postre

Fuente: Infobae
21/07/2024 14:23

Aprende a hacer este postre de fresas y coco que aporta altas cantidades de vitamina C

Conoce una receta nutritiva y deliciosa que puede ayudar a reducir los niveles de estrés y mejorar la salud de tu corazón según investigaciones científicas

Fuente: Infobae
20/07/2024 12:49

Mini sándwich de malvaviscos, un postre para niños rico en vitamina A que ayuda a fortalecer la vista

Esta idea rápida y deliciosa te permite disfrutar de un postre rico y fácil de hacer con pocos ingredientes

Fuente: Infobae
19/07/2024 23:26

Siga este paso a paso para preparar un exquisito postre tres leches

Existe una manera fácil y económica de preparar un postre para sorprender y no quedarse con el antojo

Fuente: Clarín
18/07/2024 09:00

Combates medievales, 17 mil sándwiches y el postre Balcarce: fiestas populares para disfrutar el fin de semana

Pueblos y ciudades de la provincia de Buenos Aires convocan con sus propuestas.Sabores y tradiciones locales, shows musicales, degustaciones y hasta clases de cocina.

Fuente: Infobae
17/07/2024 13:20

Receta de gelatina de refresco de naranja, el postre que ayuda a fortalecer huesos y articulaciones

El refresco de naranja se ha convertido en una de las bebidas gasificadas favoritas de muchos, utilizada incluso en recetas que aportan diferentes nutrientes

Fuente: Infobae
09/07/2024 16:10

Receta original del arroz con leche: esta es la manera adecuada de preparar este representativo postre

El arroz con leche es un platillo que acompaña diversas festividades y celebraciones en Colombia. Su preparación puede variar y mezclar diferentes sabores, dependiendo de la región en la que se cocine

Fuente: Infobae
05/07/2024 09:06

Receta de gelatina tricolor, un postre ideal para llevar en días de orgullo nacional

Esta idea de gelatina es una opción fácil y variada para llevar de postre en cualquier festejo

Fuente: Infobae
03/07/2024 16:22

Cómo preparar mini gelatinas de galletas marías, un postre saludable para los niños

Rica y fácil de hacer, este postre podría ser un complemento ideal para el lonche de la escuela

Fuente: Infobae
29/06/2024 11:00

Receta de soufflé helado de chocolate: el delicioso postre ligero y refrescante que tiene más de 200 años de historia

De origen francés, se caracteriza por estar lleno de aire en su interior y porque puede hacerse de varias formas distintas, aunque todas tienen en común ingredientes como las claras de huevo, el azúcar y el chocolate fundido

Fuente: Infobae
28/06/2024 14:22

Top cuatro de los mejores lugares para comer postre en Bogotá: agéndese este fin de semana festivo

Las personas que se quedan este 29 y 30 de junio y 1 de julio en la capital de Colombia pueden visitar estos cuatro lugares en donde van a deleitar su paladar

Fuente: Infobae
28/06/2024 14:16

Receta de mini gelatinas napolitanas, un postre rico en calcio ideal para el lonche de los niños

Una versión nutritiva de este rico postre que es fácil de hacer y ayuda a mejorar la digestión de los más pequeños del hogar

Fuente: La Nación
24/06/2024 17:00

El truco para hacer el mejor postre casero con frambuesas y que parezca comprado

Una combinación única es la fruta con chocolate. Este tipo de sabores se unen en una explosión de ricura que hace que, por la acidez de la fruta y la dulzura del chocolate, se cree una nueva forma de incluir frutas en los postres.Las frambuesas bañadas en chocolate son una opción popular debido a su sabor agridulce y su tamaño perfecto para un bocado. Estas pequeñas bayas tienen una textura jugosa que combina muy bien con el chocolate. Es un postre versátil que puede servirse en diversas ocasiones, desde celebraciones hasta como un antojo en soledad.La frambuesa (Rubus idaeus) es originaria de Europa y del norte de Asia. Se cultivó y consumió desde tiempos antiguos, con registros que datan de la época prehistórica. Los antiguos griegos y romanos ya conocían y apreciaban esta fruta. Ahora, las nuevas generaciones descubrieron que, con chocolate, son una perfecta combinación y las preparan en todas partes del mundo.¿Cómo preparar frambuesas bañadas en chocolate?Lavar y secar las frambuesas: es crucial que estén completamente secas para que el chocolate se adhiera correctamente.Derretir el chocolate: podés usar chocolate negro, con leche o blanco, según tu preferencia. Derretilo a baño maría o en el microondas.Sumergir las frambuesas: usá un tenedor o un palillo para sumergirlas en el chocolate derretido.Enfriar: colocá las frambuesas bañadas en una bandeja con papel aluminio y enfrialas en el freezer hasta que el chocolate se endurezca.Una vez que se endurecieron por completo, despegalas del papel aluminio y guardalas en un frasco o recipiente apto para freezer. Es recomendable mantenerlas en el freezer siempre para preservar la fruta. Sin embargo, si no te gustan las frambuesas o querés probar otra receta, muchas frutas quedan bien con chocolate. Te recomendamos algunas otras para poder recrear esta receta con la opción que más te guste.1. FrutillaLas frutillas bañadas en chocolate son clásicas y muy apreciadas. Su tamaño y forma permiten una cobertura uniforme de chocolate. Pueden decorarse con chocolate blanco para darles un toque especial.2. BananaLa banana es una fruta dulce que combina bien con chocolate. Se puede cortar en rodajas o en mitades antes de sumergirlas en chocolate. Para más variedad, se le pueden añadir toppings como nueces o coco rallado.3. AnanáEl ananá aporta una acidez refrescante que contrasta de manera dulce con el chocolate. Se puede cortar en trozos o en círculos antes de bañarla.4. ManzanasLas rodajas de manzana bañadas en chocolate son crujientes y jugosas. Es común verlas con adiciones como caramelo, nueces o chips de chocolate para agregar texturas y sabores.5. UvasLas uvas bañadas en chocolate son pequeñas y perfectas para bocados rápidos. Se pueden servir en brochetas para facilitar su manejo.6. NaranjasLos segmentos de naranja o clementinas son otra opción interesante. Su sabor cítrico complementa el dulzor del chocolate. Además, se pueden usar ralladuras de naranja para intensificar el sabor.7. KiwiEl kiwi tiene un sabor único y su acidez se equilibra bien con el chocolate. Es mejor cortar el kiwi en rodajas antes de bañarlo.De todas formas, existen algunos consejos clave a la hora de considerar los tipos de ingredientes que se van a utilizar para preparar esta receta.Tipo de chocolate: el chocolate negro es más saludable y tiene un sabor más intenso, mientras que el chocolate con leche es más dulce y cremoso. El chocolate blanco, aunque no contiene cacao sólido, puede agregar un toque de suavidad y dulzura.Decoraciones: después de bañar las frutas, podés decorarlas con nueces picadas, coco rallado, chispas de chocolate, o un poco de sal marina para realzar el sabor.Conservación: mantené las frutas bañadas en chocolate en el freezer hasta el momento de servirlas para evitar que el chocolate se derrita.

Fuente: Infobae
22/06/2024 02:00

La coca de San Juan, el postre tradicional que da la bienvenida al verano

Es uno de los postres más tradicionales de la noche de San Juan, que se disfruta durante la noche más corta del año y que está lleno de secretos y curiosidades

Fuente: Clarín
20/06/2024 19:18

Fin de semana XXL: viaje en tren, cena sin postre y otras opciones "low cost" en Mar del Plata

Los comercios suman promociones y ofertas para atraer turistas. Sobresalen las caminatas por la Costa. El rubro que se destaca entre los alquileres.

Fuente: Infobae
16/06/2024 09:20

La gelatina de arroz y fresa con calcio que es un excelente postre para mujeres embarazadas

Las fresas son bajas en sodio y su índice de carbohidratos es reducido, por ello, son recomendadas para adultos mayores

Fuente: Ámbito
15/06/2024 09:00

Arroz con leche: la receta definitiva para preparar este exquisito postre

Este plato es un gran clásico entre los argentinos. Aprendé a hacerlo con este simple paso a paso.

Fuente: Infobae
11/06/2024 10:20

Se filtró plato que Alejandro Estrada dedicó a Dominica Duque en 'MasterChef Celebrity Colombia': es un postre

El actor y empresario cucuteño dio detalles de su participación en la competencia culinaria que inicia el 18 de junio y se conoció que lanzó guiño a su compañera de cocina con la que lo relacionan

Fuente: La Nación
11/06/2024 03:36

Se especializó en un postre que le fascinaba de chico y hoy hacen cola para comprarlo: "Me gusta que le dé felicidad a la gente"

"Una buena mousse tiene que tener textura aireada", expresa Marcos Speroni, de 52 años, luciendo una impoluta chaqueta y gorra de cocinero, mientras, le da de probar a un nuevo cliente una cucharita con una deliciosa mousse de chocolate amargo al 72%. El joven, entusiasmado, se la devora al instante y enseguida cierra sus ojos. "Riquísima", dice. ¿Te gustaría degustar alguna más?, le consulta. Este afirma con vehemencia. Marcos lo sorprende con una de frambuesas naturales. "Morris Mousse" es un pequeño y coqueto local ubicado en el barrio de Recoleta, sobre la calle Paraná 1052, especializado en este postre de origen francés. Abrió sus puertas en septiembre de 2022 y desde entonces está causando sensación: hay días en los que la cola llega hasta la Avenida Santa Fe. "Nunca imaginé semejante éxito", agrega el emprendedor sonriente y continúa con su labor.Marcos o "Morris", apodo que le decían de pequeño en la escuela, comienza con la producción por la mañana. Primero deja a su hija en el colegio y luego camina unas pocas cuadras hasta el local. Antes de las nueve de la mañana las cinco batidoras de pie ya están encendidas (a todo ritmo) en la cocina a la vista. Según el día prepara de dulce de leche, chocolate tradicional, limón, maracuyá, coco y hasta de tres chocolates, entre otras especialidades. A las once abre las puertas al público y la clientela ingresa sin cesar. "Se copan un montón con la propuesta. Algunos cuando llegan por primera vez creen que es una heladería, pero enseguida les explico y les doy de probar las mousses", cuenta a LA NACIÓN. Morris siempre fue un apasionado de la gastronomía, pero como un hobbie. De hecho, era su "cable a tierra" y cada vez que se le presentaba una oportunidad sorprendía a sus amigos y familiares con alguna preparación. Sin embargo, lo suyo eran los números, las finanzas y el excel. "Estudié administración de empresas, hice un máster en administración de proyectos y durante muchos años trabajé en bancos internacionales y empresas constructoras", expresa. Los primeros pasos en lo de Francis MallmannEn 1999, para despejar su mente de tantas obligaciones, se anotó en un curso anual de gastronomía que se dictaba en "Patagonia Sur" el restaurante de Francis Mallmann, en la Boca. Allí tuvo de profesoras a las chefs Paola Carosella y Juliana López May. "Era increíble porque yo llegaba y me sacaba la corbata y el traje. Me ponía el delantal y empezaba a jugar con los sabores. Preparábamos entrada, plato principal y postres y luego lo degustábamos con los compañeros. Me di cuenta que la cocina me gustaba de verdad", confiesa. Aquella chispa estuvo en pausa durante varios años más, pero seguía encendida. Luego, realizó otro curso con el chef Martín Carrera y se entusiasmó aún más. En aquel entonces, estaba trabajando en una empresa de tecnología repleta de exigencias. "Estaba súper estresado. Internamente sabía que quería hacer otra cosa con mi vida, pegar un volantazo", admite. Al tiempo, Marcos comenzó a cocinar en su casa y se especializó en un postre que desde niño le fascinaba: la mousse de chocolate. Cada vez que había una juntada familiar o reunión con amigos él la preparaba y todos quedaban maravillados. "La receta que preparaba en ese momento es muy diferente a la que hago hoy: llevaba cinco claras batidas a punto nieve, cinco yemas batidas con azúcar, chocolate y gelatina", rememora sobre sus primeras fórmulas. Fue en ese momento cuando a Marcos se le ocurrió una fantástica idea: armar un emprendimiento con este postre como protagonista. Mejoró la receta, encontró el envase indicado para las mousses y comenzó a venderla a domicilio por distintos barrios porteños y de Zona Norte. Primero entre conocidos y luego el "boca a boca" hizo de las suyas. En el 2017 renunció a su empleo y se dedicó al proyecto de lleno. Ese año, se presentó con un colorido puesto en la feria de cocina francesa, Le Marché y sus creación resultó un éxito. "Habíamos preparado 200 unidades y para nuestra sorpresa se agotaron", rememora orgulloso. A partir de ahí, el negocio no paró de crecer. Marcos continuó capacitándose y en el 2019 se anotó en el IAG a estudiar la carrera de Profesional gastronómico y pastelero profesional. Un año más tarde llegó la inesperada pandemia, pero él continuó ofreciéndolas a domicilio. Algunos le sugerían que sume más variedad de productos como tortas u otros postres, pero él siguió firme con la idea del "monoproducto". Siempre deseó tener su propio local y el sueño del "bar de mousses" se cumplió el 21 de septiembre de 2022. Su mujer Chantal lo acompañó en esta nueva aventura y desde los inicios lo ayuda con la atención de los clientes. "El sitio me pareció perfecto porque es pequeño, pero con la cocina a la vista. Me encanta que los clientes puedan ver todo el detrás de escena de la producción. Genera mucha curiosidad e interés", explica.De chocolate amargo al tradicional, sin olvidar el limón, la frambuesa y maracuyá En Morris Mousse la gran protagonista es la heladera exhibidora con las distintas variedades. Hay de chocolate amargo al 72%, de chocolate tradicional (similar a la receta de las abuelas), de limón, frambuesa combinada con chocolate amargo, dulce de leche, chocolate blanco y maracuyá. También una creación única de la casa con tres variedades de cacao (amargo, tradicional y blanco) que viene presentada en capas. "Según la temporada vamos sumando nuevos sabores como el coco con dulce de leche, banana split, mango, Nutella con chocolate amargo y hasta de ananá", cuenta. Para el aniversario hicieron una versión especial con dulce de leche tradicional, granizado y moneda de chocolate.¿Cuál es la versión más exótica que preparaste? "Hasta el momento la de maracuyá, la hago con fruta natural. Le gusta mucho al público extranjero, en especial a los brasileños. Muy pronto me gustaría probar una con pomelo, puede resultar deliciosa", dice entusiasmado. Vienen en distintas presentaciones: la individual (de una porción), el pote de una porción y media y el tamaño "Familiar" para cinco personas aproximadamente. Otra curiosidad es que la mousse trae una base de dulce de leche natural y se les puede agregar distintos toppings (a gusto): nueces, almendras, nutella, galletitas y confites, entre otros. "Quedan fascinados. Se divierten armando combinaciones.", confiesa Morris, quien también propone una movida para cuidar el Medio Ambiente con sus envases reciclables. "Muchos habitués optan por traer sus propios envases, fuentes o bowls de vidrio para que les prepare ahí sus sabores preferidos. También me las encargan con anticipación para eventos, cumpleaños o juntadas familiares", expresa.Con todos estos años de experiencia, podría decirse que sos un experto en mousses. ¿Cuál crees que son las claves para identificar una buena?Tiene que tener aire, ser aireada. Eso es clave. Es una de las cosas más importantes. En más de una oportunidad me ha pasado en algún restaurante que clavo la cuchara y tiene una textura más de postrecito o pesada. Las mousses que yo hago no llevan crema ni manteca. Tienen pocos ingredientes, la de chocolate amargo, por ejemplo, tiene claras pasteurizadas hidratadas con agua mineral y azúcar. Nada más. Sin aditivos, conservantes ni colorantes. Es lo más natural posible. Incluso todos los ingredientes con los que las preparo son sin gluten."Me gusta realizar un producto que a la gente le genere felicidad", remata y se dirige a batir a la cocina para preparar, con mucha pasión, este delicioso postre aireado.

Fuente: La Nación
06/06/2024 19:00

"Lo vendía de puerta en puerta". Sin hablar español y con una vieja receta griega, creó un postre clásico argentino y fundó un imperio

Cuando Miguel Georgalos llegó al Puerto de Buenos Aires tenía tan solo 24 años y no hablaba una palabra de español. No traía nada consigo. Vino, como dicen, "con una mano atrás y otra adelante". Su único equipaje eran sus ansias de progresar y algunas recetas de cocina que guardaba en su memoria. Antes de desembarcar en la Argentina, vivió unos años en Polonia. Miguel, oriundo de la isla de Quíos, Grecia, había dejado su tierra natal para aprender pastelería en la panadería de unos parientes en Varsovia. Sin embargo, la complicada situación de Europa, en la antesala de la Segunda Guerra Mundial, lo obligaron a cambiar sus planes y buscar nuevos rumbos. Así fue como, en 1939, desembarcó en el país.En el puerto conoció a un compatriota que lo ayudó con el idioma y le ofreció alojarse provisoriamente en su casa de la calle Muñiz, en el barrio de Flores. Consciente de que debía encontrar rápido la forma de ganarse la vida, Miguel recurrió a sus habilidades culinarias y apostó a una "versión local" de un tradicional postre árabe que se convirtió en la llave de su éxito y de las generaciones venideras."Mantecol está en nuestro ADN y es muy importante para nosotros porque no fue solo el inicio de una carrera empresarial para mi abuelo, si no que también fue la herramienta que le permitió volver a tener a toda la familia junta, algo que para la cultura griega es muy importante. Aunque después, las cosas no salieron tal como él las había imaginado...", dice Miguel Zonnaras, nieto de Miguel y presidente de Georgalos.-¿Quién era Miguel Georgalos?-Él era una gran persona que, por sobre todo, tenía el don de la humildad. Con su sencillez y su forma simple de resolver las cosas, nos enseñó mucho. No había tenido estudios, apenas lo básico, pero tenía un conocimiento de vida extraordinario. Tengo muy presente su historia porque tuve la suerte de conocerlo y disfrutarlo hasta mis 15 años.-¿Qué pasó luego de que su abuelo Miguel llegara al país?-El dueño de la casa, el amigo que lo había alojado, le preguntó qué sabía hacer. Él le contó de su experiencia en Polonia y le dijo que sabía preparar un postre que era bastante popular entre la comunidad árabe, que es un símil mantecol, pero a base de pasta de sésamo. En oriente se conoce como "halva", "halava" o "halawa", depende si le preguntás a un libánes, un sirio o un griego. Comenzó con su emprendimiento doméstico con la idea de producir aquel postre típico, pero se topó con un problema: no encontró sésamo, la materia prima principal en la receta, su esencia.-¿Cómo lo resolvió?-Empezó a pensar con qué podría reemplazarlo y apareció el maní. Básicamente, reemplazó la pasta de sésamo por la pasta de maní... y cuando lo hizo descubrió que el producto era muy apetecible. Así creó el Mantecol.-Con la nueva fórmula, su abuelo logra un nuevo producto. Ahora, ¿cómo logra comercializarlo?-Al principio la producción y venta era doméstica. Es como si hoy alguien se pone a hacer pastelitos en su casa y luego los vende en el barrio. Vendía puerta por puerta. Hacía una tanda, la vendía y luego regresaba a su casa para seguir produciendo.Miguel Zonnaras cuenta que su abuelo comenzó solo. Y si bien luego contrató alguna colaboradora, él intervenía en todo el proceso: desde la compra de la materia prima, la elaboración y la venta. Entre sus ingredientes, el Mantecol lleva clara huevo, caramelo, algo de cacao... y el ingrediente esencial: el maní. Lo elaboraba en una olla doméstica que luego colocaba en moldes, a temperatura ambiente, para que se estabilice la fibra. "Obtener la consistencia óptima de la fibra lleva un tiempo de 'paleo' [mezclado]. Eso mi abuelo lo determinaba degustando el producto. Hasta el último momento, mantuvo la costumbre de probar y controlar cada una de las 'tachadas' [una gran olla de 300 kilogramos donde se mezcla el producto]. Luego de probarlas, hablaba con los maestros "mantecoleros", como él los llamaba, y les decía: 'Acá está el punto de la fibra'. Porque dependía del clima, la humedad y de cómo venía la materia prima".-¿Cómo surgió el nombre "Mantecol"?-Hay dos versiones. La historia oficial es que la señora que ayudaba a mi abuelo en la producción probaba la receta y le decía: "¡Don Miguel, esto es una manteca!". Y ahí aparece el nombre "Mantecol". Después, existe otra versión relacionada con su envasado, que era en panes, similar a la manteca, y de ahí el nombre.-Cuando Miguel hizo esta nueva receta, ¿imaginó que "su nuevo postre" iba a tener tanto éxito?-No, no. Mi abuelo, como todos los inmigrantes, venían con ánimo de supervivencia y eran una máquina de trabajo y empuje. No puede pensarse con la cabeza de hoy. Ellos tenían que comer y sabían que para hacerlo tenían que trabajar. En esa época no existían los subsidios ni el plan social. Era simple: el que no trabajaba no comía. Las grandes empresas del país se crearon así, desde ese hambre por salir adelante, por sobrevivir.-¿Qué sucedió luego?-Como cualquier emprendimiento al que le va bien, le llegó la crisis del crecimiento. Le costaba conseguir la materia prima, el maní, en la cantidad y calidad que requería, entonces decidió viajar a Córdoba que es donde se produce el maní. En uno de esos viajes en colectivo a Córdoba se sentó a su lado una joven, Marcela Brandan, de Santiago del Estero, y se enamoraron. Así arrancó su historia de amor.-¿Qué rol tuvo tu abuela?-Fue un pilar fundamental, la que le daba armonía al hogar. Una persona extraordinaria. Aunque ella no era griega, se metió tanto con la cultura que terminó siendo más griega que los griegos (risas). Aprendió a bailar, hablar y también a cocinar las comidas típicas. Mi abuelo estaba muy dedicado a su emprendimiento y a su finalidad, que era generar los recursos para traer a su familia que estaba en Grecia. Eran cinco hermanos: Sofoclés, Timoleón, Constantino, Odysseos y mi abuelo, que era el mayor.-¿Logró traer a sus hermanos?-Sí, primero les envió una carta contándoles que estaba bien en la Argentina, hablándoles maravillas de este país. Y, a medida que pudo, los fue trayendo. Mi abuela era la encargada de recibirlos y darles contención.A medida que la empresa crecía, más Georgalos dispuestos a trabajar en el emprendimiento familiar llegaban al país. "Terminó trayendo a toda la familia: sus padres, sus hermanos y dos primos hermanos. A medida que iban llegando, mi abuelo los incorporaba en algún área de la empresa. Sófocles, como tenía más conocimiento en temas administrativos, fue quien se encargó de esa área. Mi abuelo estaba más dedicado a la producción", cuenta.Para ese entonces, los viajes de Miguel a Córdoba para conseguir la materia prima ya eran habituales. Fundó la fábrica de Mantecol en el barrio de Floresta, cerca del Club Atlético All Boys, y ese fue el puntapié inicial para el desarrollo industrial de Georgalos. La casa de don Miguel estaba frente a la fábrica. "Con mi abuela, tuvieron tres hijos: María, Juana -mi madre- y Juan Miguel, que fue el presidente y líder de la segunda generación. Hoy los hijos de ellos, la tercera generación, somos los que continuamos con el proyecto empresarial", agrega.-También agregaron otros productos a la producción.-Sí, pero siempre el eje principal fue el Mantecol. La expansión fue a comienzos de los 60, cuando ya estaba toda la familia en el país. Ahí arrancaron con la caramelería, confitura, chocolates y la actividad aceitera en Mendoza. La época de oro fue en los 70, cuando el modelo que había formado mi abuelo tenía una envergadura muy importante.El crecimiento de la empresa trajo aparejada la necesidad de adquirir más maní. Fue entonces cuando Miguel decidió comprar un campo en Río Segundo, Córdoba, epicentro manisero. Posteriormente, compró un predio de una cervecería, también en Rio Segundo, y lo convirtió en la planta industrial principal en la fabricación de Mantecol. "Cuando mi padre se casó con mi mamá, mi abuelo lo envió a dirigir la planta de Rio Segundo. Nos mudamos a una casa que estaba frente a la fábrica. Podría decirse que el patio de la casa donde pasé mi infancia era la fábrica de Mantecol. Además, durante las vacaciones, desde mis seis o siete años, me cruzaba todos los días a la fábrica para ayudar a mi papá. ¡Si hasta me ponía el traje de operario!", recuerda.-En dos décadas, lo que comenzó como un emprendimiento doméstico se convirtió en una gran empresa. Con tantos familiares en la conducción, ¿cómo se tomaban las decisiones?-Era una familia tradicional donde el mayorazgo se respetaba mucho. Mi abuelo tenía un liderazgo muy fuerte, él tomaba la decisiones. El proyecto original de mi abuelo fue de supervivencia y familiar, sus hermanos tenían participación accionaria y yo creo que él lo hizo así porque su finalidad era tener a toda la familia junta, siempre en sus decisiones priorizó la familia por sobre la empresa. Para él, la familia era el mayor activo.-¿Y todos lo respetaban?-Él tenía ese liderazgo natural, nunca iba a existir tensión mientras que él estuviera de acuerdo... Una de las primeras crisis de la empresa fue cuando empezó a tener diferencias con su segundo hermano, ahí fue la primera división, a finales de los 70.Las diferencias y la crisis"A veces, cuando las empresas familiares se vuelven grandes empiezan las diferencias. No fue una sola, fue un conjunto... al que se sumaron cuestiones de ego, de reconocimiento, de protagonismo y de liderazgo. Creo que esos fueron los motivos que llevaron a la división. El hermano que le seguía y un primo hermano que estaba radicado en Mendoza, decidieron irse de la empresa y se quedaron con las actividades productivas que tenían en Mendoza, además de toda la parte aceitera, que en ese momento era bastante importante", cuenta Miguel.-¿Qué pasó después de aquel primer cimbronazo?-Empezaron a escindirse los proyectos. Pero el proyecto de mi abuelo nunca fue empresarial, si no que lo importante para él era el sustento familiar. En los 80 y mi abuelo empezó con problemas de salud lógicos por una vida con mucho desgaste. Se retiró en 1988 y le pasó el mando a su hijo, Juan Miguel.-¿Cómo fue el cambio de liderazgo?-Mi tío era muy joven y tenía un desafío enorme: manejar una empresa muy atomizada en su patrimonio, porque mi abuelo le había dado participación a todos sus hermanos y eso le restaba armonía, sumado a los problemas de la volatilidad de la economía. Fue la etapa más dura del proyecto empresarial. Al punto tal que en 1995 la empresa se presentó en concurso de acreedores porque las deudas habían superado la capacidad de pago.-¿Qué pasó con el vínculo familiar?-En la medida que se fueron de la empresa, también se rompía el vínculo familiar. Entre los que se peleaban no primó la unión familiar.-Y su abuelo, ¿cómo sobrellevó esa realidad?-Creo que parte de su deterioro de salud y de cómo terminó, con un Parkinson muy severo, está relacionado con todo esto. Gran parte de su dolor fue ver cómo lo que le permitió tener a toda la familia junta también fue lo que terminó generando las peleas que los dividieron. Eso fue para él muy duro y difícil de procesar. Falleció en 1995. Mi abuela murió dos años antes, en 1993, a ella también la afectó. Hoy, a la distancia, creo que todas estas angustias hicieron que su desenlace fuera muy difícil.-Volviendo a la empresa, ¿qué pasó durante la gestión de su tío, Juan Miguel?-Los primeros años, por la división y la falta de armonía entre la familia, fueron complicados. Pero mi tío era una persona con un carácter espectacular, un ser humano fantástico y un gran optimista. Él siempre miraba las cosas de manera positiva y tenía una energía para ir hacia adelante increíble. Siempre pienso que por cómo estaban las cosas en ese momento en la empresa, el único que podía sacarla adelante era alguien como él, "un loco" en el buen sentido. Juan Miguel lideró un proceso de reestructuración para que la compañía pudiera honrar todos sus compromisos. Y así empezó un camino de corrección hasta que llegó el 2001.-Una de las peores crisis del país.-Fue un año bisagra y mi tío debió tomar una decisión muy difícil. O vendía la empresa y se desprendía de todo o vendía su activo más importante: Mantecol, nuestra marca insignia. Yo siempre rescato ese momento en su liderazgo porque pienso que cualquier persona en su lugar se podría haber desprendido de todo y hoy la historia sería otra.-¿Cómo fue su decisión?-No quedaban muchos caminos... Mi tío apostó por la continuidad de la empresa, a la posibilidad de empezar de nuevo. Se vendió el activo, se vendió Mantecol.En 2001, Georgalos le vendió Mantecol a Cadbury Stani, filial argentina de Cadbury Schweppes, por 22,5 millones de dólares. "Teníamos una cláusula que nos impedía hacer el producto por ocho años. Por eso, como teníamos la materia prima, arrancamos con un postre de maní Nucream. También apostamos fuerte al chocolate e iniciamos relación de cooperación industrial con Kraft Foods", explica.-¿Cómo impactó la venta?-Yo había empezado a trabajar en la empresa en 1999 y la decisión me impactó mucho. Recuerdo que mi tío siempre me decía: "Ahijado, quedate tranquilo que todo va a andar bien y vamos a tener revancha" [con la voz entrecortada por la emoción]. El director industrial de aquel entonces, con quien hoy mantengo mucha relación y que es como otro padre para mí, me decía que no me preocupara porque íbamos a volver a comprarlo.-Casi como una profecía.-Sí, 20 años después, cuando nos enteramos que Mantecol estaba a la venta, nos tiramos de cabeza y lo volvimos a comprar. Lamentablemente, mi tío ya había fallecido, pero su imagen fue la primera que vino a mi mente en el momento de la firma. Uno no toma dimensión, pero creo que no hay muchos casos así en el mundo. Con la recompra de Mantecol recuperamos nuestro ADN porque nuestro proyecto empresarial como familia se dio gracias a Mantecol, no fue a la inversa como es lo más común hoy. Acá el producto vino primero y la empresa después.Así, en 2022, Mantecol, que estaba entonces en manos de la multinacional Mondelez, volvió a la familia de Miguel Georgalos, su creador.-Sobre las empresas familiares existe el dicho que dice: "la primera generación crea la empresa, la segunda la desarrolla y la tercera la funde". ¿Qué opina al respecto?-Me gusta pensar que mi abuelo y mis tíos me hicieron el favor de armar los líos antes [risas]-¿Qué diría hoy su abuelo, si pudiese ver a sus nietos juntos en la empresa?-Con mis primos aprendimos de los errores que se cometieron en la empresa, en la familia y en la historia. Tenemos una gran relación. A menudo pienso en mi abuelo y en mi tío, sobre todo cuando tengo que tomar decisiones. Me gusta pensar qué harían ellos. Creo que hoy le dimos a la compañía el lugar que mi abuelo siempre imaginó y a mi tío le cumplimos la apuesta que hizo por la empresa. Parte de las energías que tenemos para salir adelante creo que vienen de ellos, que desde arriba nos están dando todo el empuje.

Fuente: La Nación
06/06/2024 05:00

Un postre crocante, sin azúcar agregada, para aprovechar las frutas más ricas del otoño

Los ingredientes que nos ofrece el otoño en Argentina son principalmente los zapallos y calabazas, los hongos, el brócoli, las manzanas y las peras, las uvas, pueden quedar los últimos higos y algunos mburucuyás.El otoño nos invita a llevar la magia de la temporada a cada rincón de nuestras vidas y la cocina es el lugar perfecto para empezar. Preparar comidas saludables y sin desperdicio, que estén listas para acompañarnos en nuestras rutinas, no solo es una forma de cuidar nuestra salud, sino también de impactar positivamente en nuestra economía y en el medio ambiente.Tomar un vaso de jugo de apio por día es fundamental para evitar la osteoporosis y la artritis¡Que sus cocinas estén llenas de aromas, de colores otoñales y que el alimento sea siempre tu medicina y sin desperdicio!Crujiente de manzanasEsta receta se prepara sin azúcar agregada, solo con la dulzura de la fruta y con ingredientes naturales y de estación. En el caso de querer hacerla sin gluten, se puede reemplazar la misma cantidad de harina por tu premezcla casera favorita.Estos tres alimentos ayudan a mantener el cerebro saludable a partir de los 40 añosManzanas rojas, 3 unidadesUvas dulces, 300 gramosMburucuyá silvestre, 4 (opcional)Harina, media tazaJugo de 1 limónRalladura de 1 limónCanela molida, media cucharaditaAvena, 1 tazaAlmendras molidas, 20 unidadesManteca, 2 cucharadasNuez picada, media tazaPreparaciónPrecalentar el horno a 180° C. Cortar las manzanas en cubos, retirar solo las semillas. En el caso de retirar la piel, utilizarla para hacer vinagre. Agregar sobre las manzanas el jugo de limón, la ralladura y la canela. Mezclar. Cortar las uvas por la mitad y agregarlas a las manzanas. Colocar la mezcla de frutas en una fuente para hornear de 20 cm de lado.En un bol pequeño, mezclar la harina, la avena, las almendras, las nueces y la manteca. Desgranar con los dedos hasta que la manteca este integrada y la preparación tenga un aspecto similar a la arena. Espolvorear esta mezcla de manera uniforme sobre la fruta y llevar al horno hasta que se dore y burbujee (aproximadamente 50 minutos a 1 hora). Disfrutar tibio.

Fuente: Infobae
05/06/2024 14:14

La crujiente receta del crumble de pera, un postre rico en vitaminas A, B, C y K

Esta versión de crumble combina el sabor fresco y jugoso de la pera con un toque crujiente, dulce y fresco

Fuente: Infobae
03/06/2024 15:23

Receta de cheesecake sin carbohidratos, un postre para cuidar la figura

Esta versión del postre clásico será tu nueva receta favorita para compartir con amigos y familia

Fuente: Infobae
31/05/2024 16:07

Aprende a cocinar postre crujiente de manzana y arándano

Paso a paso, te enseñamos a preparar este delicioso y nutritivo alimento, sin mayor complicaciones

Fuente: Infobae
31/05/2024 04:01

Recetas saludables: cómo hacer postre crujiente de manzana y arándano

Paso a paso, te enseñamos a preparar este delicioso y nutritivo alimento, sin mayor complicaciones

Fuente: Infobae
03/05/2024 22:06

Qué son los pedos de monja, un postre raro pero riquisímo consumido en México

Aunque la receta no es mexicana, su consumo es popular en algunas entidades del país




© 2017 - EsPrimicia.com