daniil

Fuente: Clarín
16/07/2024 17:00

El genial pianista ruso Daniil Trifonov dejó sin aliento al público del Colón, que lo ovacionó tanto que hizo cinco bises

El gran músico dio su primera presentación en el país.Su técnica parece fuera de toda escala humana y su virtuosismo está animado por un alma intensa y poética.

Fuente: La Nación
16/07/2024 14:00

Teatro Colón: el sublime Daniil Trifonov subyugó al público con su talento, que se parece mucho a la magia

Recital de Daniil Trifonov, piano. Programa: Suite para clave en la menor, RCT 5, de Rameau; Sonata Nº12 en Fa mayor, K. 332, de Mozart; Variaciones sobre un tema de Corelli, op. 42, de Rachmaninov; Sonata Nº29 en Si bemol mayor, op. 106, "Hammerklavier", de Beethoven. Conciertos extraordinarios. En el Teatro Colón. Nuestra opinión: excelenteDesde la producción de neumáticos, la empresa Michelin amplió su campo de acción y llegó hasta la calificación de restaurantes y aquellos que, en sus guías, portan tres estrellas son los que, gracias a sus servicios, alcanzan la máxima puntuación. Con los hoteles, la excelencia se revela en un máximo de cinco estrellas. Pero hay excepciones y una decena de hoteles desparramados por todo el mundo, exhiben seis estrellas. Pero hay uno, el Burj Al Arab, en Dubai, que, ostentoso, se atribuye a sí mismo siete estrellas. Todo esto está relacionado con asuntos materiales que involucran lujo, exotismo, exclusividad y precios al tono. En los medios gráficos, LA NACION entre ellos, la costumbre es otorgarles cinco estrellas a aquellos eventos musicales sobresalientes. Y acá debería haber también una excepción (aunque no pueda haberla por criterios editoriales del diario, que exceden la consideración de este crítico). A pura subjetividad -ya que de música y arte estamos hablando y la valoración no se basa en ningún parámetro físico concreto- el recital que ayer ofreció Daniil Trifonov en el Colón debería recibir seis estrellas.¿Fue su presentación la más extraordinaria de todos los tiempos o de las últimas décadas? Por supuesto que no. Pero desde el teclado, en absoluta soledad y hasta sin interponer algún mínimo gesto de empatía o de sonrisas, el gran pianista ruso, de principio a fin, subyugó, conquistó y embelesó al público. Hubo arte, asombro, magia y una muy firme sensación de estar presentes en un evento único e irrepetible. Una gran pianista argentina, con vasta trayectoria, en el intermedio, se acercó a este cronista y con una breve frase confirmó una emoción colectiva que flotaba precisa y cabal en el Colón: "Nunca en mi vida escuché a un pianista como Trifonov".Habrá que dejar de lado las obviedades y, sencillamente, ratificar que su dominio técnico sobre el teclado es absoluto y total y que su personalidad y sus convicciones interpretativas, no todas compartibles, son férreas, basadas en estudios de estilo concienzudos y llevadas a la práctica con una certeza y una contundencia rotunda. El programa sumamente variado y exigente, estuvo integrado por una característica obra para clave del barroco francés (Rameau), una sonata clásica editada en 1784 (Mozart), una obra romántica del siglo XX de virtuosismo feroz y de una construcción dramática admirable (Rachmaninov) y una sonata clásica desmesurada y no pasible de ser ingresada en ninguna taxonomía (la "Hammerklavier" de Beethoven). Un repertorio exacto para exhibir distintas capacidades y talentos. Y sus capacidades y talentos abundaron y subyugaron a todo el público.No es lo mismo llevar del clave al piano una fuga o una toccata de Bach que una suite en siete movimientos de Rameau, el más logrado compositor del barroco tardío francés que, en su música para teclado, incorporó todas las sutilezas, refinamientos y ornamentaciones del rococó. La gran sorpresa fue comprobar que Trifonov no aplicó un único tipo de toque o de aproximación para toda la obra, sino que, ante cada movimiento, accionó distintos enfoques y realizaciones. Algunos ejemplos: la limpieza, la claridad y la exquisitez más etérea para desgranar los infinitos adornos y ornamentaciones aparecieron con la "Allemande" inicial. En la "Sarabande", Trifonov alcanzó una sonoridad inmensa y un dramatismo tan inesperado como también convincente. La velocidad supersónica, transparente, nítida y perlada afloró invicta en "Les trois mains". La "Gavotte" final, con sus seis variaciones, todas diferentes en sus manos, fueron una obra maravillosa en sí misma. La primera ovación estalló estentórea. Y así como en el comienzo había ingresado y sentado casi sin mirar al público, en el final, optó por saludar mínimamente para desaparecer rápidamente del escenario.En la Sonata K. 332, Mozart alterna las galanuras propias del clasicismo vienés con los elementos dramáticos que, desde la ópera, el genio salzburgués sabía incluir en sus obras instrumentales. Las delicadezas clásicas fueron exactamente delicadas, de una belleza superior. Pero en los ocasionales pasajes dramáticos, Trifonov empleó ciertas desmesuras de intensidad y acentuaciones más habituales para Beethoven que para Mozart. Las interpretaciones van cambiando conforme los tiempos avanzan y Trifonov tiene una solvencia musical clarísima como para que sus innovaciones tengan resoluciones totalmente positivas.Tras la rutina del mínimo saludo sin sonrisa en el egreso o el ingreso, en el final de la primera parte llegó una obra excepcional con una interpretación descomunal. Variaciones Corelli, de Rachmaninov, es una obra solo para virtuosos que, además, sepan comprender la intimidad de una construcción dramática admirable. A partir de la antigua folía española (ese es el tema de la Sonata op. 5, Nº12 de Corelli), Rachmaninov elaboró una sucesión de variaciones que alternan distintos tempi y caracteres en un avance dramático brillante. Hacia el final, en los últimos números, en pleno siglo XX, en 1931, y a plena emocionalidad romántica, Rachmaninov coquetea con la atonalidad. Las exigencias técnicas son descomunales y Trifonov pasó por ellas a puro arte, con ideas y una expresividad categóricas. Quizás, en el "Intermedio", una breve cadencia libre, podría haber dejado el pedal resonador a un lado y pasearse en velocidad sobre las infinitas notas de la partitura para percibirlas una a una. Pero Daniil, que debe tener sus convicciones bien asumidas, decidió esa lectura. La primera parte, que se extendió por unos más que generosos ochenta minutos, había sido una verdadera conmoción.La segunda parte estuvo dedicada a la Sonata Nº 29, la más extensa y laberíntica de las treinta y dos que escribió Beethoven. Desde el mismo comienzo, con su arranque de bajos y acordes macizos, Trifonov pareció un huracán. Pero no solo por su intensidad sino por la velocidad que le imprimió a todo el movimiento. En esa vorágine, algunos detalles que otros pianistas gustan de demostrar, pasaron casi desapercibidos y, en general, primaron la gran sonoridad y la espectacularidad. El segundo, breve y enigmático, fue bellísimo y misterioso. Y la joya de esta sonata excepcional es el tercer movimiento, el que Wilhelm Kempff definiera como "el monólogo más maravilloso jamás escrito". Lento, profundo, con mil matices e inflexiones, Trifonov hizo descender el paraíso al Teatro Colón. Su interpretación fue sublime, conmovedora. Y en el último movimiento, con la fuga para piano más complicada jamás escrita, Daniil, robusto, velocísimo y preciso, asumió la misma postura que en el primer movimiento y lo grandioso primó por sobre el detalle. Fue notable la autoridad musical que exhibió con total solvencia y seguridad para superar las infinitas dificultades técnicas y las propuestas más disímiles que Beethoven sembró en ese movimiento. Con los conceptos exhibidos, sin la más mínima duda, Daniil Trifonov hizo sonar a la "Hammerklavier" como nunca la habíamos escuchado. Habrá que sumar su visión y ponerla a la par de otras grandísimas interpretaciones de referencia. Eso sí. Es de suponer que ningún otro pianista podrá tocarla de ese modo.Tras el final, el estruendo explotó casi como el gol de Lautaro Martínez en la Copa América la noche anterior. Fuera de programa, sin hacer show, sin apelar a lugares comunes y sin anunciar a ninguna de ellas, Trifonov tocó, sucesivamente, Vals de Santo Domingo, del dominicano Bullumba Landestoy; nuestra queridísima Milonga, op. 3, de Ginastera; Tango, del mismo Trifonov; el tercer movimiento de la Sonata Nº3, de Scriabin y, otra vez de Bullumba Landestoy, Estudio en samba. En el final, Trifonov se permitió sonreír para despedirse de un público hipnotizado, que estaba tan entregado como agradecido. Lo que había creado y producido esa noche será atesorado en los recovecos más trascendentes de la memoria.

Fuente: La Nación
14/07/2024 00:36

Daniil Trifonov, un viaje sensible por la historia del piano que llega al Colón

Para calcular el alcance artístico de un pianista puede ser suficiente una muestra escasa. A Martha Argerich le bastó un video de You Tube para darse cuenta de quién era Daniil Trifonov: "Nunca escuché algo igual", dijo. Una perspectiva más abierta y más reveladora ofrece su disco Trascendental (Deutsche Grammophon, 2016), que el pianista ruso de 33 años dedicó enteramente a Franz Liszt, y que incluye, de ahí el título, los Estudios de ejecución trascendental. Liszt jugó con las capas de sentido de la palabra "trascendental", y no habría que descartar un saludo a la filosofía de Kant. Si así fuera, podría pensarse, críticamente, que estos estudios piden, además de su ejecución, un pensamiento sobre las condiciones de su ejecución, sobre el acto mismo de tocar el piano.Trifonov es un pianista de rara sensibilidad, con una contención expresiva que se desborda en el momento exacto. Esto sucede probablemente porque aprendió esa lección de Liszt y sabe que, para dejarse llevar, hay que haber decidido antes adónde se quiere ser llevado. El recital que dará este lunes 15 en el Teatro Colón participa del viaje, con la Suite en la menor RCT 5, de Jean-Philippe Rameau, las Variaciones sobre un tema de Corelli, opus 42, de Sergei Rachmaninov, la Sonata en fa mayor, K. 332, de Mozart, y la Sonata n°29 en si bemol mayor, opus 106, "Hammerklavier", de Beethoven. Pero, una vez más, el tendido cronológico está orientado por una consideración reflexiva acerca de la relación entre instrumento y composición. "Es el programa que elegí para los recitales de esta temporada, porque cada año preparo un nuevo programa -explica Trifonov-. Este programa me gusta porque muestra cómo la escritura para piano evoluciona con la evolución del instrumento mismo, desde el clave y otros instrumentos de teclado hasta el temprano pianoforte y, finalmente, el gran piano que tocamos hoy en día. Cada compositor es de un período diferente y todas las piezas tienen una relación estrecha con los instrumentos para los que fueron escritas. Pero en el piano contemporáneo es posible tocar estas música de períodos tan diferentes. Creo que también el recital muestra cuán versátil puede ser el grand piano.-En ese sentido, se supone que cada pieza demanda una preparación particular, más allá de que todas sean tocadas en un grand piano.-Por lo general, hay varias etapas en el estudio de una pieza nueva. La primera etapa consiste, justamente, en conocerla, del mismo modo que cuando se tiene un primer encuentro con una persona y uno busca afinidades, las cosas de ella que le hablan a uno. Se trata, básicamente, de establecer una conexión personal entre el artista y el material musical. Y es este el primer momento: cuando uno encuentra esas cosas singulares que unen al pianista con la pieza. Esto será diferente para cada artista. Viene después la segunda etapa, en la que uno se mete realmente en la música y examina distintas grabaciones. Lo que se busca aquí es sondear estrategias para el estudio y ensanchar las posibilidades de la interpretación. Y entonces llega la siguiente fase, que es cuando uno la toca por primera vez. En esta etapa, al tocar en concierto, pueden producirse muchos cambios, porque la situación de actuar ante el público se parece muy poco a la de tocar para uno mismo, como cuando se estudia. Las cosas que uno descubre en el escenario al tocar por primera vez una pieza suelen ser muy notables, estimulantes. Las ejecuciones frecuentes me van dando más experiencia. Y hay todavía un caso más, que es cuando vuelve a una pieza después de varios años de no tocarla. Ésta podría ser otra etapa: recrear el programa con piezas que uno ya tocó, pero con una mirada nueva, pasado el tiempo. No me pasa con todas las piezas, pero sí con las Variaciones sobre un tema de Corelli, de Rachmaninov.-La Sonata Hammerklavier, de Beethoven, es un mundo en sí mismo, y un mundo muy demandante. ¿Qué lo atrae de esa pieza?-Creo que la Sonata Hammerklavier es un punto de inflexión para cualquier pianista. La complejidad de la obra es abrumadora. Y el tercer movimiento es probablemente mi preferido entre todos los movimientos lentos de la música de Beethoven. Si tuviera que dar una razón por la que me decidí a tocar esta sonata, diría que es por su Adagio. Es el único movimiento en el que yo siento que Beethoven hace algo que no hace casi nunca: mostrarse indefenso. Es sumamente íntimo este movimiento, y por eso mismo muy conmovedor. Es además el más extenso que haya escrito. Según el tempo que se elija, puede durar hasta 20 minutos. Es una suerte de meditación, un ensimismamiento en el que uno ve la lucha en el corazón de Beethoven.-Liszt tocaba la Hammerklavier casi como si fuera una pieza sagrada, sin atreverse a modificar ni siquiera un matiz dinámico. ¿Qué libertades cree usted que admite esta sonata?-La verdad es que no sabemos exactamente cómo la tocaba Liszt. Pero en sus cartas él dice que la ejecución de la obra llegaba a una hora, lo que indica que tocaba la sonata en un tempo mucho más lento que el indicado por Beethoven. Eso es lo bueno que tienen las grandes piezas de música: admiten lecturas y ejecuciones muy diferentes, están abiertas a interpretaciones casi opuestas. Beethoven tenía metrónomos que eran muy, muy rápidos, y, a juzgar por cómo la tocaba Liszt, todo era muchísimo más lento. Hay cantidad de grabaciones, y el arco de interpretaciones que uno descubre es enorme. En cierto modo, es una pieza muy interesante para cualquier pianista también porque los límites interpretativos son generosamente amplios, y la misión del ejecutante consiste en que su visión resulte convincente.-¿Y qué visión es la suya? ¿Qué es para usted la Sonata Hammerklavier?-¿Para mí? Diría que para mí es una sinfonía. Una sinfonía que tiene un efecto maravilloso en el piano.Para agendarDaniil Trifonov (piano), obras de Rameau, Rachmaninov, Mozart y Beethoven. Lunes 15 de julio, a las 20, en el Teatro Colón (Libertad 621).

Fuente: Clarín
12/07/2024 18:36

Daniil Trifinov, el pianista y compositor ruso del momento, elogiado por Martha Argerich, se presenta por primera vez en el Colón

Su concierto será el próximo lunes 15 de julio.Según la argentina, "Nunca había escuchado algo así antes"

Fuente: La Nación
12/07/2024 14:18

Carlos Alcaraz, finalista en Wimbledon: venció a Daniil Medvedev y el domingo intentará retener la corona

Carlos Alcaraz vive un momento de plenitud: campeón vigente de Wimbledon, demuestra que no está dispuesto a ceder así nomás el cetro que lució por primera vez en 2023. Este viernes se recuperó luego de ceder el primer set ante Daniil Medvedev y lo venció por 6-7 (1), 6-3, 6-4 y 6-4 en dos horas y 55 minutos de partido en el majestuoso All England. Ahora, el español espera por el ganador de Novak Djokovic-Lorenzo Musetti, que jugarán a continuación, para conocer a quién enfrentará el domingo en ese mismo court.Alcaraz, de 22 años, tercer cabeza de serie del torneo, ya había ganado a Medvedev, de 28, quinto favorito, en las semifinales el año pasado en Wimbledon. El español puede igualar en el palmarés del torneo, si gana el domingo en la final, a su compatriota Rafael Nadal, que se impuso en 2008 y 2010. Además, Alcaraz, que busca su cuarto título de Grand Slam, se convertiría con una hipotética victoria el domingo en el sexto jugador en ganar Roland Garros y Wimbledon el mismo año.El primer set mostró la igualdad entre ambos jugadores, que rompieron el servicio de su oponente en dos ocasiones para llegar al tie-break, que fue claramente favorable al ruso 7-6 (7/1). El español, más errático en es primera parcial, cometió quince errores no forzados frente a ocho del ruso. Era la tercera vez en este torneo de Wimbledon que el español cedía el primer set. Pero Alcaraz supo sobreponerse a ese primer revés psicológico y en el cuarto juego del segundo set rompió el servicio a su rival para ponerse 3-1 y acabar ganando el set por 6-3.El español tras un titubeante primer set, parecía recuperado y pronto volvió a quebrar el servicio de su rival en el tercer juego del siguiente set, para ponerse en ventaja de 2-1 y cerrar la manga en 6-4. Imparable, el español, más agresivo en su juego y arriesgando más con sus golpes, rompió dos veces el servicio de su rival en el cuarto y definitivo set, por uno de su rival, para ganar la manga final por 6-4. Con este triunfo, el español domina en los enfrentamientos a Medvedev con cinco victorias en siete duelos. El español, que se impuso este año a Medvedev en la final de Indian Wells, se pone en ventaja además en los enfrentamiento en Wimbledon entre ambos. Si Medvedev se había impuesto al español se segunda ronda en el torneo londinense de 2021, Alcaraz se ha tomado la revancha con dos victorias seguidas en semifinales contra el ruso, en 2023 y 2024.El punto decisivo¡CARLOS ALCARAZ ES FINALISTA DE #WIMBLEDON! ð??ªð??¸ð??¥ð??º Mirá #Wimbledon en #DisneyPlus. pic.twitter.com/fC4hDvMVag— ESPN Tenis (@ESPNtenis) July 12, 2024Alcaraz jugará el domingo en la catedral del tenis con un título de campeón en juego. Igual que la selección de su país en la Eurocopa de Alemania, que se medirá con Inglaterra por el título de campeón continental. En la entrevista posterior al partido con Medvedev, Alcaraz se refirió a la coincidencia: "El domingo será un gran día para España", dijo. Y recibió el abucheo de la mayoría de ingleses que había en la cancha principal del All England. "No he dicho que España vaya a ganar", agregó, diplomático.Además, se refirió al partido con el ruso: "Estoy muy contento por jugar sin techo por fin. Son condiciones diferentes, y estoy muy feliz con mi actuación de hoy. Empecé muy nervioso, él dominaba el partido jugando un gran tenis, con su servicio y su resto [devolución]. Fue difícil para mí, pero intenté quitarme los nervios al principio del segundo set. Me ayudó ponerme 3-1, y después pude hacer mi juego, pude disfrutar más del encuentro, intenté dar buenos golpes, me he movido bien y creo que he jugado un muy buen partido". "I didn't say Spain is going to win, I'm just saying it's going to be a really fun day" ð???Carlos Alcaraz, ever the diplomat ð???#Wimbledon pic.twitter.com/s1HZQrN8ZC— Wimbledon (@Wimbledon) July 12, 2024Alcaraz continuó y dejó detalles de su estrategia en el encuentro ante el jugador moscovita de 28 años: "He intentado hacer cosas distintas, no solo jugar intercambios [peloteos] largos. He intentado hacer cortados, dejadas [drops], ir a la red todo lo que pudiese, para que él no hiciese su juego. Hubo pocos puntos que fueron largos, he intentado hacer mi juego y no sobrepasar los 10-12 golpes en cada punto, aunque fue complicado", confesó. Y sobre la final del domingo, el murciano de 21 años anticipó: "Siento que ya no soy nuevo, sé cómo me sentiré antes de la final, ya he estado en esta posición antes. Intentaré evitar las cosas que no fueron bien, mejorándolas, y hacer las cosas que hice bien el año pasado".

Fuente: La Nación
12/07/2024 05:18

Daniil Medvedev vs. Carlos Alcaraz, en vivo: cómo ver online el partido de Wimbledon 2024

Este viernes se disputan las semifinales del torneo individual masculino de Wimbledon 2024 y el primero de los partidos es entre Daniil Medvedev y Carlos Alcaraz. El encuentro se disputa desde las 9.30 (hora argentina) en el court central del All England Lawn Tennis Club de Londres y el ganador avanza a la definición vs. el serbio Novak Djokovic o el italiano Lorenzo Musetti, que se enfrentan en el segundo turno.El encuentro entre el ruso y el español se transmite en vivo a través de ESPN 2, por lo que está disponible online en la plataforma digital Disney+. Además, el canal deportivo se puede sintonizar en Flow, DGO y Telecentro Play.Los europeos se vuelven a enfrentar en la misma instancia que la temporada pasada, cuando el ibérico ganó por un triple 6-3 y dio un paso más a la que luego sería su coronación. El ruso, quinto preclasificado en esta edición y protagonista de seis finales de Gran Slam, dio la gran sorpresa de los cuartos de final al superar al N° 1 del mundo, Jannik Sinner, por 6-7 (7), 6-4, 7-6 (4), 2-6 y 6-3. Su rival, el español, es el defensor del título y accedió a estar entre los mejores cuatro con un triunfo sobre el norteamericano Tommy Paul (12°) por 5-7, 6-4, 6-2 y 6-2.En la previa, el favorito al triunfo, y en consiguiente a avanzar a la definición, es Alcaraz con una cuota máxima de 1.31 contra 4.22 que cotiza su derrota, es decir una victoria de Medvedev.El historial entre ambos tenistas tiene seis antecedentes con cuatro victorias del español y dos del ruso. La última vez que se vieron las caras fue esta temporada en la final del Masters 1000 de Indian Wells con triunfo y título para el joven tenista de 21 años por 7-6 (5) y 6-1.Tabla de campeones de WimbledonRoger Federer (Suiza) - 8Novak Djokovic (Serbia) / Pete Sampras (Estados Unidos) / William Renshaw (Reino Unido) - 7Björn Borg (Suecia) / Laurie Doherty (Gran Bretaña) - 5Rod Laver (Australia) / Tony Wilding (Australia) - 4John Newcombe (Australia) / John McEnroe (Alemania) / Fred Perry (Reino Unido) / Boris Becker (Alemania) / Reggie Doherty (Gran Bretaña) / Arthur Gore (Gran Bretaña) / Bill Tilden (Estados Unidos) - 3

Fuente: La Nación
09/07/2024 14:36

Daniil Medvedev quebró la racha: derrotó al número 1 del mundo, Jannik Sinner, y volverá a jugar la semifinal de Wimbledon

Si había un jugador que ponía en situación de apremio al italiano Jannik Sinner (1°) previamente a un eventual choque con Carlos Alcaraz (3°), ese era Daniil Medvedev (5°). Un obstáculo siempre complejo para el N° 1 del mundo y al cual había derrotado en seis ocasiones en los 11 enfrentamientos que habían sostenido previamente. Pero este era distinto. En Wimbledon, donde nunca se habían cruzado. Y, además, buscaba romper una racha de cinco derrotas consecutivas ante Sinner y vengar su amarga derrota ante el italiano en la final del Abierto de Australia de este año, cuando desperdició una ventaja de dos sets.Medvedev, que no lo superaba desde la final del Masters 1000 de Miami 2023, tuvo su reencuentro con la victoria. Cabía esperar un duelo de alto vuelo, largo, de definición incierta. Tuvo todo eso y el ruso confirmó los presagios: estando en buenas condiciones y en sintonía con su tenis, siempre estará entre los candidatos.En cuatro horas de una batalla cambiante y sumamente atractiva, de un juego veloz, de ángulos imposibles, Medvedev (4°) amplió su ventaja en el historial y derrotó a Sinner por 6-7 (7-9), 6-4, 7-6 (7-4), 2-6 y 6-3, con lo que avanzó a las semifinales del tradicional Grand Slam sobre césped por segundo año consecutivo. En el match point, en el noveno game del quinto set, ya sacando 40-0 y con triple oportunidad de definición, lo resolvió con absoluta naturalidad tras la devolución de su rival y con ese revés que causa estragos. Rápido y contundente.En cuanto a los números, el saque del ruso tuvo sus vaivenes, con 15 aces y 11 doble faltas, aunque tuvo un muy buen porcentaje de puntos ganados con el primer servicio: 76% (91 sobre 119). En cuanto a la efectividad, metió 119 de 174, para un total del 68%. En los mismos rubros, Sinner concretó 17 aces y sólo cometió 4 dobles faltas, con un 80% de tantos obtenidos con el primer servicio (78 de 97) y 65% de primeros saques dentro (97 de 150).Sinner ganó el primer parcial en un ajustado tie-break tras salvar un punto de set, pero los errores empezaron a aparecer en su juego y, tras perder el segundo set, tuvo que abandonar la pista al principio del tercero tras sentirse aparentemente con una dolencia. A pesar de perder el tie-break del tercer set, Sinner se recuperó en el cuarto y llevó el partido a un decisivo quinto parcial. Sin embargo, Medvedev logró un rápido quiebre de servicio y se mantuvo firme para imponerse sobre el líder de la clasificación mundial.En 2023, Medvedev también había alcanzado esta instancia en el All England y le tocó enfrentar en semifinales al español Alcaraz, que lo derrotó sin atenuantes por un triple 6-3. Podría volver a encontrárselo en esta oportunidad, siempre y cuando el campeón de Roland Garros elimine en su partido de los cuartos de final al estadounidense Tommy Paul (12°).La definición del partidoMedevedev wins a marathon ð???@DaniilMedwed takes down world No.1 Jannik Sinner 6-7(7), 6-4, 7-6(4), 2-6, 6-3 in exactly four hours to reach the SF#Wimbledon pic.twitter.com/djoXtnDmJl— Wimbledon (@Wimbledon) July 9, 2024

Fuente: Ámbito
09/07/2024 14:21

Wimbledon: Daniil Medvedev le ganó a Jannik Sinner en cinco sets y llegó a las semifinales

El tenista ruso Daniil Medvedev (5°) dio la sorpresa del día en Wimbledon y eliminó al italiano y N°1 del mundo, Jannik Sinner, para meterse en las semifinales del tercer Grand Slam de la temporada.




© 2017 - EsPrimicia.com