encierro

Fuente: Infobae
14/07/2024 04:25

Los Miura protagonizan un peligroso último encierro de los Sanfermines

El punto final de las fiestas de Pamplona ha llegado con una carrera accidentada en la que los astados han arrollado a varios corredores, seis de los cuales han sido traslados al Hospital

Fuente: Infobae
13/07/2024 05:11

El séptimo encierro de San Fermín deja seis heridos trasladados al hospital

Todo ellos son varones, se encuentran conscientes y presentan diversas contusiones, sin que se haya registrado por el momento ningún herido por asta

Fuente: Infobae
10/07/2024 04:00

Cinco trasladados tras el encierro de Fuente Ymbro

Fuente: Infobae
10/07/2024 03:15

Los Fuente Ymbro firman un fugaz cuarto encierro

Fuente: Infobae
08/07/2024 03:38

Los toros de Cebada Gago vuelan por las calles de Pamplona en un peligroso segundo encierro de Sanfermines

Han tardado 2 minutos y 40 segundos en completar el tradicional recorrido, menos concurrido que este domingo

Fuente: La Nación
05/07/2024 18:18

"Tsunami pandémico": los graves efectos que el encierro dejó en los chicos que ingresan a la escuela

NUEVA YORK.- Los niños que en la pandemia eran bebés o todavía no estaban en edad escolar ya ingresaron al sistema educativo, y el impacto que sufrieron es cada vez más evidente: muchos muestran señales de retraso académico o de desarrollo.Las entrevistas con más dos docenas de maestros, pediatras y expertos en primera infancia muestran a una generación con menos capacidades propias de su edad, como sostener un lápiz, comunicar sus necesidades, identificar formas y letras, manejar sus emociones o resolver sus problemas con sus compañeros.Y hay una variedad de evidencia científica que revela que la pandemia parece haber afectado el desarrollo temprano de algunos niños. Según los estudios, los varones han sido más afectados que las niñas."Estoy convencido de que los chicos nacidos en ese momento han tenido más problemas de desarrollo que los nacidos antes de la pandemia", dice el doctor Jaime Peterson, pediatra de la Universidad de Ciencia y Salud de Oregon, que investiga la preparación de los niños de jardín de infantes. "Durante la pandemia tuvieron que usar barbijo, no vieron a otros adultos y no pudieron jugar con otros chicos. Cortamos por completo esas interacciones, y con los chicos ese tiempo no se recupera."El efecto de la pandemia en los niños mayores, que estuvieron en sus casas durante el cierre de las escuelas y perdieron terreno en matemática y lengua, ya ha sido bien documentado. Pero el impacto en los niños más pequeños es en cierto modo sorprendente, porque cuando arrancó la pandemia todavía no habían ingresado al sistema educativo, y además, estaban en una edad en la que los niños pasan la mayor parte del tiempo en casa.Palermo: fue un paseo de moda, desde la pandemia cayó en el abandono y ahora avanza un proyecto para darle nueva vidaDesarrolloSin embargo, los primeros años son los más cruciales para el desarrollo del cerebro, y los investigadores dicen que hay varios aspectos de la pandemia afectaron especialmente a los niños pequeños: el estrés de los padres, el menor contacto con otros adultos, menor asistencia al preescolar, más tiempo frente a las pantallas y menos tiempo de juego.Pero, como a su edad actual sus cerebros están en un momento de rápido desarrollo, los expertos dicen que esos chicos también están en buena situación para ponerse al día.Los niños más pequeños son un "tsunami pandémico" que avanza de frente contra el sistema educativo de Estados Unidos, afirmó Joel Ryan, que trabaja en la red preescolares públicos del estado de Washington, donde ha observado un aumento de retrasos en el habla y problemas de conducta.No todos los niños pequeños muestran retrasos. Según datos publicados hace una semana por Curriculum Associates, que realiza evaluaciones de nivel en todo Estados Unidos, los niños de escuelas de mayoría afrodescendiente o hispana, o donde la mayoría de las familias tienen ingresos bajos, son los más atrasados, mientras que los chicos de familias de mayores ingresos están más en línea con los niveles históricos."Pero la mayoría de los más chicos, por no decir todos, se vieron afectados académicamente de una manera o de otra", apunta Kristen Huff, vicepresidenta de evaluación e investigación de Curriculum Associates.Sin embargo, los expertos dicen que la recuperación es posible."Tenemos todas las herramientas para ayudar a los niños y a sus familias a recuperarse", dice Catherine Monk, psicóloga clínica, profesora de la Universidad de Columbia, y presidenta de un proyecto de investigación sobre madres y bebés durante la pandemia. "¿Pero sabemos cómo distribuir de manera justa la ayuda que necesitan?"¿Qué cambió?Brook Allen, del estado de Tennessee, es maestra de jardín de infantes desde hace 11 años, y dice que este año es la primera vez que le llegaron varios chicos que apenas podían hablar, no sabían ir al baño o no tenían desarrolladas las habilidades motoras finas que permiten sostener un lápiz con la mano.Los niños ya no participan en juegos de imaginación ni buscan a otros chicos como antes, señala Michaela Frederick, maestra de preescolar para estudiantes con retrasos en el aprendizaje. En su aula, Frederick tuvo que reemplazar los pequeños bloques de construcción por bloques más grandes y blandos, porque sus alumnos no tenían suficientemente desarrolladas sus habilidades motoras finas como para manipular objetos pequeños.Quizás la diferencia más grande que Lissa O'Rourke ha notado entre sus alumnos de preescolar de St. Augustine, Florida, ha sido su incapacidad para regular sus emociones: "Arrastrar las sillas, tirar cosas, golpear a sus compañeros, golpear a los docentes."Los datos de las escuelas confirman lo que han notado los especialistas en primera infancia.Según los nuevos datos de Curriculum Associates, los niños que acaban de terminar segundo grado, que cuando comenzó la pandemia tenían apenas tres o cuatro años, siguen rezagados respecto de los de la misma edad antes de la pandemia, sobre todo en matemática. Lo que resulta especialmente preocupante es que los estudiantes más rezagados son los que menos logran ponerse al día.El desempeño de los chicos de los grados inferiores está "en marcado contraste" con el de los niños mayores de primaria, que avanzaron mucho más, señalan los investigadores. El nuevo trabajo analizó datos de evaluaciones a alrededor de cuatro millones de niños, que incluyen camadas de antes y después de la pandemia.Los datos de las escuelas públicas de Cincinnati son otro ejemplo: solo el 28% de los chicos de jardín de infantes comenzaron este año escolar bien preparados, frente al 36% anterior a la pandemia, según un relevamiento del Hospital Infantil de Cincinnati.¿Por qué pasa esto?Para los expertos en desarrollo infantil, una explicación de las problemas que tienen actualmente los niños pequeños es el estrés que sufrieron los padres durante la pandemia.En los estudios por imágenes del cerebro, un bebé expuesto a mayores niveles de estrés mostrará "más actividad en las regiones del cerebro donde concentran el miedo y la agresión", apunta Rahil D. Briggs, psicólogo infantil de Zero to Three, una organización sin fines de lucro abocada al estudio de la primera infancia. Eso deja menos energía para las partes del cerebro enfocadas en el lenguaje, la exploración y el aprendizaje, señala Briggs.Durante el confinamiento, los niños también pasaron menos tiempo escuchando interacciones de adultos que los exponían a nuevos lenguajes, como el supermercado o la biblioteca. Y también pasaron menos tiempo jugando con otros niños.Kelsey Schnur tiene 32 años, vive en Sharpsville, Pensilvania, y durante la pandemia sacó a su hija Finley de la guardería. En su casa, Finley se dedicaba a colorear dibujos, hacer rompecabezas y hasta leía libros de cuentos.Pero su madre dice que cuando finalmente ingresó en el preescolar tuvo dificultades para adaptarse. Le diagnosticaron trastorno de ansiedad por separación y mutismo selectivo."Fue algo muy revelador", dijo Schnur, que trabaja en educación infantil temprana. "Por más que tengan todas las experiencias y conocimientos educativos, la falta de socialización terminó siendo crucial."La asistencia al preescolar puede mejorar significativamente la preparación para el jardín de infantes, según una investigación. Pero en muchos estados, la asistencia al preescolar todavía está por debajo de los niveles prepandémicos. Los datos de la encuesta sugieren que las familias de bajos ingresos no han regresado al mismo ritmo que las de mayores ingresos."Nunca me había tocado una clase tan reducida", dijo Analilia Sánchez, maestra de preescolar de El Paso, que este año apenas tuvo nueve chicos en su aula, cuando habitualmente eran por lo menos 16. "Entre el miedo a que estén cerca de otros chicos y a los gérmenes, creo que los padres se acostumbraron a tenerlos en casa."Durante la pandemia, cuando los padres tenían que hacer malabares entre el teletrabajo y los niños encerrados en casa, el tiempo de los chicos frente a las pantallas también aumentó y siguió en esos niveles después de terminado el confinamiento. Muchos maestros y expertos en primera infancia creen que eso afectó la capacidad de atención y la motricidad fina de los niños. Pasar mucho tiempo frente a una pantalla ya ha sido relacionado científicamente con retrasos en el desarrollo.¿Podrán ponerse al día?Es demasiado pronto para saber si la pandemia tendrá efectos a largo plazo en los niños pequeños, pero los investigadores dicen que hay razones para ser optimistas."Si el problema se detecta de manera temprana, es perfectamente posible ponerse al día", dice la doctora Dani Dumitriu, pediatra y neurocientífica de la Universidad de Columbia y directora de un estudio sobre los bebés nacidos durante la pandemia. "A los seis meses de vida no hay nada determinante para el cerebro."Dumitriu y otros investigadores dicen que haber sido tan chicos durante la pandemia también puede reportarles beneficios, como una mayor resiliencia y haber pasado más tiempo con sus familias.Para muchos chicos, el solo hecho de asistir a la escuela ya es un primer paso.Sarrah Hovis, maestra de preescolar en Roseville, Michigan, ha visto el impacto de la pandemia en su propia aula. Algunos chicos no pueden abrir un paquete de caramelos o de papas fritas porque les falta fuerza en los dedos. Y los niveles de ausentismo son muchos más altos que antes de la pandemia.Pero Hovis también ha notado grandes avances: cuando finalizaron el año de preescolar, algunos de sus alumnos contaban hasta 100, y hasta hacían sumas y restas."Si el chico va a la escuela, aprende", dice la docente.Por Claire Cain Miller y Sarah Mervosh(Traducción de Jaime Arrambide)

Fuente: La Nación
03/07/2024 12:00

Darío de Gran Hermano: su juventud en la TV, lo que más le pesó del encierro y las idas y vueltas con su esposa

Con 57 años a cuestas, Darío Martínez Corti es uno de los jugadores de mayor edad en la actual edición de Gran Hermano. Y si bien algunos despistados podrían pensar que eso era una desventaja, la realidad demostró lo contrario: no solo llegó a las últimas instancias del juego, sino que también supo establecer estrategias que le permitieron consolidar su lugar. En una charla con LA NACIÓN, Corti se refirió a su paso por el reality, a la relación con su familia y al futuro profesional que le gustaría proyectar de aquí en más.-¿Te imaginabas llegar a instancias tan avanzadas del juego?-No y siempre cuento que cuando me estoy despidiendo de mi familia subiéndome al auto para ir a Gran Hermano, mi hijo menor, el de 15 años, me dice: "Papá, en una semana nos vemos". Yo ahí les prometí que iba a estar al menos un mes y que si lograba eso volvía como un campeón. Pero la foto era difícil porque salvo Virginia, eran todos pibes de veintipico y treinta y pico, y no era fácil la parada. Pero cuando entré, me encontré con una situación que había subestimado. Varios puntos no los tenía muy claros y me llevé algunas sorpresas, que me hicieron pensar que estaba en una competencia más que seria.-Cuando estuviste en el confesionario el último domingo, hablaste mucho sobre lo que te costó el aislamiento, ¿cómo fue estar sin tu familia?-Lo subestimé. Obviamente, tenía muy claro que iba a estar aislado y que iba a extrañar mucho, pero la ficha te cae cuando te confirman que vas a estar en el programa, en ese momento empezás a analizar todo y ya tenés la cabeza adentro, aunque físicamente no estés. Así y todo, subestimé mucho el tema de la incomunicación porque yo diferencio entre el extrañar y el estar incomunicado. Eso le pasa un poco a todos en mayor o menor medida, pero en mi caso me trabajó la cabeza de una manera muy pesada, sobretodo con asuntos que tienen que ver con la competencia, que no esperaba que fuera tan fuerte. Todo eso colaboró para que las cosas se sobredimensionen porque en la casa todo se dimensiona de manera bestial. Yo no podía dormir, es más, hoy por primera vez dormí seis horas seguidas, hacía meses que no lo hacía.-¿Por qué no podías dormir?-Es que la casa genera eso. La casa se tranquilizó recién cuando fuimos cinco y así y todo te queda esa cosa de estar en una competencia. Por ahí dormíamos, pero yo me levantaba tres veces por noche y te queda el hábito de dormir poco. Eso te va debilitando mentalmente, te lleva a lugares en los que te tenés que reponer. Obviamente, hay cosas divertidas en el programa porque estás en Gran Hermano, pero esto es como correr un triatlón, te la tenés que bancar. Obvio que vas a sufrir y a cansarte como en toda competencia, pero el mensaje es que la gente no es lo que se ve. Para mí, los peores momentos eran en los que estaba en una reposera tomando sol, esos son minutos nulos en los que la cabeza te está laburando.-¿Cómo está compuesta tu familia? ¿Cómo se tomaron tu entrada a Gran Hermano?-Mi familia es mi mujer Lucrecia y con ella tengo a Victoria -que me dio un nieto-; Francisco, que entró en la casa; Sofía, que volvió de Venezuela por unos días y que ingresó y me dio un sorpresón; y Segundito, que es el menor. Mi entrada al reality nace como un desafío, yo les preguntaba a ellos si me veían capaz y me respondían: "¡A ver, anotate!" Entonces les decía: "¡Vas a ver que me la banco, eh!", pero todo en joda. En mi casa vemos Gran Hermano desde 2001. El primero me acuerdo de que fue toda una novedad, yo analizaba cómo era esa competencia. Así nos fuimos enganchado con varias ediciones y con mis hijos en algún momento salió el: "¿a que no te anotás?". Yo me hacía el canchero, mandé el video, pero pensando que no iba a quedar y al final pasó todo lo contrario.-Tu hija Sofía vive en Venezuela, ¿cómo es su vida?-Sí, ella está casada con Francisco Apaolaza, un jugador de fútbol profesional que estuvo en Instituto y Estudiantes, entre otros clubes. Ahora está en el Carabobo de Venezuela y creo que clasificaron para la Libertadores, así que lo vamos a ver jugando contra Boca y otros equipos. Ella en Venezuela está muy bien, su marido es un tipazo y está el tema del celular, que nos permite comunicamos permanentemente. Yo soy un tipo muy presente en la vida de mis hijos y de mi nieto, por ese motivo es que en la casa esa fue una de las cuestiones más pesadas que tuve.-¿Y cómo estás ahora con la mamá de tus hijos?-Con Lucrecia estamos juntos hace 34 años. Tenemos una relación perfecta, de hecho nos separamos dos veces, pero es muy sano el vínculo. Nosotros nos separamos una vez poco tiempo y después nos volvimos a separar durante dos años y pico. Con ella la podemos pasar bomba, pero por el desgaste, más algunas cositas mías y cagadas que me mandé, nos separamos dos años. En ese tiempo que estuvimos separados, yo estuve de novio dos veces, pero en la pandemia terminamos volviendo. Ella es médica y sabía cómo venía la mano. Así que estamos intentándolo, pero no resulta fácil para una pareja con 33 años, aunque tiene más peso la familia, los chicos y que nos conocemos de memoria. Ahora estamos parados en otro lugar. Ella es muy importante en mi vida, la adoro, si le pasa algo me muero y ante todo es una madraza. Está todo perfecto, pero como pareja tuvimos algunas cosas.-Hace muchos años trabajaste en televisión, ¿cómo fue esa experiencia?-Siempre me gustó ese mundo, de chico trabajé en el viejo ATC, en el ciclo Los copiones. Yo tenía 17 años y me acuerdo de estar maquillándome y tener a Soledad Silveyra al lado. En ese programa conocí la tele, hacía exteriores y piso, todo me encantaba. Pero por la distancia y otras razones no pude seguir, porque me habían pedido que me instalara en Buenos Aires, pero como yo soy de La Plata y en esa época no tenía un mango, me quedé laburando en otra cosa. También actué en un mediometraje junto a Mario Guerci, hice radio, y en tele otro programa en vivo llamado Caída libre.-¿Sentís que Gran Hermano es una revancha que te va a permitir volver a la televisión?-Eso sería hermoso, pero esa respuesta está en la gente y en un productor que me vea condiciones. A mí me gusta mucho el teatro, el cine, todo lo que sea ficción. Todo en la tele está bueno y respeto mucho el trabajo de los panelistas porque son profesionales que están muy preparados, pero a mí lo que más me interesa es la actuación.

Fuente: La Nación
29/06/2024 22:00

Carreras de las Estrellas: el encierro que definió el Classic, la sociedad menos pensada del Distaff, un Labrado récord y el final inédito de la serie

Otra vez en jornadas desdobladas, como sucedió en 1993 y en 2023, las Carreras de las Estrellas completaron este sábado la 44a edición de su festival central, el que marca el cierre del primer semestre en la alta competencia en los hipódromos argentinos. Y pasó de todo, con un doblete formidable de Francisco Gonçalves, el récord igualado de Labrado y un desenlace con un distanciamiento peculiar.Vundu se adjudicó de punta a punta un Gran Premio Estrellas Classic (2000m) con condimentos especiales. Gonçalves, que ya había logrado otro Grupo 1 una hora antes, edificó una escapada memorable con un caballo que afrontaba por primera vez una prueba de estas características. El más feliz fue Nicolás Martín Ferro, entrenador tanto del ganador como del escolta, Intense for Me, que pagó con la derrota por medio pescuezo un encierro durante la primera parte de la recta final. "La regalé. No encontré lugar y arrancó tarde", llegó a decirle Martín Valle al peón del favorito.El Gran Premio Estrellas Classic (G1)El que no perdonó fue Leandrinho, astuto para huir con el puntero y darles la alegría de sus vidas a los bulliciosos socios de la caballeriza Gran Ascochinga. Las "Estrellas" ya estaban en los genes de Vundu: es hijo de Suggestive Boy, que en su campaña de pistas se llevó el Juvenile en 2011 antes de ser llevado a Estados Unidos y que -vaya destino- murió este viernes en Carampangue, la cabaña que lo había repatriado.El Distaff (G1-1800m) estrenó distancia, reducida en dos cuadras de la original y adaptada a la prueba norteamericana que inspiró su instauración en la Argentina. La yegua Hawaiian Love respondió a la confianza que le tuvo siempre Pablo Sahagian, su entrenador, y a la que le sumó Antonio Bullrich, su propietario, al abonar el "enganche" de 9 millones de pesos para poder inscribirla, por no tener las dos cuotas pagas. Dueña de una campaña notable, con cuatro primeros y cuatro segundos en nueve entregas, el éxito grande llegó en la prueba de mayor recompensa de la serie (46.200.000). "Ya se lo merecía después de tres segundos seguidos en grandes premios", subrayó el cuidador.Y con la sociedad menos pensada. Gonçalves se subió por primera vez a la zaina tras una gestión del dueño, que también habló con Pablo Carrizo para explicarle que esta vez iban a buscar otro jockey para ver si cambiaba la suerte. El brasileño no le montaba ningún caballo al Turco desde que le dejó a Irwin en julio del año pasado luego de haberlo ejercitado previo a un clásico que ese caballo igualmente ganó. "Es el mejor jockey, pero esa vez estuvo mal con la actitud. No debió hacer eso, y yo me calenté. A veces hay que bajarse del caballo. Habíamos pensado en Calvente, pero tenía compromiso. Y Tony habló con Gonçalves para que la venga a trabajar", contextualizó Sahagian, que en medio de la bronca lo había tratado en una nota periodística de "cabeza de termo" cuando se sintió decepcionado. El tiempo sanó las heridas. Y fue con un festejo.Gran Premio Estrellas Distaff (G1)Como si fuera la selección argentina, Labrado también tiene ya su tercera "Estrella". El campeón velocista de las dos últimas temporadas soltó de la gatera más externa (y más cómoda) en el Sprint (G1) y les mostró el camino a sus rivales durante los 1000 metros, que completó con tres cuerpos a su favor sobre El Fruto, que lo marcó de cerca desde temprano. A las órdenes de Wilson Moreyra, su jockey en las 15 presentaciones, llegó a las once victorias, a los seis éxitos en el más alto nivel y se convirtió en el segundo ejemplar en ganar tres cotejos de la serie de la Fundación Equina Argentina (FEAR), como Wally (1995/1996/1997), aunque el primero en lograrlo en dos superficies diferentes.Gran Premio Estrellas Sprint (G1)En el Mile (G1-1600m) hubo suspenso y un desenlace increíble. En un cotejo con varios caballos prestándose la punta hasta el derecho, El Eminente pasó a ganar por adentro en plena definición y en los metros finales se abrió, lo que generó una molestia a Folie Ninja, cuyo jinete, Brian Enrique, debió sofrenar para no caerse. En esa acción, Bronx, con Cristian Velázquez, apareció más abierto y le empató el segundo lugar... que finalmente fue el primero porque los jueces, aplicando el reglamento, resolvieron el distanciamiento del conducido por Gonzalo Borda. Así, en forma infrecuente, quedó sentenciada la primera puesta desde la creación de las Carreras de las Estrellas en 1991. "Cine", podría haber dicho mientras recibía los premios el productor Luis Scalella, dueño y criador de Folie Ninja, que pasó por todas las sensaciones en el final de la película.El Gran Premio Estrellas Mile (G1)En tanto, Zootopia le puso su nombre a la versión inaugural del Dirt (1300m), para yeguas. Vestida de especuladora en una prueba de velocidad, en la recta cambió el ritmo para pasar de largo y lograr el mejor triunfo de su campaña con la guía del jinete que está invicto en sus riendas: Brian Enrique, su monta en las dos últimas salidas.Clásico Estrellas DirtLa serie había tenido sus primeros cuatro capítulos el viernes, con la fecha destinada a los clásicos para los ejemplares más jóvenes en competencia en nuestro país, la generación nacida en 2021.Colifato Novo, uno de los tres competidores que llegaba invicto al Juvenile (1600m), apostó a la velocidad que le permitió ganar sus dos primeras carreras en recorridos inferiores para marcar el camino desde la salida. Y en la recta final le agregó la dosis de coraje necesaria para contener todos los avances, en un desenlace con cinco potrillos separados por apenas medio cuerpo. Por medio pescuezo, el zaino criado en La Pampa y entrenado en San Luis que, compite con muserola y pescuecera, resistió adelante y le permitió celebrar su primer éxito de Grupo 1 al jockey Joaquín Cano, que también es su cuidador y se dejó ganar por la emoción hasta el llanto, y al stud El Ranquel. El jinete le hablaba a su conducido para que mantuviera el ritmo durante la curva y utilizó el primer tramo del derecho para espiar dónde venían sus rivales.El Gran Premio Estrellas Juvenile (G1)El potrillo logró una Estrella que hace 10 años había conseguido su padre, Lenovo, aunque en la versión Sprint. Aquella misma tarde había sido la que venció Quita Nistel en el Juvenile Fillies (G1-1600m), una prueba que esta vez obtuvo su hija Quita Rim, que en su primera experiencia en un cotejo sobre césped aceleró desde la mitad del lote frente a las tribunas para pasar de largo y postergar a las dos ganadoras selectivas que tenía el lote, Maggie Go y Ooty. El ejemplar con preparación puntana y la reservada del haras Firmamento que montó por primera vez William Pereyra tienen más puntos en común: sus madres crecieron en esa cabaña marplatense y son nietos maternos de Van Nistelrooy, el caballo norteamericano bautizado en honor al exgoleador neerlandés que pasó por Manchester United y Real Madrid, entre otros clubes, y jugó el Mundial de Alemania 2006.El Gran Premio Estrellas Juvenile Fillies (G1)Amor del Bueno quedó último a poco de partir en el Junior Sprint (G3), una cita de velocidad en la que remontar desde el fondo suele ser poco probable, sobre todo en lotes numerosos. Pero el alazán carablanca lo hizo. Se fue acomodando, buscó hacia afuera y le agregó garra a su recuperación cuando tuvo que pelear por el triunfo con el que se quedó por medio pescuezo sobre la potranca Enjoy Dancing. Preparado por la familia Baglietto en la localidad bonaerense de 9 de Julio, el potrillo le dio la primera alegría en el historial de la serie de la FEAR a su jockey, Brian Enrique, que cerraría el fin de semana con tres, y a la caballeriza, Stud Santo Domingo.Clásico Estrellas Junior Sprint (G3)Y en la primera versión del Estrellas Dirt Junior (1300m), el clásico que le devolvió presencia en la jornada grande a los productos del interior del país, el festejo fue cordobés, a través de Apple of my Eye, que se presentó oficialmente con una conquista holgada, como había sucedido tres semanas atrás en Río Cuarto. Ganador del cuarto clasificatorio de la Copa Grandes Promesas en ese hipódromo, revalidó de manera computable la buena impresión causada aquella tarde el representante del stud El Kaiser, confiado también a un jinete surgido de aquella provincia, el bellvillense Iván Monasterolo.Clásico Estrellas Dirt Junior

Fuente: Infobae
31/05/2024 19:15

ANP e IPYS condenan encierro de periodistas durante simulacro para evitar hacer preguntas a Dina Boluarte

La mandataria lleva casi 60 días sin hablar con la prensa. Cabe recordar que las restricciones a los medios de comunicación para cubrir actividades oficiales también se dieron durante el Gobierno del vacado expresidente Pedro Castillo

Fuente: Infobae
15/05/2024 07:03

Magaly Medina sobre su encierro en Santa Mónica: "Lo volvería a pasar para defender mi verdad"

La figura de ATV presentó una recopilación de testimonios sobre uno de los momentos más difíciles de su carrera periodística: los 76 días que pasó privada de libertad tras ser condenada por difamación a Paolo Guerrero.




© 2017 - EsPrimicia.com