portero

Fuente: La Nación
17/07/2024 13:00

"Multimillonaria psicópata": Alana S. Portero vs. J. K. Rowling por la "transfobia" de la creadora de Harry Potter

Tras el lanzamiento en el Reino Unido de la traducción al inglés de La mala costumbre, primera novela de la escritora y periodista española Alana S. Portero (Madrid, 1978), que narra el recorrido de un niño de clase obrera que se convierte en una joven trans, la autora hizo el lunes una serie de publicaciones en la red social X sobre la situación de las personas trans en el Reino Unido y las influyentes opiniones de la escritora J. K. Rowling, calificadas no pocas veces como "transfóbicas". Según Portero, la creadora de Harry Potter lidera "una campaña monstruosa de violencia" contra las mujeres trans.El día que Tomás Eloy Martínez entrevistó a Paul Auster en su casa de Nueva YorkBad Habit fue publicado en el Reino Unido por el sello 4th State Books (del grupo Harper Collins), a mediados de mayo, con traducción de la estadounidense Mara Faye Lethem.Si mi escritura es política tiene que ver con que toda mi existencia lo es, generalmente en contra de mi voluntad. Nunca he visto mi trabajo como nada más que una contribución cultural a la que el tiempo se encargará de encontrarle la importancia o el olvido. Dicho lo cual:— Alana S. Portero (@VelvetMolotov) July 15, 2024La novela, lanzada por Seix Barral en 2023, va por su doceava edición en España y ha sido publicada en la Argentina. En España, la ficción transgénero de Portero, ambientada en los años del posfranquismo en los suburbios de Madrid, contó con la "bendición" del cineasta Pedro Almodóvar y ganó el Premio Cálamo al libro del año."Si mi escritura es política tiene que ver con que toda mi existencia lo es, generalmente en contra de mi voluntad -posteó ayer Portero en X-. Nunca he visto mi trabajo como nada más que una contribución cultural a la que el tiempo se encargará de encontrarle la importancia o el olvido". Y prosiguió: "Dicho lo cual: En todos los países en los que La mala costumbre se ha publicado o va a publicarse me encantaría que la novela se leyese con generosidad, que llegue a toda la gente posible, por supuesto, pero reconozco que me tomo la edición en UK como algo personal"."No escribo a la contra, jamás lo he hecho, pero el acoso y derribo que mis compañeras trans están sufriendo allí por parte de quien debería defenderlas, de un gobierno laborista que ilusiona a todo el mundo a pesar de los planes atroces que tienen para ellas, me rompe el corazón -escribió la autora española-. Necesito hacer frente, también, aunque sea como una golondrina aleteando contra un Panzer, a la campaña monstruosa de violencia que desde hace años lidera JK Rowling. La influencia de su abyección busca nuestra erradicación. Pocos ejemplos de maldad tan gratuita he visto jamás".Desde hace varios años, la creadora de Harry Potter se ha expresado de manera crítica sobre las políticas de reconocimiento de las personas trans en su página web, en la prensa y, en especial, en redes sociales. "Me niego a inclinarme ante un movimiento 'cuasirreligioso' que, en mi opinión, está causando un daño evidente al buscar erosionar a la 'mujer' como clase política y biológica", sostuvo Rowling sobre el activismo trans. Días atrás, trascendió que la escritora británica quería reunirse con las autoridades del Partido Laborista para compartir sus puntos de vista sobre el uso de bloqueadores de pubertad (que comparó con "lobotomías") y la "ideología de género". No obstante, en X criticó el "extremismo trans" de la nueva ministra de Mujer e Igualdad del gobierno de Keir Starmer, Anneliese Dodds, y denunció que, con esta designación, el laborismo "abandonaba a las mujeres que defienden sus derechos".1 No.2 No.3 No.4 Yes.5 It's women's business when we're told to surrender single-sex spaces, fair sport and sex-based rights, then threatened with violence, defamation and career loss when we protest. pic.twitter.com/gDtKrlKIFx— J.K. Rowling (@jk_rowling) July 15, 2024"Quien haya leído mis entrevistas sabe que me rebelo contra la etiqueta 'novela LGTBIAQ o trans' por considerarla una estrategia de arrinconamiento de nuestro trabajo -sostuvo Portero en X-. En el caso de UK acepto la etiqueta y la agito como una bandera de insumisión. Ojalá Bad Habit sirva como acción cultural que alivie dolores y amplíe la empatía, si no puede ser, que sea ladrillo para construir un muro con el que proteger a las mías, y si no hay más opción, que sea arma arrojadiza contra quienes nos quieren borrar de la faz de la tierra".Por último, agradeció a la traductora y, en respuesta al comentario de la escritora ecuatoriana María Fernanda Ampuero, describió a Rowling como una "multimillonaria psicópata"."El proceso de desarrollo personal es social -había dicho Portero a LA NACION en noviembre de 2023, al visitar Buenos Aires-. Somos quienes nos quieren, quienes nos aman y nos odian, somos de la manera en que nos acarician y que nos golpean. No somos exactamente quienes creemos que somos sino cómo nos moldea lo que tenemos alrededor y las personas con que contamos mientras crecemos".Dua Lipa,Pedro y Alana S. Portero. pic.twitter.com/8hmNcTKKjb— Agustín Almodóvar (@AgustinAlmo) July 10, 2024El pasado 10, el productor Agustín Almodóvar publicó en X una foto donde se ve a Portero junto con la estrella del pop, la cantante angloalbanesa Dua Lipa, y el director Pedro Almodóvar, en Madrid. El 16 de mayo, en su plataforma editorial Service95, la cantante e influencer literaria había recomendado una lista de seis novelas traducidas en la que La mala costumbre aparecía junto a títulos de Haruki Murakami, Elena Ferrante, Hervé Guibert, Milan Kundera y Gabriel García Márquez.

Fuente: La Nación
14/07/2024 18:00

Inseguridad sin límites. Tres ladrones arrancaron de cuajo un portero eléctrico y se lo llevaron a pie

Era de noche, pero no de madrugada. Aún había movimiento peatonal y vehicular. Sin embargo, eso no intimidó a tres delincuentes que, a base de fuerza bruta, arrancaron de cuajo el portero eléctrico en un edificio de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires.El hurto ocurrió anoche a las 23.25, duró menos de dos minutos y medio y quedó registrado en las cámaras de seguridad del edificio situado en la calle 14 entre 44 y 45, que tenía un portero eléctrico tipo tótem de metal en la parte exterior del inmueble.Primero se ve como dos de los tres delincuentes, con sus cabezas tapadas, se acercan hasta el portero, lo toman de la parte trasera, y empiezan a hacer fuerzas para tratar de romper o aflojar la estructura. Este primer intento dura unos siete segundos hasta que los ladrones observan movimientos en la calle y se alejan del objeto del robo.Cuando el peligro parece haber pasado, regresan los dos primeros y suman a un tercer ladrón. Entre todos, comienzan a forzar con mayor vehemencia la estructura que se resiste a ceder. Este segundo intento dura 8 segundos y se ve interrumpido cuando los delincuentes observa movimientos vehiculares y peatonales. En esta oportunidad, no se alejan, sino que se sientan en el frente del edificio para disimular.La tercera vez fue la vencida y les tomó otros seis segundos poder voltear el tótem, pero no fue suficiente para poder robarlo, ya que, quedó enganchado a los cables. Además, vieron que se acercaba un auto, así que decidieron dejar el portero tirado y sentarse frente al edificio. Otra vez, sin la presencia de autos o peatones, volvieron a la carga y lograron terminar su tarea. Uno de los tres ladrones se puso bajo el brazo el cajero y se fueron a pie por la misma dirección en la que llegaron. Portero La PlataUn delito que crece con la crisisEn 2023, solo en la ciudad de Buenos Aires, más de 400 personas fueron detenidas por la Policía de la Ciudad en el momento en el que intentaban apropiarse de materiales en edificios públicos y privados. Pero poco puede hacerse más allá de una imputación por daño. Quienes se llevan picaportes de bronce o cables de telefonía o conexión de internet en procura de los filamentos de cobre no forman parte de una estructura criminal compleja, sino que en otro eslabón de la cadena de comercialización irregular aparecen mayores responsabilidades. La intención porteña es cambiar el enfoque frente a ese delito que se inicia al ser vandalizado el espacio público. Por eso se incrementaron los operativos sobre las chatarrerías, donde nadie pregunta de donde sale el material que compran en forma minorista. Una canilla, parte de una baranda, todo es sumado por kilo, medida por la que se pagan, en 2023, alrededor de $2500. Cuando el material sale de allí fundido en lingotes de ocho kilos aumenta cuatro veces, al menos, el valor pagado a la persona que llevó el material a los recicladores.Hay antecedentes sobre la imputación de propietarios de chatarrerías por esa clase de delitos. Algo así pasó en la ciudad bonaerense de San Nicolás, donde un comerciante de este rubro fue acusado "por el delito previsto en el artículo 277 del Código Penal, que reprime a la persona que, tras la comisión de un delito ejecutado por otro en el que no hubiera participado, adquiere, recibe u oculta dinero, cosas o efectos provenientes de un delito. Además, postuló que la situación del imputado se ve agravada por haber actuado el acusado con ánimo de lucro", según consignó el Ministerio Público Fiscal al referirse a ese caso registrado en mayo pasado.

Fuente: La Nación
09/07/2024 13:36

El portero eléctrico del edificio se moderniza y ahora es un código QR

"Estoy abajo", dice el mensaje de WhatsApp que cualquiera que viva en un edificio (o que haya concurrido a uno) conoce muy bien. Es que seamos sinceros: en las grandes ciudades, los botones de los porteros eléctricos y los timbres se utilizan cada vez menos. Si se espera a un amigo, un familiar e incluso a una cita, se le suele avisar por WhatsApp, mensaje de texto o incluso con un llamado cuando se está por llegar a la casa o departamento, o cuando estamos en la puerta, aún teniendo la botonera ahí nomás.En una época donde en muchas urbes es algo común el robo de porteros eléctricos para vender el metal con el que están hechos, se suelen buscar opciones más económicas para reemplazarlos. Una es utilizar chapa en vez de bronce, con una botonera numérica, un cuadrado de plástico con un solo botón (más que nada para oficinas) o, como una novedosa opción más tech, un código QR.En concreto, en varias entradas de un edificio o casa ya es posible encontrar una tarjeta con un código QR donde antes estaba la tradicional botonera. Al escanearlo, en el celular aparecerá un teclado con números y letras, donde solamente habrá que marcar el piso y el departamento indicado.Hay que permitirle al sitio que se cargó con el QR el uso de la cámara y el micrófono, así el dueño de casa puede ver y hablar con la persona que quiere ingresar al domicilio. Es decir, que el anfitrión ni siquiera tiene necesidad de estar en la casa para poder atender. De esta manera, puede decirle a quien llama que vuelva más tarde, que deje el paquete con un vecino, que se encuentren en otro lado o lo que se quiera.Otras opciones son la de tener un hardware en la puerta al estilo tablet, desde donde es posible establecer una videollamada con los habitantes del departamento.Entre las empresas que se dedican a comercializar estos productos en Argentina se encuentra Tappbell, que brinda tres opciones: un frente de calle táctil, inalámbrico, con gabinete antivandálico, una apertura remota de accesos y el QR virtual. En este último caso, en primer lugar hay que registrarse con el número de celular y vincular el domicilio, luego descargar el QR e imprimirlo, para ponerlo finalmente en la puerta del hogar."Nacimos hace 5 años, con una startup que, teniendo en cuenta el alto índice de robos de las planchas de bronce de los porteros eléctricos, proponía reemplazarlos por sistemas similares, pero por telefonía, a lo que luego le agregamos la videollamada y, finalmente, el QR. Lo bueno de este último sistema es que no hay nada de hardware involucrado, por lo que no es vandalizable", explica Ariel Kanelson, cofundador de Tappbell.El sistema incorpora geolocalización, por lo cual cuando alguien "toca el timbre" desde el QR y la app, se identifica en pocos segundos donde está. Si está dentro del rango de cobertura (o sea, si no se aleja de la puerta) se muestra la botonera del edificio. "Pero si alguien hizo el famoso "ring raje", o sea tocar e irse corriendo, la llamada no llega a concretarse, porque la geolocalización identifica que la persona no está en la puerta. Al que tocó el timbre virtual le aparece un mensaje diciendo "fuera del área de cobertura", agrega Kanelson.Si dentro del departamento viven muchas personas, hay dos modelos para optar: el light, que permite que atienda una sola persona dentro del departamento, y el full, por el cual cuando alguien toca el botón del departamento se avisa a todos los residentes del mismo. El primero que atiende anula a los otros.La videollamada es a través de una aplicación propietaria, que muestra la imagen de la otra persona como si fuera una llamada de WhatsApp.El sistema con QR se vende a través de una suscripción mensual, que cuesta unos $ 1200 + IVA por cada unidad funcional de un edificio. Los modelos táctiles (al estilo tablet con audio y/o video, que se puede poner en el frente del edificio) tienen un costo de $ 1.500.000 (audio) y $ 2.500.000 (video), que son para todo el edificio.Cuando alguien llega de visita, el timbre suena en el smartphone (con una app para Android o iOS) y es posible verla, hablar o chatear con ella.Otras opcionesBellify es otra de las empresas que ofrece productos tanto para casas particulares como para oficinas u otros complejos habitacionales. Se instala el código QR en la puerta de entrada y luego el visitante debe escanearlo. En la pantalla del celular aparecerá el portero virtual con la botonera del edificio y, al presionar la unidad elegida, sonará en forma automática el timbre en la app, que previamente debe tener descargada el dueño de casa. Al contestar, se generará un chat para poder intercambiar mensajes. Este producto no cuenta con un costo de mantenimiento ni suscripción. Esta elección también cuenta con geolocalización, por lo que se lo puede configurar para que la persona que llama deba estar en la puerta de la casa al tocar el timbre.Tiene una opción para casas (timbre) que se consigue a unos 28.750 pesos y que tiene una amplia distancia de cobertura (10.000 kilómetros) y permite múltiples usuarios.El valor de la opción para edificios (portero) depende de la cantidad de unidades funcionales que lo soliciten. El casto con hasta 6 unidades funcionales es de 45.500 pesos, mientras que si son 12 el valor es de 75.000 pesos. La opción para hasta 24 unidades funcionales cuesta unos 156.500 pesos.Dedicada más a opciones de hardware se encuentra Hipcam, empresa argentina dedicada a crear soluciones para accesos, y que también ofrece métodos de acceso a través de códigos QR, pensados para facilitar el acceso a edificios residenciales y corporativos.A través de su plataforma nativa, el dueño de casa genera un código QR que comparte con sus invitados. Al presentarlo ante el videoportero inteligente de Hipcam, se realiza la verificación correspondiente y se permite el ingreso (o no) de manera inmediata.Al utilizarse ese código QR, la app envía una notificación en tiempo real al celular del residente para avisarle que se usó ese código QR. Incluye el hardware que se instala en la puerta del edificio (Video Doorbell Concierge), la placa controladora Hipboard para apertura de hasta 4 puertas internas (un sistema pensado para edificios con control de accesos a determinadas zonas u oficinas) y 20 licencias para departamentos, con usuarios ilimitados en cada uno de ellos. Su valor ronda los 3.950.000 pesos.La empresa Portero Virtual, por su parte, ofrece un portero eléctrico por QR de funcionamiento similar con precios que van de 15.000 pesos (pago único) para una casa a 24.000 pesos para 6 unidades, 40.000 pesos para 12 departamentos o 70.000 pesos para 24 unidades.Quienes busquen una alternativa de acceso conectada pueden probar con las múltiples cerraduras con Bluetooth o huella digital disponibles en el mercado, que permiten prescindir de las llaves y generar códigos de acceso personalizados o temporales para habilitar el acceso a un edificio, un hogar o a una puerta específica. La cordobesa Cittyo permite crear llaves virtuales que habilitarán el acceso a una puerta compartida que tenga cerrojo eléctrico, como alternativa al llavero magnético.También la cerradura Nexxt NHS-D100 que se instala en reemplazo de la tradicional, y que agrega un código numérico como opción de apertura sin llave (es decir, admite ambas cosas); esto permite que, por ejemplo, los dueños del lugar tengan llaves, y los invitados, huéspedes temporales o personal externo ingresen con claves, que pueden ser temporales, o con una app; es posible tener un registro de quién ingresó y en qué horario, y hasta verificar a distancia el estado del cerrojo. Tiene un precio de 125.000 pesos.

Fuente: Infobae
08/07/2024 14:20

El portero Marc Vidal firma con el Celta hasta 2028

Fuente: Página 12
20/06/2024 17:37

El portero de noche




© 2017 - EsPrimicia.com