ofrece una cuidada selección de 2000 botellas, con etiquetas como un Lagarde Semillón de 1942, varias cosechas de Norton de los 40 y los 50, una etiqueta de Trapiche llamada Puente Viejo de las cosechas 1959, 1961 y 1963 o, el más antiguo, un Chateau Montchenot de 1938. "La idea de incorporar estos vinos fue mostrarle al mundo, pero también a nosotros mismos, que el vino argentino tiene las mismas cualidades de guarda que el de Francia, España o Italia", señala Pablo Rivero, propietario de Don Julio y sommelier.El futuro es hoyAunque el descubrimiento del potencial de guarda del vino argentino es algo reciente, hubo adelantados, pioneros. "Viendo lo que se hacía en Italia o en Francia, cuando mi abuelo empezó a embotellar vino en la década de 1930 dijo: 'Guardemos vino que es el futuro'. ¡Y ese futuro es hoy!", cuenta Eduardo López, cuarta generación de la familia detrás de Bodegas López, la bodega con el mayor número de cosechas antiguas (y de botellas por cosecha) en estiba. "Tenemos todas las cosechas de todas nuestras etiquetas desde 1938â?³, agrega. Una botella de ese año vale hoy 5 millones de pesos."Cada vez es más la gente que tiene pequeñas o incluso grandes cavas en sus casas, y que además de comprar vino ya añejado compra para guardar -agrega Eduardo-. Quien guarda un vino conoce su historia: dónde lo compró y por qué, y esa es una historia que tendrá presente cuando abra esa botella que guardó durante tantos años. Eso es parte de la cultura del vino".Otro testigo de esta tendencia es Alan Dayan, de la cadena de vinotecas Ligier. Su padre comenzó a guardar vino argentino en la década del 60, dando lugar a una de las mayores colecciones de vino añejo del mundo, con más de 400.000 botellas que recorren la evolución de la vitivinicultura argentina de los últimos 60 años. Allí es posible encontrar etiquetas icónicas, como las primeras añadas del Catena Zapata Estiba Reservada, del Felipe Rutini y del Trapiche Medalla, o el legendario Weinert Estrella 77.Desde su IG @vinosguardados, Alan dio visibilidad a la cultura de guarda, al tiempo que comenzó a sacar a la venta algunas de esas botellas guardadas. "Al principio, este era un nicho para los coleccionistas o los conocedores -cuenta Alan-. Pero cuando los restaurantes comenzaron a incluir estos en sus cartas y las bodegas que tenían vinos guardados comenzaron a sacarlos a la venta, empezó a generarse un nuevo público. Están los que compran esos vinos por algún acontecimiento especial, como un aniversario, pero también hay consumidores que hoy tienen un paladar más entrenado y entienden que un vino con años de guarda tiene un perfil diferente y más amable que uno joven".La experiencia de Silvano como consumidor da cuenta de esa evolución: "Yo me acerqué al vino de guarda desde mi interés como coleccionista -dice-. Desde la adolescencia coleccionaba un montón de cosas, figuritas, cartas, billetes, pipas... Por otro lado, en mi casa, de cultura italiana, se tomaba vino con las comidas y yo también lo hacía. Un día fui a comprar una colección de pipas y quien me la vendía me ofreció una botella de Selección López muy vieja; se la compré, la probé y ahí descubrí que lo que más me gustaba era ese perfil de vinos con muchos años de evolución. Desde entonces no tomo vinos que no tengan por lo menos cinco o diez años de guarda"."Cada vez veo más gente que elige el vino no por su procedencia ni por el varietal, sino por los años de guarda", señala Alan.Instantes para atesorarQuienes se acercan al vino de guarda desarrollan un vínculo emocional con esas botellas que atesoran por años, décadas o, incluso, a través de generaciones. "Con los vinos colecciono momentos muy especiales -afirma Mario Sieres, de 48 años, en cuya cava de 6 x 6 metros guarda más de 2000 botellas-. La mayoría de los vinos son de un instante de mi vida que valió la pena atesorar. Por ejemplo: tengo dos vinos de un viñatero italiano que fue mi compañía en los 30 días que caminamos a Compostela, o una vertical perfecta de Gran Enemigo que representa mi amistad con Alejandro Vigil [el enólogo de Gran Enemigo]. Guardo además lo que me va gustando: anoto, busco y compro una, dos, hasta seis botellas".Después, dice Mario, abre los vinos que guarda en cualquier ocasión, eligiendo lo que tenga ganas de tomar ese día, aunque admite: "Tengo 20 o 30 vinos que significan un momento poderoso y esos no los voy a tomar nunca. Y tengo también algunas cajas de vinos de 100 puntos que se los dejo a mis sucesores, para que los aprovechen".Pablo Zabala, que comenzó a construir su cava subterránea antes de hacer los cimientos de su actual casa, plantea: "Hay algunos vinos que no sé si los voy a abrir, que quizás queden como una reliquia. Tengo dos botellas de Bianchi Particular Cabernet Sauvignon del 2001 y dos de Luigi Bosca Finca Los Nobles Malbec Petit Verdot del 98. Mis hijos decidirán qué hacer con ellas".Consejos útilesPara quienes quieran incursionar en el mundo del vino de guarda, van algunos consejos. Por empezar, la aclaración de que no todos los vinos son capaces de mejorar con el tiempo en botella. De hecho, la enorme mayoría son producidos para ser bebidos dentro de los primeros años de su salida a la venta. Ese es el caso, por regla general (aunque hay excepciones), de los rosados: vinos en los que los aromas de fruta se marchitan con el tiempo. En cuanto a los tintos y blancos, una acidez elevada, una buena carga de taninos y una cuidada crianza en barrica ayudan a sostener al vino a través del tiempo.Para quienes tengan vinos pensados para guardar, conviene respetar algunos tips que evitan los factores que dañan la bebida. Marisol de la Fuente, sommelier y autora del libro Te cuento el vino (Ed. Grijalbo), comenta: "Si son un par de botellas, el lugar de los zapatos en el placard, debajo de la cama o algún rincón oscuro de la casa será suficiente, pero si hemos hecho una inversión en etiquetas más costosas recomiendo tener en cuenta algunas cosas. Una es la temperatura: el frío extremo dañará el vino al cristalizar sus ácidos. El calor, por el contrario, puede hacer que se vuelva licoroso. Por eso la temperatura debe ser constante y variar según el tipo de vino; en tintos tengo mis cavas a 14° y en blancos a 8°". ¿Otros consejos? Evitar la exposición a la luz durante la guarda, el exceso de humedad, los olores intensos y las vibraciones (no colocar los vinos, por ejemplo, debajo de una escalera).Nuevo corcho, más vidaLa cultura de la guarda incluye algunas prácticas particulares destinadas a favorecer la buena conservación de los vinos. Una de ellas es el reenchorche, que combate la limitada vida útil de los tapones de corcho natural. Su reemplazo -todo un ritual- puede extenderla unos 30 años o incluso más.Días atrás, Bodegas López realizó una "clínica de reencorchado" para dar a conocer este servicio que ofrece en forma gratuita a quienes poseen vinos de la bodega antiguos (de las líneas Rincón Famoso, Chateau Vieux, Montchenot y Federico López, de cosechas anteriores a la 2001). "La idea es evaluar el estado de cada botella y seguir garantizando la guarda prolongada de las botellas que guardan nuestros clientes en sus cavas", cuenta Juan Pablo Díaz, enólogo de López.El procedimiento de reencorche parte de una evaluación técnica del estado del corcho, la botella y el vino: ¿tiene filtraciones?, ¿hay merma?, ¿en que estado está el líquido? Esas son algunas preguntas a responder por parte de un equipo técnico. En caso de que se haya evaporado parte del contenido, se rellena la botella con vino de la misma marca y cosecha. Finalmente se coloca un corcho nuevo de máxima calidad (Diam 30) y una contraetiqueta que certifica la calidad y trazabilidad de la botella. Lo que, seguramente, incrementará el valor de mercado de la misma (dato no menor para coleccionistas)."Muchos encuentran en la casa de sus abuelos o de sus padres una botella de nuestros vinos guardada, y nos llaman y nos preguntan ¿estará bueno? Nosotros siempre les decimos que lo abran y prueben, para que se den cuenta de la nobleza del vino que se puede guardar por mucho tiempo. Hoy el reencorche ayuda a responder la pregunta y a prolongar aun más la vida de esa botella".

Fuente: Perfil
14/05/2024 17:36

Alberto Ruskolekier: "El país que agarró Javier Milei vino destrozado económicamente"

"No podés hacer barbaridades en la macro sin pensar que la gente va a pagar las consecuencias", detalló el doctor en economía. Leer más

Fuente: Infobae
14/05/2024 06:00

La cafetería de Barcelona que recrea un bosque encantado: tapas, cócteles y vino en un ambiente mágico

Desde su inauguración en 1993, este establecimiento ofrece a locales y visitantes una experiencia única que combina una sencilla gastronomía y un ambiente fantástico

Fuente: La Nación
12/05/2024 01:18

Michel Rolland: el enólogo francés que busca crear en la Argentina el mejor vino del mundo

html{box-sizing:border-box;-webkit-text-size-adjust:100%;word-break:normal;-moz-tab-size:4;-o-tab-size:4;tab-size:4}*,:after,:before{background-repeat:no-repeat;box-sizing:inherit}:after,:before{text-decoration:inherit;vertical-align:inherit}*{padding:0;margin:0}hr{overflow:visible;height:0;color:inherit}details,main{display:block}summary{display:list-item}small{font-size:80%}[hidden]{display:none}abbr[title]{border-bottom:none;text-decoration:underline;-webkit-text-decoration:underline dotted;text-decoration:underline dotted}a{background-color:transparent}a:active,a:hover{outline-width:0}code,kbd,pre,samp{font-family:monospace,monospace}pre{font-size:1em}b,strong{font-weight:bolder}sub,sup{font-size:75%;line-height:0;position:relative;vertical-align:baseline}sub{bottom:-.25em}sup{top:-.5em}table{border-color:inherit;text-indent:0}input{border-radius:0}[disabled]{cursor:default}[type=number]::-webkit-inner-spin-button,[type=number]::-webkit-outer-spin-button{height:auto}[type=search]{-webkit-appearance:textfield;outline-offset:-2px}[type=search]::-webkit-search-decoration{-webkit-appearance:none}textarea{overflow:auto;resize:vertical}button,input,optgroup,select,textarea{font:inherit}optgroup{font-weight:700}button{overflow:visible}button,select{text-transform:none}[role=button],[type=button],[type=reset],[type=submit],button{cursor:pointer;color:inherit}[type=button]::-moz-focus-inner,[type=reset]::-moz-focus-inner,[type=submit]::-moz-focus-inner,button::-moz-focus-inner{border-style:none;padding:0}[type=button]::-moz-focus-inner,[type=reset]::-moz-focus-inner,[type=submit]::-moz-focus-inner,button:-moz-focusring{outline:1px dotted ButtonText}[type=reset],[type=submit],button,html [type=button]{-webkit-appearance:button}button,input,select,textarea{background-color:transparent;border-style:none}a:focus,button:focus,input:focus,select:focus,textarea:focus{outline-width:0}select{-moz-appearance:none;-webkit-appearance:none}select::-ms-expand{display:none}select::-ms-value{color:currentColor}legend{border:0;color:inherit;display:table;white-space:normal;max-width:100%}::-webkit-file-upload-button{-webkit-appearance:button;color:inherit;font:inherit}img{border-style:none}progress{vertical-align:baseline}[aria-busy=true]{cursor:progress}[aria-controls]{cursor:pointer}[aria-disabled=true]{cursor:default}html{--suecaslabextrabold:suecaslabextrabold,Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--suecaslabbold:suecaslabbold,Georgia;--suecaslabsemibold:suecaslabsemibold,Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--suecaslabheavy:suecaslabheavy,Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--suecaslabmedium:suecaslabmedium,Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--suecaslabextralight:suecaslabextralight,Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--suecaslablight:suecaslablight,Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--suecaslab:suecaslab,Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--suecaslabthin:suecaslabthin,Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--suecananobold:suecananobold,Arial,Helvetica,sans-serif;--suecananosemibold:suecananosemibold,Arial,Helvetica,sans-serif;--suecananoheavy:suecananoheavy,Arial,Helvetica,sans-serif;--suecananomedium:suecananomedium,Arial,Helvetica,sans-serif;--suecananolight:suecananolight,Arial,Helvetica,sans-serif;--suecanano:suecanano,Arial,Helvetica,sans-serif;--arial:Arial,Helvetica,sans-serif;--prumo:"Prumo Deck",Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--prumoLNVF:"Prumo",Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--prumoItalicLNVF:"Prumo Italic",Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--nota-font:Georgia,"Times New Roman",Times,serif;--text-font:var(--suecaslablight);--feature-font:var(--suecaslabmedium);--heading-font:var(--suecaslabbold);--heading-font-prumo:var(--prumoLNVF);--sans-font:var(--arial);--white:#fff;--dark-gray:#333;--light-gray:#f5f5f5;--bright-gray:#dedede;--medium-gray:#888;--blue:#0060ff;--green:#28a745;--light-blue:#17a2b8;--yellow:#ffe500;--red:#c82333;--col-text:var(--dark-gray);--col-bg:var(--white);--col-medium:var(--medium-gray);--col-accent:var(--yellow);--col-info:var(--blue);--col-silent:var(--light-gray);--col-secondary:var(--bright-gray);--col-success:var(--green);--col-danger:var(--red);--borde-apertura:1px solid var(--medium-gray);--fs-base:1rem;--t1:calc(var(--fs-base)*3.75);--t2:calc(var(--fs-base)*3);--t3:calc(var(--fs-base)*2.25);--t4:calc(var(--fs-base)*1.875);--t5:calc(var(--fs-base)*1.5);--t6:calc(var(--fs-base)*1.1875);--t7:var(--fs-base);--t8:calc(var(--fs-base)*0.875);--t9:calc(var(--fs-base)*0.75);--t10:calc(var(--fs-base)*0.6875);--display1:7rem;--medium-box:1260px;--tablet-box:768px;--small-box:740px;--mini-box:350px;--0_5-esp:calc(1rem*0.5);--0_5-esp:calc(var(--1-esp)*0.5);--1-esp:1rem;--1_5-esp:calc(1rem*1.5);--1_5-esp:calc(var(--1-esp)*1.5);--2-esp:calc(1rem*2);--2-esp:calc(var(--1-esp)*2);--3-esp:calc(1rem*3);--3-esp:calc(var(--1-esp)*3);--4-esp:calc(1rem*4);--4-esp:calc(var(--1-esp)*4);--scroll-behavior:smooth;scroll-behavior:smooth;font-size:16px}.nd-app{font-family:"Prumo Deck",Georgia,"Times New Roman",Times,serif;font-family:var(--prumo);font-size:1rem;font-size:var(--t7);line-height:1.5;color:#333;color:var(--col-text);background-color:#fff;background-color:var(--col-bg);transition:opacity .5s ease}.nd-app a{text-decoration:underline}.nd-app a[href]:hover{opacity:.8}.nd-app b{font-weight:700}.nd-app.loaded{opacity:1}.nd-componentes{opacity:0}.nd-componentes.loaded{opacity:1}main#item-nota{margin-top:0!important}iframe#iLogout,iframe[name=iLogout]{display:none}.nd-t1{font-size:calc(1rem*3.75);font-size:var(--t1)}h1,h2,h3,h4,h5,h6{font-weight:400;text-align:center;line-height:1.5;margin:calc(1rem*.5) auto;margin:var(--0_5-esp) auto;font-family:Prumo,Georgia,"Times New Roman",Times,serif;font-family:var(--heading-font-prumo);line-height:1.2}@media (max-width:1260px){h1,h2,h3,h4,h5,h6{padding:0 1rem;padding:0 var(--1-esp)}}@media (max-width:768px){h1,h2,h3,h4,h5,h6{padding-left:0;padding-bottom:0;padding-right:0;padding-top:0}}.nd-t1,h1{font-size:calc(1rem*3.75);font-size:var(--t1)}.nd-t2,h2{font-size:calc(1rem*3);font-size:var(--t2)}.nd-t3,h3{font-size:calc(1rem*2.25);font-size:var(--t3)}.nd-t4,h4{font-size:calc(1rem*1.875);font-size:var(--t4)}.nd-t5,h5{font-size:calc(1rem*1.5);font-size:var(--t5)}.nd-t6,h6{font-size:calc(1rem*1.1875);font-size:var(--t6)}.nd-t7{font-size:1rem;font-size:var(--t7)}.nd-t8{font-size:calc(1rem*.875);font-size:var(--t8)}.nd-t9{font-size:calc(1rem*.75);font-size:var(--t9)}.nd-t10{font-size:calc(1rem*.6875);font-size:var(--t10)}.nd-col-text{color:#333;color:var(--col-text)}.nd-col-bg{color:#fff;color:var(--col-bg)}.nd-col-medium{color:#888;color:var(--col-medium)}.nd-col-accent{color:#ffe500;color:var(--col-accent)}.nd-col-info{color:#0060ff;color:var(--col-info)}.nd-col-secondary{color:#dedede;color:var(--col-secondary)}.nd-col-success{color:#28a745;color:var(--col-success)}.nd-col-danger{color:#c82333;color:var(--col-danger)}.nd-bg-text{background-color:#333;background-color:var(--col-text)}.nd-bg-bg{background-color:#fff;background-color:var(--col-bg)}.nd-bg-medium{background-color:#888;background-color:var(--col-medium)}.nd-bg-accent{background-color:#ffe500;background-color:var(--col-accent)}.nd-bg-info{background-color:#0060ff;background-color:var(--col-info)}.nd-bg-secondary{background-color:#dedede;background-color:var(--col-secondary)}.nd-bg-success{background-color:#28a745;background-color:var(--col-success)}.nd-bg-danger{background-color:#c82333;background-color:var(--col-danger)}.nd-light{--col-bg:var(--white);--col-text:var(--dark-gray)}.nd-dark{--col-bg:var(--dark-gray);--col-text:var(--white)}.nd-medium{max-width:1260px;max-width:var(--medium-box)}.nd-medium,.nd-small{margin-right:auto;margin-left:auto}.nd-small{max-width:740px;max-width:var(--small-box)}.nd-mini{max-width:350px;max-width:var(--mini-box);margin-right:auto;margin-left:auto}.nuxt-progress{position:fixed;top:0;left:0;right:0;height:2px;width:0;opacity:1;transition:width .1s,opacity .4s;background-color:#000;z-index:999999}.nuxt-progress.nuxt-progress-notransition{transition:none}.nuxt-progress-failed{background-color:red} div#preload{position: fixed; top: 0; right: 0; left: 0; bottom: 0; background: black; z-index: 90; background-color: #fff; pointer-events: none; transition: all 0.5s ease-in-out;}div#preload.loaded{opacity: 0;}div#preload.loaded svg#stroke{animation: none;}div.logo{width: 80px; height: 80px; margin: 0 auto; position: fixed; left: 50%; margin-left: -40px; top: 250px;}.st0 path{fill: #000 !important;}svg#stroke{-webkit-animation: 2s linear infinite svg-animation; animation: 2s linear infinite svg-animation; max-width: 100px; position: absolute; top: 0; left: 0;}@keyframes svg-animation{0%{-webkit-transform: rotateZ(0deg); -ms-transform: rotate(0deg); transform: rotateZ(0deg);}100%{-webkit-transform: rotateZ(360deg); -ms-transform: rotate(360deg); transform: rotateZ(360deg);}}circle{-webkit-animation: 1.4s ease-in-out infinite both circle-animation; animation: 1.4s ease-in-out infinite both circle-animation; display: block; fill: transparent; stroke: #000; stroke-linecap: round; stroke-dasharray: 283; stroke-dashoffset: 280; stroke-width: 6px; -webkit-transform-origin: 50% 50%; -ms-transform-origin: 50% 50%; transform-origin: 50% 50%;}@-webkit-keyframes circle-animation{0%, 25%{stroke-dashoffset: 280; -webkit-transform: rotate(0); transform: rotate(0);}50%, 75%{stroke-dashoffset: 75; -webkit-transform: rotate(45deg); transform: rotate(45deg);}100%{stroke-dashoffset: 280; -webkit-transform: rotate(360deg); transform: rotate(360deg);}}@keyframes circle-animation{0%, 25%{stroke-dashoffset: 280; -webkit-transform: rotate(0); transform: rotate(0);}50%, 75%{stroke-dashoffset: 75; -webkit-transform: rotate(45deg); transform: rotate(45deg);}100%{stroke-dashoffset: 280; -webkit-transform: rotate(360deg); transform: rotate(360deg);}} conversaciones Michel Rolland El enólogo francés que busca crear en la Argentina el mejor vino del mundo .common-main-header{ position:relative !important; }

Fuente: Infobae
11/05/2024 15:04

Karen Dejo: novio paquistaní vino a Perú a conocer a su familia y viajaron juntos a Cusco

La pareja ha compartido momentos inolvidables de su viaje a Machu Picchu y se demuestran amor en esta nueva etapa de su relación.

Fuente: Infobae
11/05/2024 13:25

Feto alcohólico: ¿Qué pasa si tomo licor, vino o cerveza durante el embarazo?

De acuerdo con especialistas de la UNAM, ingerir bebidas alcohólicas durante el embarazo puede causar diversas afectaciones desde la primera etapa

Fuente: Infobae
09/05/2024 18:16

Astribot S1, el robot humanoide que cocina, baila y es amante del vino

Este dispositivo que integra inteligencia artificial puede imitar ciertos movimientos propios de humanos

Fuente: Infobae
09/05/2024 00:09

El CSIC patenta un método para producir serotonina a partir de una levadura del vino: "Es más barato y ecológico"

Esta tecnología podría tener un importante impacto en el sector farmacéutico y el cosmético, según indican los investigadores, y también podría utilizarse para reforzar determinados alimentos

Fuente: Clarín
06/05/2024 07:18

Escapadas con campo y vino: bodegas y viñedos en la provincia de Buenos Aires

En la costa del río o del mar, en las sierras o en la llanura, una oferta turística que crece.Dónde están y cómo visitar bodegas y viñedos.

Fuente: Clarín
06/05/2024 06:18

Cómo se usa el vino tinto para atraer el dinero en una semana, según la espiritualidad

Esta bebida siempre estuvo vinculada a la purificación espiritual, la riqueza y el amor.Ritual de vino tinto para atraer dinero en una semana.

Fuente: La Nación
04/05/2024 01:00

El vino, una larga historia de éxtasis, magia, religión y amistad

¿Qué es el vino? ¿Qué es esta bebida que nos conecta con recuerdos y que acompaña a la civilización desde hace unos 8000 años (más que la rueda, por poner un ejemplo)? La respuesta más simple es "jugo de uva fermentado", una definición sin duda adecuada que describe el proceso productivo. Sin embargo, adecuada y todo, deja pasar algo que para mí es fundamental y que constituye el corazón de este texto.El vino es cultura, es tradición y nos devuelve recuerdos, como los que directa o indirectamente todos tenemos asociados a esta bebida. Es también trabajo; es la expresión de un lugar; es un producto agrícola; es un alimento; es ciencia, y hoy es también mucha tecnología. El vino es parte de la gastronomía y, sobre todo, parte de nuestra historia como humanidad, al punto que, originalmente, era interpretado como la bebida que nos conectaba con los dioses. Con estas ideas comienza el capítulo sobre la historia del vino en mi libro Te cuento el vino, que busca acercar al público la que hoy es, además de todo lo dicho, nuestra bebida nacional.¿Por qué digo que el vino nos conectaba con los dioses? En el antiguo Egipto no había mejor explicación para esa bebida que, creada desde una fruta, alteraba los sentidos. De allí que estuviera destinada al rito religioso y al cortejo fúnebre, y que siguiera siendo así durante varios siglos más. De hecho, hasta el descubrimiento de la microbiología por parte Louis Pasteur en 1857, el mecanismo por el que el jugo de uva se convertía en un elixir que modificaba la percepción era una gran incógnita para los estudiosos, los filósofos y los poetas.El vino ha pasado gran parte de su historia como un privilegio destinado a nobles, sacerdotes y líderes, que lo consumían en fiestas, en ritos de pasaje o en ceremonias religiosas. Sin embargo, también ha estado vinculado a la pasión y el amor. Tal es la historia de Dioniso, el dos veces nacido y dios del vino para los griegos. Cuando su amante Ámpelo murió, juró convertir su amor en un suave néctar e hizo crecer del cuerpo del joven difunto una planta de vid.Baco, versión latina de Dioniso, nos da en cambio consejos de moderación y consumo responsable, aunque cueste creerlo. En el mundo de los romanos, donde esta bebida ya había salido de los templos, el dios de la fertilidad y del vino, célebre por los excesos de las fiestas bacanales, está asociado a una leyenda que habla de responsabilidad.Baco se sentó a descansar camino a la ciudad de Naxia y, al bajar su mirada, descubrió bajo sus pies una pequeña planta. Decidió que la compartiría con los hombres y, para transportarla, tomó el hueso de un pájaro. La planta creció rápido y debió buscar otro recipiente. Encontró en su camino el hueso de un león y siguió su viaje. Pero tuvo que hacer un nuevo cambio y, al final de su peregrinación, la planta llegó a la ciudad en el hueso de un asno. Cuando Baco presentó la vid a los hombres, les dijo: "Si beben moderadamente de la bebida que harán con sus frutos cantarán y se sentirán libres como pájaros; si siguen tomando, se pelearán entre ustedes como leones, y si no paran, se volverán la burla de todos, como asnos".Por aquel entonces el vino se servía en los palacios y en las tabernas y existían dos categorías: "el vino de los nobles" y "el vino de las tabernas". Controlar su consumo se había vuelto una cuestión de Estado. Curioso como pueda sonar, el vino tinto era el que se consumía en las ciudades, mientras que el blanco era el elegido en los palacios. Por analogía, claro: cuanto más blanco, más puro parecía. Lo que confirma la idea de que el consumo de un estilo de vino tenía entonces, como ahora, una relación con el clima de época.Sobre todo, el vino es la sangre de Cristo. Pero antes de eso, aparece mencionado 900 veces en la Biblia. Se le atribuye a Noé el hallazgo de la vid al bajar del arca; así se lee en el capítulo IX, versículo 20, del Génesis, que dice: "Entonces Noé comenzó a labrar la tierra, y plantó una viña".Fue también un monje el que descubrió el champagne. Estoy hablando de Dom Pierre Pérignon, nombre que hoy es una afamada marca, pero que originalmente fue un religioso benedictino que ingresó a la abadía de Saint Vannes a los 19 años y que, cuando tenía 30, recibió el cargo de "chef de cave" en la abadía de Hautvillers, en el viñedo de Montagne de Reims, en la región de Champaña, donde vivió el resto de su vida. Por accidente descubrió el champagne y calificó la sensación que causan sus burbujas como la de "beber estrellas". Nunca mejor dicho.Los religiosos viajaron a América con las vides para producir vino en el Nuevo Mundo. Pero hay que trasladarse mucho más cerca en el tiempo para conocer el inicio de la vitivinicultura en la Argentina.El 17 de abril de 1853 se presentó ante la Legislatura Provincial de Mendoza el proyecto de creación de una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. Se proponía incorporar nuevos varietales para mejorar la vitivinicultura nacional. Con ese primer abanico de cepas francesas seleccionadas por el agrónomo Michel Aimé Pouget, llegó nuestra hoy emblemática Malbec. Pouget sería contratado como director de la Quinta Agronómica de Mendoza por Domingo Faustino Sarmiento.De allí en adelante, la cercanía del vino con los domingos en familia, los asados con amigos y las celebraciones ya es historia moderna. La Argentina pasó de los vinos de mesa a los de alta gama, considerados hoy entre los mejores del mundo, en el curso de tres décadas. Sin embargo, en todos los casos y en todas sus presentaciones el vino sigue siendo protagonista de nuestros encuentros, como un amigo más, uno que nos acompañaba desde hace 8000 años, cuando era sinónimo de lo místico. Hoy es sinónimo de alegría y disfrute.El tiempo ha pasado pero el vino sigue estando allí, con sus aromas, sus sabores, su terruño, su historia, sus mitos y verdades, que te cuento con mucho más detalle en mi primer libro, Te cuento el vino.

Fuente: La Nación
04/05/2024 00:00

Megaoperativo de la AFIP en 16 bodegas para detectar "maniobras de fraude" en la comercialización de vino

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) llevó adelante un operativo de control con el objetivo de desarticular "potenciales maniobras de fraude" en la cadena de comercialización de la industria vitivinícola. Los procedimientos de fiscalización se hicieron sobre 16 bodegas, 42 distribuidoras de vino y 15 establecimientos dedicados al enoturismo, ubicados en Mendoza, San Juan, Neuquén, Salta, Córdoba, Misiones, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Buenos Aires y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).Según comunicó el organismo, el operativo -impulsado a través de la Dirección General Impositiva y con la participación efectivos de las fuerzas de seguridad- estuvo orientado a detectar inconsistencias en la cadena de comercialización como subfacturación u omisión de ingresos o ventas y detección de personal no declarado.Como resultado de la acción desplegada por más de 120 agentes especializados de todo el país, se hicieron actuaciones en bodegas de la provincia de Mendoza, donde encontraron 6.500.000 litros de vino en elaboración y 95.000 litros de mosto, de los que el establecimiento visitado "no podía justificar el origen ni trazabilidad". El valor de la mercadería en cuestión supera los $5.200 millones, de acuerdo con el valor promedio de ventas exhibido por la Bolsa de Comercio de Mendoza.De la misma manera, en los lugares allanados se detectaron infracciones por incumplimientos a las normas de facturación. En el control previsional realizado sobre un total de 200 empleados relevados, se advirtió que algunos de ellos no estaban declarados o tenían remuneraciones registradas por valores inferiores a los reales. Además, "se detectaron empleados declarados por terceras empresas de baja o nula capacidad económica".En tanto, se labraron actas en las bodegas boutique que prestan servicios de hotelería y gastronomía donde se detectó que no se emitían comprobantes por las reservas de pasajeros y comensales. En ese rubro se establecieron "puntos fijos virtuales" que, sin interferir en la operatoria habitual del lugar, controlan el nivel de ventas de los locales a través del Monitoreo Electrónico de Ventas (MEVEN).En ese sentido, desde AFIP aseguraron que "el Fisco continúa intensificando los controles sobre la cadena de comercialización de los distintos sectores, apuntando a la participación de intermediarios sin capacidad económica para realizar las operaciones en las cuales intervienen".

Fuente: La Nación
03/05/2024 01:18

Ryan Gosling y los motivos que lo trajeron a Buenos Aires y Punta del Este en 2004: "Tenía el corazón hecho pedazos y vino a sanarse"

En las últimas horas, el nombre de Ryan Gosling se convirtió en tendencia en las redes sociales. El actor, que acaba de estrenar en los Estados Unidos la película Profesión peligro, brindó una entrevista a un medio local y recordó con añoranza los helados de una conocida cadena argentina y las medialunas. "Siempre pienso en eso", le confesó a la cronista, ante la mirada atenta de su compañera de elenco, Emily Blunt. "Son como un croissant, aunque más pequeño, más dulce y se come en el desayuno. ¡Y las podés pedir a las cuatro de la mañana!". Fue la actriz británica quien quiso saber cuándo y cuanto tiempo estuvo en el país, y entonces, el protagonista de La la land respondió sin pensarlo: "No el suficiente".Pero sus recuerdos sobre la gastronomía local no se agotaron ahí. "¿Todavía existe Freddo en la Argentina?", le preguntó a la periodista de TN Cecilia Martí. "Sí, ¿lo conocés?", comentó ella, sorprendida. "Es el mejor helado. Fue hace mucho tiempo, no recuerdo cuando, pero quedó marcado en mí", agregó. Las declaraciones del actor canadiense por supuesto que no pasaron inadvertidas y fueron replicadas en distintos medios y en las redes sociales durante todo el jueves. Muchos se preguntaban en qué momento Gosling pisó suelo argentino y fue entonces que apareció Tobías Schapire, amigo del actor, para dar precisiones y aportar algunos datos sobre su estadía.El protagonista de Barbie compartió con él un veraneo en Uruguay y una semana de vacaciones en Buenos Aires. "Todo empezó cuando uno de mis amigos, un pintor estadounidense, me llamó para avisarme que venía a pasar el verano a Punta del Este. Su idea era alquilar una casa junto a uno de sus amigos, el director de cine Boaz Yakin. Para mí el plan era genial, pasar todo el mes de enero de 2004 juntos", le contó a LA NACION. "A los pocos días de estar ahí los tres, nos dice Boaz que un amigo de él estaba con el corazón hecho pedazos y que venía, también, a Punta del Este a sanarse", recordó."Ese amigo resultó ser Ryan, a quien Boaz había dirigido en 2000 en Duelo de titanes, una película que transcurre en los años 60 y habla de la segregación racial. Allí Ryan interpretó a un jugador de fútbol americano y Denzel Washington era el entrenador", explicó. Y entonces, el actor se sumó al grupo y a sus actividades: "Hacíamos picaditos en la playa y él era muy bueno jugando al fútbol... Lo pasamos muy bien, saliendo, yendo a la playa y todo lo que conlleva el verano. Disfrutábamos de los atardeceres, tocábamos la guitarra, nos quedábamos en la pileta, charlábamos mucho, jugábamos al backgamon".Hoy resulta casi imposible pensar que uno de los actores más famosos del mundo pueda pasar inadvertido, pero en aquel entonces, a pesar de ser medianamente conocido en los Estados Unidos y en Canadá, en estas tierras todavía podía escudarse en el anonimato. "De El Club de Mickey era el único que todavía no la había pegado, aunque estaba muy enfocado. Había sido compañero de Britney Spears, Christina Aguilera y Justin Timberlake, y había vivido con ellos en Florida cuando grababan el programa. En ese momento, él era al único que le faltaba... Estaba ahí, por meter el gol. Él estaba por ser famoso, pero venía con el corazón roto", señaló Tobías.Quizá por una cuestión de códigos, él no lo dice, pero quien le había roto el corazón a su amigo era nada menos que Sandra Bullock, con quien Ryan había iniciado un romance mientras filmaban Cálculo mortal, en 2002. "El ya había filmado cuatro películas que todavía no se habían estrenado, pero que iban a tener éxito. Pero con nosotros se comportó como uno más. Ahora, a la distancia, resulta gracioso que lo hayamos tenido de incógnito en Buenos Aires y en Punta del Este, sin que nadie supiera quién era", reflexionó su amigo.Ese "anonimato" seguramente le sirvió para llevar una estadía tranquila, alejada de los paparazzi y de las preguntas incómodas, pero también le mostró su contracara. "Una noche fuimos a Tequila, en Punta del Este, y nos dejaron entrar a todos menos a él. Lo rebotaron. Como yo conocía a la gente de la puerta les dije: 'Pará, este flaco la va a romper. Filmó varias cosas que están por salir. Dejalo entrar'. Ahí le saqué esa foto haciendo ese gesto adentro del boliche", señaló Tobías. Horas después de ese incidente, Gosling probaría uno de los manjares que mencionó en la entrevista: "Cuando salimos de ahí, a las cuatro de la mañana, nos fuimos a comer medialunas".La conexión que el grupo logró entablar en tan poco tiempo fue tan fuerte, que cuando Tobías emprendió el regreso a la Argentina, los demás decidieron viajar con él. "Nos hicimos muy amigos. Estuvimos juntos en total unas cuatro semanas, y una la pasamos en Buenos Aires. Y es verdad lo del helado: íbamos al Freddo que estaba ubicado en Juncal y Ayacucho. Así que su cuento del helado es tal cual. Fue así", explicó.Lo que quedaba por saber era si durante su travesía rioplatense, el actor había entablado alguna relación sentimental que lo ayudara a curar su "corazón herido". "No. ¡Para nada! Obviamente, es un tipo fachero, y aunque no fuera famoso en aquel momento, con solo saber que era un actor estadounidense, lindo, y que sé yo, podría haber tenido algo con alguien... Pero el tipo, ni bola. No le dio bola a ninguna mujer. Nada de nada", aseguró Tobías.

Fuente: Infobae
02/05/2024 05:19

Ingresado un bebé con un coma etílico: su abuela le dio por error un biberón con vino

Se utilizó vino blanco en lugar de agua para disolver la leche en polvo y el infante ingirió una pequeña cantidad de la mezcla




© 2017 - EsPrimicia.com